Impuestos

autosOK

Suba de Imesi a partir de octubre disparó venta de vehículos 0 km. Mercado. Un operador estima que se comercializarán entre 2.000 y 3.000 vehículos más de lo usual

Cuenta regresiva. Te quedan 24 días para ganarle al aumento del Imesi", advertía uno de los tantos mails que una reconocida automotora de Montevideo enviaba a sus clientes para que adquieran un cero kilómetro este mes. Asimismo, varias concesionarias de automóviles han lanzado campañas masivas en los medios con el mismo objetivo.

Lo concreto es que las ventas de vehículos 0 km aumentaron en agosto por encima de lo esperado y harán lo propio este mes, ya que las importaciones superaron la media. La explicación: el aumento del 15% sobre la tasa vigente que aplicará el Poder Ejecutivo a partir del 1º de octubre sobre el Imesi a los 0 km.

La modificación impositiva abarcará a todos los vehículos por igual independientemente de su cilindrada y está enmarcado en el acuerdo que alcanzó Presidencia con las intendencias por la patente única el año pasado. Para los motores con cilindrada de hasta 1.000 centímetros cúbicos (cc) la tasa de Imesi pasará de 20% a 23%; de 1.000 cc y 1.500 cc se elevará de 25% a 28,75%; entre 1.500 cc y 2.000 cc aumentará de 30% a 34,5%. Por último, en los motores de más de 3.000 cc el Imesi trepará de 40% a 46%.

Si bien aún no están cerradas las ventas de agosto, los operadores aseguraron que ya hubo un incremento por encima de lo usual como consecuencia del ajuste que tendrá el impuesto en octubre. "Tradicionalmente cuando hay un cambio impositivo los compradores adelantan su decisión de compra", explicó el presidente de la Asociación de Concesionarios de Marcas Automotores (Ascoma), Jorge West. En tanto, el director de la consultora Autodata, Jorge Martínez De Boni, estimó que entre agosto y setiembre se venderán entre 2.000 y 3.000 unidades 0 km por encima de lo esperado para estos meses, producto del cambio impositivo que aplicará el gobierno y la campaña agresiva que están haciendo varias automotoras para elevar sus ventas. De todas formas, advirtió que este "adelanto" en las compras de vehículos seguramente repercutirá en un ritmo menor de ventas durante el trimestre octubre-diciembre, cuando generalmente se da el "pico" de la zafra. Agosto habría cerrado con una comercialización mínima de unas 4.500 unidades 0 km, el máximo anual después del registro de marzo, según estimó West (ver cifra).

"La percepción es que agosto estuvo entre 10% y 15% por encima de julio. No creo que la diferencia sea muy disparatada porque el cambio del impuesto no es tan significativo", afirmó.

De todas formas, las proyecciones de ventas para setiembre son, a priori, alentadoras. El gerente de la Asociación del Comercio Automotor del Uruguay (ACAU), Ignacio Paz, dijo a El Observador que para este mes los registros de importación muestran que ingresarán 5.400 unidades 0 km al país, incluyendo ómnibus y camiones. "Esta cifra marca un incremento ya que generalmente las compras del exterior rondan las 4.000 unidades", explicó, lo que implica un incremento de 35% sobre la media mensual. Dijo que en algunas concesionarias se ha notado una "aceleración" de las compras y que sus stocks se han incrementado.

Pese a que las ventas estarán por encima de lo usual durante agosto y setiembre, los operadores esperan cerrar un volumen de negocios similar al del año pasado -en el eje de las 52 mil unidades, un récord histórico-, o incluso algo por debajo. No obstante, el volumen de ventas del trimestre octubre-diciembre será clave para determinar la evolución del mercado.

Usados
El director de Autodata comentó que este segmento del negocio está "bastante pesado" y que los precios de los vehículos lentamente están evolucionando a la baja como consecuencia de una variada oferta de 0 km a precios accesibles. "Los usados que valían hasta 85% de su precio 0 km, ahora están a 80% o 75% de su valor", señaló Martínez De Boni.

Explicó que esto se debe a que durante los últimos tres años el recambio de 0 km fue muy importante, contrario a lo ocurrido entre 1999 y 2006 que se vendieron 100 mil autos menos de lo esperado. Esto provocó que entre 2007 a 2010 la oferta de autos usados seminuevos fuera acotada, muy distinto a lo que ocurre hoy. En tanto, West de Ascoma, dijo que los cambios del Imesi sobre los 0 km "no están repercutiendo en una mayor valorización" de los autos con dos o tres años de uso.

Martínez De Boni añadió que vender hoy un auto usado de alta gama que está entre los US$ 40 mil y US$ 50 mil es prácticamente imposible.

Sin embargo, no sucede lo mismo en el caso de aquellos autos de bajo valor de la década de 1990, que muchas veces son la primera compra. "Ese mercado que está entre US$ 5.000 y US$ 6.000 está firme y demandado", aseguró Martínez De Boni.

