Mercado

images_1

La industria automotriz en México cayó —por quinta ocasión en el año— en un nuevo bache durante octubre, al comercializar 10,2%  menos unidades respecto al mismo mes del 2016, con la colocación de 123.318 vehículos ligeros, en donde Nissan, la líder del mercado mexicano, con 24% de participación, redujo sus ventas en 23,5% (8.360 unidades).

En octubre pasado, los distribuidores de vehículos ligeros dejaron de vender 14.065 vehículos ligeros en México, comparado con el mismo mes del 2016, aunque tan sólo las marcas automotrices de gran volumen de venta como Nissan, General Motors, Ford y Volkswagen sumaron 16.163 unidades menos.

De acuerdo con las cifras de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), la caída en octubre es la mayor a igual mes desde el 2009, cuando se presentó la crisis económica internacional.

Si bien el porcentaje de 10,2% se ubica como el segundo más bajo del 2017, el volumen de venta de octubre se coloca como el cuarto más alto de los 10 primeros meses, derivado de la desaceleración que enfrenta el sector.

Los distribuidores precisaron que la menor compra de autos se deriva de un incremento en la inflación que ha pegado en el precio de los autos, un menor otorgamiento del crédito, el ajuste del impacto de los sismos durante septiembre y la confianza del consumidor que se mantiene conservadora.

Fuente: América Economía