Parque Automotor


En Uruguay una persona que compra un vehículo cero kilómetro y tiene un siniestro de tránsito puede tener que esperar hasta cuatro meses para volver a utilizar su coche. La falta de repuestos originales en plaza es uno de los mayores problemas que afrontan en la actualidad aseguradores y talleristas, y por eso existen demoras en la entrega de los automóviles a los propietarios. Los retrasos generan quejas de los conductores que insisten con el tema y presentan a diario reclamos por la situación, dijeron a El Observador distintos empresarios del sector.
El déficit en el mercado de los repuestos fue detectado incluso por el Poder Ejecutivo, que en el proyecto de Rendición de Cuentas que está a estudio del Parlamento incluyó un artículo para obligar a las importadoras de autos a tener piezas en stock durante un determinado período, que será reglamentado con posterioridad.
Ante la ausencia de repuestos en el mercado nacional, la única alternativa es traerlos del exterior. Sin embargo, ese proceso lleva en promedio 45 días, dijo a El Observador el vicepresidente del Centro de Talleres Mecánicos de Automóviles, Fernando Borgno. Eso genera atrasos en las reparaciones y dejan a los propietarios durante tres meses, o más, con sus autos cero kilómetro parados.
Según advirtió el tallerista, la mayor dificultad se verifica en los vehículos de origen chino y en los que provienen de Argentina o Brasil. Pero el déficit también afecta a los autos usados, donde la situación ha incrementado el robo de vehículos para obtener las piezas faltantes.
Nueva ley
 
El Ministerio de Economía decidió legislar sobre el tema tras las reiteradas denuncias de usuarios al Área de Defensa del Consumidor por la carencia de repuestos en plaza, informó a El Observador la directora general de Comercio de la cartera, Rosa Osimani. Sostuvo que el año pasado hubo alrededor de 800 reclamos vinculados al mismo problema.
El artículo 134 del proyecto de Ley de Rendición de Cuentas establece que una vez importado un producto el proveedor está obligado a asegurar el stock de repuestos. Las piezas deberán estar en plaza lo que dure la garantía del vehículo o el tiempo que disponga la reglamentación específica.
“La oferta de componentes y repuestos deberá ser mantenida por un período razonable o por el que disponga expresamente la reglamentación. El proveedor obligado por la garantía deberá disponer, durante su vigencia, de componentes y repuestos”, señala el texto que será agregado a la Ley de Relaciones de Consumo del año 2000.
La directora general de Comercio del MEF afirmó que el articulado fue agregado por los problemas generados en torno al tema en el mercado automotriz.
“Hubo quejas de los consumidores por las demoras de los repuestos y sobre todo lo que aumentó en forma considerable es en el caso de los nuevos, ya que hubo una incorporación muy importante de automóviles nuevos al mercado. En esos casos existían problemas y dificultades de grandes demoras para conseguir los repuestos. La idea es que se mejoren los cálculos de stock en ese tipo de cosas”, dijo Osimani.
.
Osimani remarcó que las importadoras ponen a disposición del mercado una menor cantidad de repuestos de los que deberían, en relación a las unidades vendidas. “Cuando se compra un automóvil nuevo y se tiene problemas, al usuario le parece que tiene derecho a que el repuesto aparezca inmediatamente”, advirtió la jerarca de Economía.
Con apoyo
 
El tema fue tratado hace dos semanas en la comisión de Presupuesto de Diputados en el marco de la discusión parlamentaria de la Rendición de Cuentas. Según se advierte en las actas, los legisladores de todos los partidos mostraron receptividad a la nueva normativa. Ahora, el Poder Ejecutivo espera la aprobación del texto para que comience a regir la disposición.
Los talleristas y repuesteros consultados afirmaron que el déficit es generado por el crecimiento del parque automotor. También atribuyeron responsabilidad a la variedad de marcas y modelos disponibles en Uruguay.
“Hoy por hoy todas las marcas están trayendo seis o siete modelos nuevos. Todo eso que se vende necesita repuestos y hay escasez. En la parte de siniestros y de chapista es más notorio. Cuando chocan necesitás una lista grande de repuestos y hay grandes faltantes. En los autos nuevos la principal crítica es la falta de piezas de carrocería, como faroles o cuando se choca de frente, que se rompen muchas piezas”, explicó el vicepresidente del gremio de talleristas.
Atilio Cazajous, propietario de Cymaco Repuestos, dijo a El Observador que la escasez se genera porque en la actualidad hay más de 40 modelos en el mercado. El empresario señaló la existencia de marcas chinas que, pese a haber ingresado hace escaso tiempo al país, ya no tienen representante y dejaron de importar repuestos.
“Esto es un proceso. Bien cosa de los uruguayos, ¿cómo vas a comprar tanto auto diferente cuando vos vas a Buenos Aires o San Pablo y hay seis marcas que dominan el mercado? Acá hay como 40. El problema es que el uruguayo compra sin saber”, dijo Cazajous.
En tanto, un corredor de seguros dijo a El Observador que la falta de repuestos es una de las principales quejas realizadas por los clientes ante la imposibilidad de arreglar los vehículos en el corto plazo.
Ante la falta de repuestos originales, el dueño de Cymaco Repuestos señaló que la mayoría de los clientes optan por llevar una pieza sustitutiva de menor calidad para no dejar parado el auto. “Yo hago esta pregunta: vos mañana rompés un amortiguador y yo te vendo un alternativo, ¿vos vas a parar el auto?”, cuestionó.
Fuente: El Observador