Mercado

autos-japon-3

El sector automotor vivirá en los próximos años un verdadero “boom” y de aquí a 2030 podrá duplicar prácticamente su facturación, sobre todo por los cambios revolucionarios que se avecinan, pronosticaron expertos que analizaron el futuro del automóvil.

La facturación aumentará en los próximos 12 años de los 3.400 millones de dólares en la actualidad a por lo menos 6.600 millones de doláres en 2030, indica el estudio presentado hoy por la consultora McKinsey.

Los factores que determinarán el crecimiento son la prestación de nuevos servicios de movilidad, los autos autónomos y tracciones alternativas. Lo que hoy representa apenas un uno por ciento de la facturación global del sector aumentará en forma exponencial hasta cubrir una cuota del 25 por ciento.

“La industria automotriz tendrá una época dorada, siempre y cuando sepa resolver los cambios disruptivos que se avecinan”, explicó Andreas Tschiesner, director europeo de McKinsey para el área automotor.

Lo fundamental es, advirtió, que ningún constructor podrá resolver los desafíos ni realizar las extraordinarias inversiones necesarias por sí solo. “El éxito dependerá en el futuro del manejo de las alianzas que se tejan”, apuntó Timo Möller, uno de los autores de la investigación.

Las compañías automotrices se convertirán en prestadores de servicios de movilidad, ofreciendo nuevos servicios complementarios como nuevas aplicaciones, modelos de carsharing, servicios de transportes y organización de tránsito. Además, el sector atenderá la demanda de autos con motores eléctricos y de conducción autónoma, fenómeno que se podrá apreciar en las primeras ciudades en poco más de tres años, en 2021.

Fuente: https://www.elmundo.cr