Infraestructura



El centro de monitoreo costaría 4 millones de dólares. La IMM pretende crear un centro de gestión de movilidad urbana con una semaforización inteligente, monitoreo del tránsito a través de circuitos cerrados de televisión, instalación de cámaras en avenidas y cartelería para los usuarios.

 

Desde el departamento de Movilidad Urbana de la Intendencia de Montevideo se presentó en la Junta Departamental el proyecto de creación de un moderno centro de monitoreo del tránsito. Se aceptó en la ocasión que las obras de infraestructura, más allá de las buenas intenciones y deseos, no pueden acompañar el incremento de los vehículos y las alteraciones de la circulación vial.

Para mejorar la agilidad y fluidez del tránsito y minimizar la siniestralidad, el centro apoyará el Sistema de Transporte Metropolitano a través de la fiscalización y control de las unidades de las 5 empresas: con 1.500 ómnibus distribuidos en 140 líneas que llegan a 4.000 paradas, todo lo cual cubre hoy el 27% de la trama vial, avenidas con carriles preferenciales en 51 kilómetros y carriles exclusivos en 6 kilómetros (los del Corredor Garzón).

Según el ingeniero Boris Goloubintseff, director del Servicio de Ingeniería de Tránsito de la Intendencia, es preferible hablar de un centro de gestión de movilidad en lugar de un centro de monitoreo del tránsito. Para el técnico, "se entiende que gestionar la movilidad de la ciudad es mucho más que controlar los semáforos". También se debe incorporar tecnología y otros instrumentos que "permitan tener mayor información a la hora de tomar decisiones y de aplicar políticas de circulación".

Entre los pilares del instituto, habrá una semaforización inteligente para centralizar por lo menos las principales señales luminosas, y manejarlas de forma remota. Se hará también el monitoreo del tránsito a través de circuitos cerrados de televisión, con una cantidad importante de cámaras que permitirán ver en tiempo real la movilidad de los vehículos, y se instalarán carteles de mensajería variable para trasmitir al usuario las necesarias directivas, según los casos.

Goloubintseff sostuvo que para monitorear el sistema de transporte metropolitano se aprovecharán las nuevas tecnologías con las que están equipados los ómnibus de Montevideo, una serie de herramientas de software que se están desarrollando y la inclusión de equipamiento que permita una fiscalización electrónica valedera.

Cobertura.

En total, al concretarse el proyecto, el centro estaría cubriendo 400 intersecciones en Montevideo, un 64% de la red total de semáforos, y 127 kilómetros de la malla vial; alcanzando a tres grupos de arterias: "los principales corredores radiales hacia el Centro de la ciudad, los clásicos Rambla, Rivera, Avenida Italia, 8 de Octubre, Agraciada, Garzón y General Flores; los corredores transversales de interconexión, como pueden ser Bulevar Artigas en todos sus tramos, Batlle y Ordóñez, Luis Alberto de Herrera, y una zona del Centro de la ciudad donde se mueve el tránsito más importante de entrada y de salida a este; y también los corredores en sentido longitudinal este-oeste u oeste-este a Ciudad Vieja y Bulevar Artigas, y viceversa, con algunas interconexiones al norte, como ser Libertador y Fernández Crespo, que queremos priorizar", afirmó Goloubintseff.

El sistema del centro de monitoreo estará operando con 130 cámaras sobre los corredores y 20 cámaras en otros puntos de interés, "en aquellos lugares en los que no tenemos red de semáforos centralizable pero en los que nos interesa saber qué está pasando con el tránsito, sobre todo en los accesos a la ciudad de Montevideo por el lado norte y oeste", puntualizó el jerarca comunal.

El objetivo para el Sistema de Transporte es la implementación de 100 paneles con tecnología led, para trasmitir en tiempo real la información del pasaje de los ómnibus y tiempo de demora. La idea es cubrir las 100 paradas principales de transporte de acuerdo con el ranking actual, definido según su demanda de uso.

Se implementará asimismo un sistema de fiscalización electrónica que opere las 24 horas del día y los 365 días del año, que apunte a un mayor control de dos infracciones graves, como el no respeto a la luz roja del semáforo y el exceso de velocidad.

"También vamos a tratar de fiscalizar el estacionamiento prohibido, por cuanto sobre todo en los carriles preferenciales es una infracción grave, ya que molesta la circulación del transporte público", concluyó Goloubintseff.

Vigilarán en vivo y a distancia

Además de las nuevas obras viales que la Intendencia de Montevideo presentó para la segunda fase del Plan de Movilidad Urbana, se documentó el proyecto de un centro de control del tránsito que funcionará con un software específico para la gestión centralizada de semáforos, software para el procesamiento de los datos que provengan de la vía pública, y puestos de operación e interconexión con los demás sistemas de apoyo rápido a través de los inspectores de Tránsito, policía, y emergencias médicas.

Fuente: El País