Mercado

vehiculo-autonomo_hi

Con el nombre de “Mercado global de vehículos autónomos: Controladores, restricciones, oportunidades, tendencias y pronósticos para 2027”, la compañía de investigación de mercados Infoholic Research ha presentado sus predicciones para este sector. Según éstas, el mercado mundial de vehículos autónomos crecerá a una tasa anual compuesta del 39,6% hasta 2027 para generar ese año un volumen de negocio de 126.800 millones de dólares. Según la compañía, la industria automotriz se situará a la vanguardia de las innovaciones tecnológicas y será uno de los sectores clave para el crecimiento económico. Los proveedores de esta industria se están moviendo de los vehículos semi-conectados (con conductor) a los vehículos totalmente autónomos (sin conductor).

Las crecientes inversiones de los fabricantes de automóviles, las incipientes demandas de los consumidores y los avances tecnológicos en la industria automotriz han llevado al aumento de la demanda de vehículos sin conductor en el mercado. Eso sí, en el escenario actual, la auto-conducción no se limita sólo a los coches, sino que también está ganando popularidad entre el transporte público y los camiones. Por lo tanto, la mayoría de los sectores empresariales, incluyendo la venta al por menor, la fabricación, el transporte y la logística preferirán vehículos autónomos para la entrega en el futuro. Por otro lado, las personas pueden utilizar los servicios de vehículos compartidos debido a las ventajas de la facilidad y la asequibilidad.

A partir de aquí, la compañía segmenta y analiza el mercado por tipo de producto, de vehículos autónomos y regiones. Por ejemplo, bajo el segmento de tipo de producto, se espera que el segmento de software tenga la mayor cuota de mercado, seguido por el de hardware y servicios. El de software viene principalmente impulsado por los vehículos totalmente autónomos, en comparación con los semiautónomos. Por su parte, los proveedores de hardware tienen nuevas oportunidades de negocio, debido a los diferentes tipos de componentes que se utilizarán en vehículos autónomos para su funcionamiento. Sin embargo, se espera que la cuota de mercado del hardware disminuya en los próximos años cuando aumente la tasa de adopción de vehículos autónomos.

En cuanto a las regiones, Norteamérica será el área geográfica líder en el mercado de vehículos autónomos. Es un destino atractivo para las principales partes interesadas, debido a la disponibilidad de infraestructura de gama alta, el aumento de las inversiones de los fabricantes de automóviles y las iniciativas gubernamentales. Asimismo, en la región de Asia/Pacífico se espera que China, India y Japón lideren el mercado durante los próximos seis a ocho años.

Por último, y según apunta Bhavya H, analista de investigación de Infoholic Research, “la tendencia tecnológica de la Inteligencia Artificial desempeñará un papel importante en la era de los vehículos autónomos, y se espera que aumente en los próximos años el número de empresas que ofrecen estos servicios”, confirma el directivo.

Fuente: http://www.ituser.es


 
adefa_autos

Las terminales automotrices le informaron al presidente Mauricio Macri que este año el sector podría cerrar el año con un crecimiento de entre 15 y 20%, y se mostraron confiados en la posibilidad de llevar a la práctica un plan para producir un millón de vehículos para 2023 a partir de la discusión de aspectos impositivos, laborales y logísticos que condicionan a la industria.

Así se lo plantearon los directivos que integran la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa), encabezados por su presidente Joachim Maier, en el marco de la visita al Salón del Automóvil que realizó este mediodía el presidente Macri junto al ministro de Producción, Francisco Cabrera, y el secretario de Industria, Martín Echegoyen, en el predio de La Rural.

“La situación está muy buena, esperamos un aumento del mercado de por lo menos 15 % hasta podría ser mejor y llegar en torno al 20% en producción”, afirmó Maier a Télam, luego de recibir al jefe del Estado junto al titular de Volkswagen, Pablo Di Si; de Totoya, Daniel Herrero; de Renault, Fernando Peláez Gamboa; de Iveco, Marcus Cheistwer; y de Scania, Emilio Muller.

Pero además de la perspectiva de recuperación productiva de un sector que viene en retracción desde hace más de un año, Maier dijo que le manifestó a Macri “los desafíos que está enfrentando la industria automotriz referidos primero al mercado de Brasil que está actualmente en una crisis aunque ya con señales de recuperación”.

“También estamos preocupados por la competitividad del sector y le pedimos al Gobierno que nos ayuden para trabajar juntos para mejorar la situación y poder llegar a un millón de vehículos producidos en el país”, afirmó el también presidente de Mercedes Benz Argentina, en referencia al plan oficial de llegar a esa cifra de unidades hacia 2023.

Sobre las mesas de diálogo que la industria ya confirmó con el Gobierno en el marco del Ministerio de Producción, Maier mencionó su interés en discutir “la carga impositiva” que pesa sobre la producción de cero kilómetros, “la mejora de la productividad laboral” en un aspecto a abordar con los sindicatos y “la necesidad de fortalecer la industria autopartista nacional”.

