Seguridad Vial

accidente_1

La subsecretaria de Salud Pública, Cristina Lustemberg, el presidente de Unasev, Gerardo Barrios, y el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, coincidieron respecto a apoyar la Ley de Tolerancia Cero de Alcohol en Sangre vigente en el país. Indicaron que la aceptación de la ciudadanía a la medida y la incidencia de esto en la baja de la siniestralidad son argumentos suficientes para que continúe implementándose.

“Como Ministerio de Salud Pública queremos decir nuestra postura: En el país, desde el año 2016, se viene aplicando la Ley de Tolerancia Cero de Alcohol en Sangre, lo que significó que solo en el 6 % de los siniestros de tránsito se identificara a personas con espirometría positiva. Con la gravedad que el tema implica para la salud, estamos de acuerdo en que esta fue una medida de alto impacto”, indicó la subsecretaria, Cristina Lustemberg, en apoyo a la normativa que dispone que quien conduce no puede beber alcohol, y en respuesta a comentarios públicos de legisladores y del intendente de Cerro Largo, Sergio Botana, contrarios a esta disposición.

Tras la firma del compromiso para la implementación del Plan Operativo de Seguridad Vial con la Intendencia de Montevideo, el presidente de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev), Gerardo Barrios, dijo: “Cuando se analiza una ley vinculada al tránsito, como las 12 que aprobamos de 2008 hasta ahora, se buscan indicadores de resultados y estos son tan positivos que generaron un cambio de conducta en la población, no conviene innovar, sabiendo que todo lo hecho se basa en las recomendaciones de Naciones Unidas”.

“Cuando tomamos alcohol, ya no salimos a conducir. Eso se comprueba en que en el 94 % de los siniestros de tránsito el alcohol es cero. Esos resultados nos ubican en el mejor lugar del Cono Sur en cuanto a políticas preventivas”, agregó. Además recordó el reconocimiento internacional que Uruguay genera por estas acciones, entre otras que benefician la salud de las personas.

El intendente de Montevideo, Daniel Martínez, también presente en el encuentro, sostuvo: “Por más que, teóricamente, no sería grave tomar una copa de vino o medio vaso de whisky, en la práctica eso genera una puerta abierta. La vida demostró que cuando ponés alcohol cero la gente no toma y así se evita la pérdida de una vida, una lesión permanente, no solo de la persona que toma, sino también de personas inocentes. Yo respeto a todo el mundo, no soy el dueño de la verdad, pero estoy convencido de que lo mejor es seguir con alcohol cero”.

Fuente: Presidencia de la República