Mercosur

Cuando esta semana la Asociación de Concesionarios de la República Argentina (Acara) termine de definir los números de ventas de 0 km de octubre, los concesionarios se encontrarán nuevamente con que el mes cerró en rojo.

La continuidad del plan de financiamiento oficial ProCreAuto parece no ser lo suficiente para remontar las ventas de unidades nuevas y, según datos que adelantaron a El Cronista, el décimo mes del año cierra con una caída de 41,7% respecto de igual período de 2013 cuando los concesionarios de 0 km habían comercializado 81.560 unidades. Es decir, los patentamientos del mes pasado estarían alrededor de las 47.608 operaciones.

Con estos números, los salones de ventas de unidades nuevas registraron el peor octubre desde 2009.

"Seguimos en rojo", aseguró un concesionario que prefirió el anonimato. "Quizás nos pueda ayudar en lo que resta del año la propuesta del Gobierno", agregó. Aunque quiere apostar al plan oficial ProCreAuto para mejorar los números, faltan entregar y patentar 16.000 autos del primer ProCreAuto que llegarán en noviembre, y eso puede mejorar los números de un mes donde ya se siente el cambio de año. Sin embargo, saben que el plan sólo aportará 33.000 unidades desde principio a fin. Casi nada. De confirmarse el número que adelantaron los concesionarios, la ventas de unidades nuevas alcanzará las 601.716 unidades, mientras que para el mismo período de 2013 los salones ya habían realizado 827.227 patentamientos, lo que significa una caída de más de 27% en lo que va del año.

Para algunos empresarios la diferencia entre 2013 y 2014 está justificada en una parte, en que se aceleró el proceso inflacionario en los automóviles. Un ejemplo de esto es el precio de los 0 km en donde todos aquellos modelos que quedaron afuera del plan oficial ajustaron sus valores. Un ejemplo de esto es que el auto más vendido, el Gol Trend, cotizaba en la lista de precios de Acara de enero a $ 75.400 y hoy ya llega a los $ 112.000, un aumento de 32,6%. Una situación similar vive el Palio de Fiat que pasó de $ 98.800 a $ 140.200 con un alza de 29,4%.

A esto se le suma que el 2013 fue un año récord en donde muchos clientes que habían planificado acceder a los 0 km durante este año adelantaron la decisión frente a una eventual devaluación, que sucedió en enero.

Este cambio de mercado se refleja en la comparación marca por marca. Salvo Nissan y Toyota, que lograron crecer en octubre pasado con un 8,4% y 13,25 respectivamente, el resto mostró sendas caída: Volkswagen, 23,2%; Ford, 31,4%, Peugeot, 31,5; Chevrolet, 66%; Fiat, 54%; Renault, 67,4%; Citroen, 31,6% y Honda, 27,3%.

Mientras el negocio de los salones de ventas parece achicarse cada vez más, se está generando una nueva situación como consecuencia de la brecha entre el valor del dólar oficial y el paralelo, junto a la cotización de algunos modelos importados en donde el peso del Impuesto interno casi que los expulsó del mercado.

Los concesionarios se encuentran con que venden unidades importadas de alta gama en pesos que, no sólo que ellos pagan a precio dólar, sino que no saben si cuando la quieran reponer esos pesos serán suficientes para solventar el costo. A partir de esto es que la modalidad que están estableciendo es la del "usado más dinero".

"Vos tenés una 4 x 4 y te invitan a que la entregues como parte de pago del mismo modelo pero 0 km. De esa manera, el concesionario se queda con el usado y no queda descalzado", explicó una fuente de una automotriz.

 

Fuente: Cronista.com