En ese sentido, el presidente de Adefa admitió que “hay una hoja de ruta que posibilita achicar las diferencias que tenemos con otros mercados productores de automóviles”.

La referencia obligada es el mercado brasileño, respecto al cual Maier afirmó que la industria “identificó un gap con Brasil el cual un tercio de esa diferencia se explica por parte del impuesto sobre la producción, otro tanto por la mano de obra y la productividad de escala, y otro tanto por tecnología y logística”.

Sobre la perspectiva de recuperar los niveles de exportación de la industria local, Maier admitió que depende “más que nada del destino más importante que es Brasil, el que transita una situación económica difícil pero que vemos con optimismo que empieza a mejorar”.

El directivo resaltó que “en este Salón del Automóvil todas las empresas instaladas en el país mostraron un proyecto nacional, y tener a diez terminales con un anuncio de desarrollo local está arriba de la media”, ya que un ciclo de vida para un automóvil es de entre 5 y 7 años y para modelos comerciales de entre 7 y 10 años, lo que reduce la posibilidad de una sucesión de anuncios.

En su recorrida por los stands de la feria que se mantendrá abierta al público hasta mañana, el Presidente visitó los modelos en exposición de las marcas Toyota, Chevrolet, Ford, Fiat, Renault, Nissan, Volkswagen, Mercedes Benz, Peugeot y Scania en varias de las cuales posó para los fotógrafos a bordo de distintas unidades.

En el cierre de su visita al predio ferial de La Rural, Macri se subió a un reluciente Cadillac El Dorado II -que forma parte de la colección de autos clásicos de la muestra- que fue adquirido en 1955 por el entonces presidente Juan Domingo Perón y que lo esperaba para la foto de despedida con funcionarios y directivos de Adefa.

Mientras el mandatario apreciaba el Cadillac, a pocos metros el ministro Cabrera destacó la importancia del Salón, que “representa a una de las industrias madre de la Argentina que hoy registra aumento de producción y aumento de ventas” con automotrices que “vienen anunciando importantes inversiones que permiten ver que es factible la meta del plan de 1 millón de automóviles de producción nacional”.

Cabrera enfatizó, en ese sentido, que “en el sector automotriz no hay despidos, hay suspensiones por cambio de modelos pero son suspensiones pautadas y no hay dudas que es un sector que va a tomar empleo”.

También explicó que la producción local “se ve afectado por la situación en Brasil, ya que el 50 por ciento de los que se fabrica en las terminales locales se vende a aquel país y en consecuencia se ve afectado por la recesión. Pero eso esta mejorando y en los últimos dos meses recibimos que se viene dando un aumento de ventas” de vehículos en el principal socio regional.

Fuente: Télam



 
Autoelectrico_Reuters

Actualmente, los vehículos autónomos son una tecnología en que las principales firmas del sector han invertido millones de dólares para lograr el software que permita olvidarse de los conductores.

Apple había mantenido todo proyecto relacionado con esto en secreto, hasta ahora. El CEO de la compañía, Tim Cook, reveló que están trabajando en un automóvil que pueda conducirse sin asistencia humana. "Nos estamos enfocando en sistemas autónomos", explicó Cook en una entrevista con Bloomberg, en la que aseguró que para la compañía esta tecnología "la vemos como la madre de todos los proyectos de inteligencia artificial".

En la oportunidad, el ejecutivo añadió que "es el núcleo de una tecnología que la vemos como algo muy importante". Sobre el trabajo de estos vehículos sin conductor, el CEO detalló que "es probablemente uno de los proyectos más difíciles de inteligencia artificial en los que estamos trabajando en la actualidad", entregando así, la primera confirmación de que Apple realmente tiene un plan para este tipo de autos.

Según la información detallada por la empresa, desde 2014 han contratado más de mil ingenieros para trabajar en el "Project Titan", como es conocido internamente el desarrollo de esta tecnología.

Anteriormente se había informado que Apple tenía el permiso correspondiente del Departamento de Vehículos Motorizados de California para operar en las calles del estado con esta tecnología, desde abril. Incluso se filtraron imágenes de los automóviles recorriendo las calles de San Francisco, a pesar de no existir confirmación por parte de la compañía.

Por el momento, Tim Cook no detalló sobre el nivel de producción que tiene su "Project Titan" o si la empresa está fabricando su propio vehículo para estas pruebas.

Fuente: Emol

 
electrico_salondeParis

La venta de autos eléctricos en el mundo aumentó a 2 millones en 2016, después de un año de fuerte crecimiento en 2015, según la última edición del Estudio Perspectiva Global EV de la Agencia Internacional de Energía.

China sigue siendo el mercado más grande en venta de estos autos, representando más del 40% de los autos eléctricos vendidos en el mundo. Con más de 200 millones de vehículos eléctricos de dos ruedas y más de 300.000 autobuses eléctricos, China es, con mucho, el líder mundial en la electrificación del transporte. China, EE. UU. y Europa conforman los tres principales mercados, totalizando más del 90% de todos los vehículos eléctricos vendidos en todo el mundo.

