Medio Ambiente

carros_europa_tranisto_thumb250px_

Con el objetivo de contribuir a acelerar la transición hacia los nuevos vehículos de emisiones bajas e incluso nulas, la Comisión Europea propone nuevas metas para las emisiones medias de CO2 de la totalidad de parque de turismos y furgonetas nuevos de la UE.

Por ello, ha dado un paso que podría ser decisivo para la aplicación de los compromisos suscritos por la UE en virtud del Acuerdo de París en lo que respecta al objetivo vinculante de reducir las emisiones, al menos, en un 40 por 100 hasta el año 2030.

En este sentido, Jean-Claude Junker ha declarado su voluntad de que Europa se convierta en “líder de la lucha contra el cambio climático”, remarcando que sus propuestas para conseguir el objetivo son realistas, ambiciosas y aplicables. Así, tanto para los turismos nuevos como para las furgonetas nuevas, las emisiones medias de CO2 tendrán que ser un 30 por 100 inferiores en 2030 con respecto a 2021, y en este sentido, Maroš Šefčovič, vicepresidente responsable de la Unión de la Energía, ha declarado que “hemos entrado en una era de transformación económica favorable para el clima. El conjunto de propuestas presentado crea las condiciones necesarias para que los fabricantes europeos lleven la delantera en la transición energética mundial en lugar de seguir a otros”

Por su parte, el comisario de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, ha añadido que la “carrera mundial para el desarrollo de vehículos limpios ya ha comenzado, y no hay marcha atrás”, remarcando que para ello “necesitamos los objetivos e incentivos apropiados, y eso precisamente es lo que se ofrece con estas medidas sobre las emisiones de CO2 de turismos y furgonetas”

La comisaria de Transportes, Violeta Bulc, ha señalado que la Comisión “ha adoptado unas medidas sin precedentes en respuesta a un reto cada vez mayor: hallar el equilibrio entre las necesidades de movilidad de los europeos y la protección de su salud y de nuestro planeta. Se han tenido en cuenta todas las dimensiones de este reto. Así, promovemos unos vehículos más limpios, velamos por que la energía alternativa sea más accesible y buscamos la mejora de la organización de nuestro sistema de transporte”.

Lo que detalla el paquete de movilidad limpia

Nuevas normas sobre emisiones de CO2 destinadas a ayudar a los fabricantes a aceptar la innovación y suministrar vehículos de bajas emisiones al mercado. La propuesta también incluye objetivos tanto para 2025 como para 2030. El objetivo intermedio de 2025 garantiza que las inversiones se pongan en marcha desde ahora. Por su parte, el objetivo de 2030 ofrece estabilidad y marca una dirección a largo plazo para que se mantengan estas inversiones. Estos objetivos contribuyen a impulsar la transición de los vehículos con un motor de combustión convencional a los vehículos limpios.

Un plan de actuación y soluciones de inversiones para el despliegue transeuropeo de la infraestructura para los combustibles alternativos. El objetivo es lograr un mayor nivel de ambición en los planes nacionales, incrementar la inversión y conseguir una mayor aceptación por parte de los consumidores.

La revisión de la Directiva del transporte combinado, que fomenta el uso combinado de diferentes modos para el transporte de mercancías (p. ej. camiones y trenes), hará que sea más fácil para las empresas obtener incentivos y, por tanto, alentará el uso combinado de camiones y trenes, gabarras o barcos para el transporte de mercancías.

"En consecuencia, habrá más opciones de movilidad, de mayor calidad y más asequibles", especialmente para los ciudadanos con menos recursos económicos. La iniciativa de las baterías reviste una importancia estratégica para la política industrial integrada de la UE, especialmente de cara a que los vehículos y demás soluciones de movilidad del mañana y sus componentes sean inventados y fabricados en la UE.

Fuente: https://logistica.cdecomunicacion.es