Infraestructura

puerto_thumb250px_

El Poder Ejecutivo pretende eliminar en 2017 el precintado electrónico que se coloca a los camiones cigüeña que trasladan automóviles desde el recinto portuario capitalino hasta la terminal de Puntas de Sayago, donde permanecen en tránsito hasta su salida del país. Para ACAU, es un cambio positivo, aunque una solución muy parcial.

El  presidente  de  la  Administración  Nacional  de  Puertos (ANP), Alberto Díaz, dijo a este Anuario ACAU que se pretende flexibilizar el régimen actual de precintado  establecido  por  la  Dirección  de  Aduanas  para que el movimiento de coches “no signifique un aumento de costos” para los importadores.

“Desde la ANP se pretende que la terminal de Puntas  de  Sayago  sea  realmente  lo  que  pretendió  ser,  que es una extensión del puerto de Montevideo. Por eso,  se  quiere  hacer  alguna  consideración  con  este  tema”,  indicó  el  jerarca.  La  alternativa al  precintado  pasa  por  establecer  algún  otro  tipo  de  control  al transporte de coches una vez que abandonan la zona portuaria,  aunque  todavía  no  está  establecido  qué  mecanismo se empleará.

Díaz  explicó  que  se  mantienen  conversaciones  con  la  Dirección  Nacional  de  Aduanas  y  con  otras  jerarquías  del  gobierno  para  que  el  nuevo  régimen pueda  ser  adoptado cuanto  antes.  “No  lo  tenemos  del todo definido, pero la idea es facilitar la operativa”, aseguró la autoridad portuaria.

El  precintado  electrónico  enlentece  la  salida  de  los  vehículos  y  encarece  la  operativa,  ya  que  cada  camión  paga  43  dólares  por  el  procedimiento.  Este  tema  ha  sido  uno  de  los  planteos  que  ACAU  elevó  al  gobierno  con  el  objetivo  de  que  sea  modificado,  especialmente si se tiene en cuenta que los puertos de Argentina y Brasil que operan con automóviles no exigen esta medida de seguridad aduanera.

El  puerto  de  Montevideo  evidencia,  bajo  el  sistema  vigente,  una  desventaja  ante  sus  pares  de  la  región, que captan esa carga solicitada por importadores  que  quieren  hacer  más  veloz  y  económico  el  proceso.  Esto  genera  que  empresas  navieras  opten  por ingresar los coches en tránsito en los puertos de esos países antes que en Montevideo, para después disponer su traslado a destino final.

A la luz de que se analiza un cambio en el sistema hasta el momento vigente, ACAU entiende que es una muy buena noticia, que redundará en que se agilicen los procesos en el movimiento de coches en tránsito y también para los que tienen a Uruguay como destino.

Para  ACAU,  el  control  de  la  carga  de  automóviles puede  llevarse  a  cabo  mediante  el  número  VIN  y  el  motor,  grabado  en  origen  en  cada  unidad.  Esto  permite realizar una trazabilidad de los automóviles y los utilitarios desde su fabricación hasta el usuario final.

Un 2016 gris con vistas a un 2017 positivo

El  año  2016  registró  una  contracción  importante  en el número de operaciones de carga y descarga de vehículos,  según  información  proporcionada  por  el  operador  del  rubro,  la  firma  Auto  Terminal  Montevideo (ATM).

El movimiento general de automóviles en el puerto cayó en 2016 un 18%, respecto a 2015. El ingreso a  plaza  se  redujo  22%,  mientras  que  el  ingreso  en  tránsito  registró  un  descenso  de  12%.  Esta  realidad  se refleja también en la caída de ingresos de buques Ro-Ro  con  automóviles  a  la  terminal  capitalina:  de  92  en  2015  a  72  en  2016.  En  líneas  generales,  desde marzo hasta agosto la operativa se redujo fuertemente,  pero  desde  setiembre  en  adelante  comenzó  a experimentar una muy leve recuperación.

Estas cifras contrastan con el cierre del movimiento  global  del  puerto  capitalino,  que  movió  más  de  5% más de carga que en el año precedente, especialmente de la mano del aumento de la carga en tránsito que arribó con destino final a Argentina y Paraguay.

Desde la ANP y ATM se espera que en 2017 soplen vientos  más  favorables.  Las  perspectivas  son  alentadoras, especialmente si se tiene en cuenta que la economía uruguaya vuelve al sendero del crecimiento y que ello puede repercutir en un mayor dinamismo  del  sector  automotriz.

En  particular,  desde  ATM  se proyecta un crecimiento de la actividad de 10% en 2017 respecto a 2016. Se trata de un guarismo positivo, pese a que no se espera alcanzar los niveles de actividad de 2015.

¿Pero qué sucedió con el uso del espacio disponible para  el  almacenamiento  de  automóviles  en  el  recinto portuario? Lo ocurrido este año en los predios disponibles es un fiel reflejo de lo que ocurrió con el mercado automotor.  La  contracción  de  la  demanda  motivó  que hubiera  una  capacidad  ociosa  que  no  era  esperada  hace un año.

Las  tres  hectáreas  disponibles  dentro  del  recinto  portuario  fueron  utilizadas  por  completo  por  el  operador ATM, no así el predio de 1,2 hectáreas que adquirió en Puntas de Sayago, que tuvo una ocupación promedio  de  50%  en  2016,  lo  que  contrasta  con  el  90%  de utilización de 2015.

La  poca  actividad  motivó  que  ATM  no  solicitara  la  ampliación del predio que tenía previsto concretar a lo largo de 2016. No era necesario ya que la operativa vehicular no lo ameritaba, se explicó desde la compañía. Tampoco  se  utilizó  en  la  mayoría  de  2016  el  predio de  dos  hectáreas  que  ofreció  el  consorcio  Terminal Cuenca del Plata (TCP). Si la operativa con automotores lo requiere, se podrá recurrir a ese lugar durante 2017, dijo  el  presidente  de  ANP.

Actualmente,  TCP  le  otorga  prioridad al almacenaje de carga destinada a la construcción de molinos eólicos en sus espacios, acotó Díaz. Por otra parte, la playa ubicada en Camino Bajo la Petiza, mantuvo su nivel de operaciones, tanto con vehículos que ingresaron en tránsito con destino a países del Mercosur, como con coches que tuvieron la plaza local como destino final.   

La  caída  del  movimiento  vinculado  al transporte  de  vehículos  y  la  existencia de  un  parque  de  entre  25  y  30  camiones cigüeña para el traslado de las unidades –como  en  2015-  motivó  que  no  se  registraran mayores demoras ni cuellos de botella al momento de mover la carga desde el recinto portuario hacia las otras playas de acopio.

Con  vistas  a  un  mejor  desempeño  del  sector,  se  aguarda que en 2017 la subutilización del espacio se revierta y que la terminal de Puntas de Sayago cobre mayor protagonismo en la logística portuaria asociada al comercio automotor, según coincidieron en señalar desde ANP y ATM. Si  esto  ocurre,  y  se  concreta  un  cambio  en  el  régimen  de  precintado  de  la  carga  en  tránsito  que  es  trasladada  fuera  del  puerto  de  Montevideo,  sin  dudas  la  operativa  cobrará  mayor  dinamismo  y  habrá  un motivo de celebración.

Fuente: Anuario 2016 de ACAU