Medio Ambiente

automovil_oxford

La ciudad universitaria de Oxford presentó un plan para prohibir el uso de automóviles de gasolina y diesel en su centro como parte del conjunto de propuestas más radical hasta ahora en Gran Bretaña para frenar la contaminación.

Mientras que Londres está implementando una "zona de emisión ultra baja", que verá que los vehículos que consumen más gasolina pagan tarifas diarias para ingresar al centro de la ciudad a partir de 2020, la "Zona de emisión cero" de Oxford prohibirá que los vehículos emisores ingresen a parte del centro de la ciudad desde esa fecha

Desde que Volkswagen, fabricante de automóviles alemán, admitió en 2015 que hacía trampas en las pruebas de emisiones de Estados Unidos, políticos de todo el mundo han revelado planes para controlar vehículos diesel con el objetivo de mejorar la calidad del aire y cumplir objetivos más estrictos.

"Todos los que manejamos o utilizamos vehículos a gasolina o diesel a través de Oxford están contribuyendo al aire tóxico de la ciudad", dijo el miembro del consejo municipal John Tanner.  "Todo el mundo necesita hacer su parte - desde el gobierno nacional y las autoridades locales a las empresas y los residentes - para poner fin a esta emergencia de salud pública."

En la primera etapa de sus planes a partir de 2020, los taxis, los automóviles, los vehículos comerciales ligeros y los autobuses que no tienen emisiones cero, serán prohibidos en seis calles del centro de la ciudad, incluso cerca de la mundialmente famosa sociedad de debate de Oxford Union.

La zona se ampliará gradualmente para incluir más calles y más tipos de vehículos hasta 2035 cuando todos los vehículos que emitan, incluidos los camiones, serán prohibidos desde el centro. Los políticos locales elaborarán los planes finales después de que la consulta se cierre el 26 de noviembre.

Gran Bretaña ha dicho que prohibirá la venta de todos los nuevos carros de gasolina y diesel a partir de 2040, replicando los planes de Francia y los alcaldes de París, Madrid, Ciudad de México y Atenas, que apuntan a prohibir vehículos diesel de sus centros urbanos para 2025.

Fuente: http://www.energia16.com