Gremiales

 

 

Los trámites para el empadronamiento de vehículos nuevos no sufrirán contratiempos en el ocaso de 2012, según una reciente resolución de la Intendencia de Montevideo. En un comunicado emitido en los últimos días, la comuna dejó sin efecto la medida de suspender por 17 días la entrega de matrículas a vehículos nuevos. En suma y para beneplácito de los actores involucrados, el comercio automotor no se verá interrumpido.

Vale recordar que ACAU alertó el pasado 16 de noviembre, que el comercio se interrumpiría como consecuencia de ajustes que las intendencias se aprestaban a realizar en el sistema informático que administra el Sistema Único de Cobro de Ingresos Vehiculares (SUCIVE). En efecto y para unificar los sistemas de empadronamiento, las intendencias se aprestaban a suspender la matriculación entre el 21 de diciembre de 2012 y el 7 de enero de 2013.

Fue así que las intendencias, con Montevideo a la cabeza, llegaron a solicitar a las empresas de comercialización de vehículos y gestorías que ante el nuevo escenario, devolviesen el día 21 de diciembre las matrículas que hasta esa fecha estuviesen en su poder.

A raíz del anuncio realizado, ACAU solicitó una entrevista inmediata al Director de Tránsito y Transporte de la Intendencia de Montevideo, Hugo Bosca. En un contexto de diálogo constructivo, el jerarca anunció un cambio que consideramos trascendental. Estoes: las automotoras que no dispongan de chapas podrán seguir empadronando los vehículos comercializados con un permiso provisorio de 72 horas. En ese lapso, los nuevos propietarios deberán presentarse en las oficinas de la Intendencia de Montevideo (Pedernal 2219) para obtener el juego de matrículas definitivo.

El gerente de la Asociación Dr. Ignacio Paz, dijo que “el resultado del encuentro es el esperado, la Intendencia reaccionó a tiempo y eso gracias a un diálogo franco, rápido, y efectivo” y remarcó la necesidad de la previsibilidad de las medidas. En ese sentido agregó que “todos los actores necesitamos de una comunicación abierta para el bien de los consumidores”.

Paz destacó que el marco de la reunión a la que también asistieron otros gremios del rubro, es alentador porque “por primera vez en muchos años notamos que la División de Tránsito y Transporte de la Intendencia está abierta al diálogo fluido y al intercambio de opiniones. Esta es la clave para evitar en el futuro perjuicios que terminaría pagando el consumidor final”.



Siguen las incongruencias de valores de la “patente única”

La Directiva de ACAU sigue a la espera de una reunión con el SUCIVE. La idea de la gremial es proponer cambios en el método de fijación del monto imponible para el cálculo de la patente de rodados, lo que permitiría acercarse a un sistema más justo y sin las incongruencias de magnitud que se están verificando.


Conviene recordar que:

1)      El sistema actual toma como base de cálculo el Documento Único Aduanero (DUA), certificado que no aporta una descripción del modelo que permita vincular la operación con un tipo de vehículo en particular.

2)      La importación de unidades de Argentina y Brasil que ingresan al amparo de los acuerdos ACE Nº 57 y ACE Nº 2 (CAUCE Y PEC respectivamente), dentro de un cupo establecido, están exentos de pagar aranceles, mientras que aquellos que ingresan sin este beneficio deberán abonar un arancel establecido en dichos acuerdos. De esa manera se da la situación de que un mismo modelo tiene valores distintos, según sea importado al amparo del cupo o no.


Por este hecho ACAU sugiere:


Sustituir el régimen actual tomando como base el formulario de Declaración Informativa 3300 de la DGI y que cada importador debe presentar ante dicha Dirección para cada modelo comercializado, ya que en dicho documento consta el precio probable de venta al público sin IVA ni IMESI y la categoría de IMESI que aplica al modelo presentado.

Así será más fácil y objetivo obtener el precio de venta al público sin IVA de cada unidad 0 km. Es precisamente en este nivel que se podría aplicar la alícuota del 4,5% que establece la normativa vigente para el cálculo de la patente única.

ACAU entiende que de esta forma, se obtendría un valor único, transparente, coherente y justo.