El despliegue de vehículos eléctricos en algunos mercados es rápido. En Noruega, los coches eléctricos tuvieron una cuota de mercado del 29% el año pasado, el más alto a nivel mundial, seguido por los Países Bajos con un 6,4% y Suecia con un 3,4%.

Pese a este crecimiento, los vehículos eléctricos representan sólo el 0,2% del total de vehículos ligeros de pasajeros en circulación en 2016.

Con el fin de cumplir con los compromisos del Acuerdo de París, el número de autos eléctricos tendrá que llegar a 600 millones en 2040, de acuerdo con el estudio.

Las ciudades están asumiendo roles de liderazgo al alentar la adopción de Autos eléctricos, a menudo debido a preocupaciones sobre la calidad del aire. Los principales centros urbanos a alcanzan las mayores cuotas de mercado en comparación con los promedios nacionales. Un tercio de las ventas globales se realizaron en 14 ciudades en 2015.

Cuatro ciudades importantes de Estados Unidos, como Los Ángeles, Seattle, San Francisco y Portland, están liderando una asociación de más de 30 ciudades para la compra masiva de estos vehículos para sus flotas públicas, incluyendo cruceros policiales, barrenderos y camiones de basura. El grupo actualmente está tratando de comprar más de 110.000 autos eléctricos, un número significativo en comparación con los 160.000 totales vendidos en los Estados Unidos en 2016.

El estudio analizó los siguientes países: Canadá, China, Islandia, India, Japón, Corea, Liechtenstein, Noruega, Suiza, Turquía, Estados Unidos y cada uno de los países miembros de la Unión Europea.

Fuente: http://www.comunicarseweb.com.ar


 
1
 
adefa_autos

Brasil produjo en mayo de este año 237.060 vehículos, un número en un 33,8 % superior al del mismo mes de 2016 (177.200 unidades) y que da un respiro a una de las industrias más afectadas por la recesión de los dos últimos años en el país, informó hoy la patronal de los fabricantes.

La producción brasileña de automóviles, utilitarios, camiones y autobuses igualmente creció en mayo en un 25,1 % con respecto a la de abril (189.500 unidades), de acuerdo con las estadísticas de la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea).

El fuerte crecimiento de la producción en mayo permitió que el número de vehículos fabricados en los cinco primeros meses de este año en Brasil ascendiera hasta 1,037 millones de unidades, con un crecimiento del 23,4 % con respecto al mismo período del año pasado (840.380 unidades).

El aumento de la fabricación en mayo y en lo que va del año fue impulsado principalmente por el crecimiento de las exportaciones, destino de casi una tercera parte de los vehículos producidos en Brasil el mes pasado.

Según Anfavea, el número de vehículos exportados en mayo llegó a 73.426 unidades, con un crecimiento del 51 % con respecto al mismo mes del año pasado.

Las exportaciones también crecieron con respecto a las 60.693 unidades embarcadas en abril.

En el acumulado de los cinco primeros meses del año, el número de vehículos exportado fue de 307.558 unidades, lo que equivale a un aumento del 61,8 % con respecto al mismo período de 2016.

La venta de vehículos nuevos en el mercado brasileño también aumentó en mayo pero a tasas menores.

Según la Anfavea, en mayo fueron vendidos 195.562 vehículos, con un crecimiento del 16,76 % frente al mismo mes del año pasado (167.489 unidades) y del 24,64 % en comparación con abril de este año (156.894).

En el acumulado de los primeros cinco meses del año, las ventas de vehículos nuevos se situaron en 824.491 unidades, con un ligero crecimiento del 1,63 % frente a las del período entre enero y mayo de 2016 (811.293).

Los datos reflejan la recuperación del sector automotor, uno de los más castigados por la recesión en que se hundió la economía brasileña en los dos últimos años y de la que el país comenzó a recuperarse en los primeros meses de 2017.

En 2016, la industria automotriz brasileña registró una disminución del 11,2 % en la producción (que cayó hasta 2,156 millones de unidades en el año) y del 20,19 % en las ventas (que bajaron hasta 2,050 millones de unidades).

Tales caídas fueron atribuidas a la recesión en Brasil, cuya economía se contrajo 3,8 % en 2015, su peor resultado en 25 años, y un 3,6 % en 2016, con lo que encadenó dos años seguidos de crecimiento negativo, algo que no ocurría desde la década de 1930.

La divulgación de la recuperación en la producción y en las ventas de vehículos se produce cinco días después de que el Gobierno anunciara que la economía brasileña creció un 1 % en el primer trimestre de 2017 en comparación con el último trimestre de 2016, el primer resultado positivo desde diciembre de 2014 y que interrumpió ocho trimestre consecutivos de retracción.

Fuente: EFE



 


Página 1 de 121