Impuestos

autos_varios

Brasil ha negociado la renovación de su acuerdo de cuotas recíprocas de importación de automóviles con México, un convenio que busca proteger a su debilitado sector automotor.

El acuerdo original de 2012 imponía aranceles de hasta un 35 por ciento a exportaciones por encima de un límite por año de unos 1.500 millones de dólares, permitiendo el libre comercio de vehículos después de su vencimiento el 19 de marzo de este año. Ahora los dos países acordaron renovar su acuerdo por cuatro años.

 Brasil, que enfrenta menguadas ventas de autos, urgió a México a extender el acuerdo para ayudar a su industria que ha despedido a miles de obreros del sector en los meses recientes. México, en tanto, buscaba un libre comercio para impulsar su floreciente industria automotriz.

Brasil considera que las exportaciones automotrices de México sin restricción son una amenaza para su industria automotriz local. Un auto vendido en México puede costar la mitad de su precio en Brasil, donde los elevados impuestos, cuellos de botella y poderosos sindicatos han dañado la competitividad.

Brasil, golpeado por una decreciente demanda ante un debilitamiento de la economía, fue reemplazado por México el año pasado como el mayor fabricante de autos de América Latina. Brasil registró su primer déficit comercial anual en 14 años en 2014.

Fuente: swissinfo.ch