Fuente: El Observador

 

El Decreto N° 246/012, de fecha 2 de agosto de 2012, dispuso que a partir del 1° de octubre de 2012 aumentan las alícuotas del Imesi aplicable a los vehículos utilitarios y no utilitarios.

concesionario

Recordemos que el Imesi es un tributo que recae sobre la primera enajenación de ciertos bienes, entre los que se encuentra los vehículos, y se calcula aplicando el porcentaje establecido por el Poder Ejecutivo sobre el precio de la venta.

 

 
autointeligente
El Gobierno de Estados Unidos y la industria de automotores iniciaron en Michigan una prueba de un año con casi 3.000 vehículos equipados con tecnología "inteligente".

El experimento, a cargo del Instituto de Investigación del Transporte de la Universidad de Michigan, probará la tecnología wifi que permite que los vehículos y la infraestructura vial se comuniquen para reducir los choques y mejorar el tránsito.

El secretario de Transporte, Ray LaHood; el gobernador de Michigan, Rick Snyder; y el director de la Administración Nacional de Seguridad en el Tránsito Vial, David Strikland, participarán junto con representantes de la industria en el lanzamiento de la prueba en Ann Arbor.

Las ocho compañías fabricantes de vehículos automotores que participan son Ford, General Motors, Honda, Hyundai-Kia, Mercedes Benz, Nissan, Toyota y Volkswagen.

Las tecnologías que comunican a los vehículos automotores entre sí "podrían reducir significativamente las lesiones y muertes en los choques, y algún día permitirán que los conductores eviten todas las colisiones", señaló Strickland en una declaración distribuida por el Departamento de Tránsito.

La prueba incluirá tecnologías que comunican a los vehículos unos con otros para evitar las colisiones, y la comunicación entre los vehículos y las autopistas de forma que puedan reducirse las congestiones del tránsito.

Los sistemas a prueba, por ejemplo, indican a los conductores de vehículos que uno de ellos está a punto de pasar, sin detenerse, un cartel de "alto", o que un vehículo ha ingresado en la zona donde el conductor no puede verlo en los espejos.

Casi 3.000 vehículos, que incluyen automóviles, camiones y autobuses y son en su mayoría de propiedad privada, estarán equipados con sistemas que les permitirán comunicarse.

De acuerdo con la NHTSA, a pesar de las mejoras en la protección de los vehículos automotores, cada año mueren más de 30.000 personas en Estados Unidos debido a choques y colisiones, con un costo de más de 270.000 millones de dólares. Los accidentes de tránsito siguen siendo la causa principal de muerte de personas entre los 5 y los 34 años de edad.

La NHTSA ya condujo programas piloto de "vehículos inteligentes" entre agosto de 2011 y enero pasado, y las pruebas que se inician hoy procuran ampliar la experiencia.

Fuente: www.montevideo.com.uy

 

ventas_autos

Gremiales del sector automotor estiman que las ventas de cero kilómetros aumentarán 15% en agosto y septiembre, dado que el 1° de octubre el Impuesto Específico Interno (Imesi) subirá 15%, según informó Economía.

"Probablemente vendamos entre un 10% y un 15% más de cero kilómetros entre los meses de agosto y septiembre", dijo el presidente de Asociación de Concesionarios y Marcas Automotores (Ascoma), Jorge West. El directivo de la gremial sostuvo que el impacto va a ser "un poco neutro", dado que estima que una vez que quede operativo el aumento del 15% en el Imesi -el 1° de octubre- "las ventas caerán".

West dijo que las ventas no serán "algo disparatado", dado que las transacciones están "sujetas a los stocks, porque ninguna concesionaria puede adquirir más autos de los que adquiere habitualmente".

De todos modos, el directivo descartó que las automotoras se queden sin stock de vehículos, "dado que la suba no es tan significativa", afirmó.

Ignacio Paz, gerente general de la Asociación del Comercio Automotor del Uruguay (ACAU), coincidió en que durante agosto y septiembre habrá "un aumento en las ventas", aunque no precisó en qué porcentaje sería, dado que "es la primera vez que el gobierno avisa del aumento con 60 días de anticipación".

El dirigente de ACAU afirmó que "el mercado es muy sensible a los cambios. Evaluar un estimativo es muy arriesgado".

En tal sentido, Paz sostuvo que a partir de octubre caerá la venta de automóviles. Según el gerente de ACAU "el gobierno aumenta el Imesi para financiar la baja de recaudación. Nosotros tratamos de explicarle que al subir la carga tributaria van a haber menos ventas y por lo tanto, (el gobierno) no van a conseguir el objetivo".

Según el decreto publicado por el Ministerio de Economía y Finanzas, el aumento del Imesi para los vehículos será del 15% y se aplicará a todos los vehículos por igual. Para los motores con cilindrada de hasta 1.000 centímetros cúbicos (c3) la tasa pasará de 20% a 23%. En aquellos motores de entre 1.000 y 1.500 c3 se elevará de 25% a 28,75%; entre 1.500 y 2.000 c3 aumentará de 30% a 34,5%. Por último, en los motores de más de 3.000 c3, su tasa pasará de 40% a ser 46%.

MOLESTIA. El presidente de Ascoma dijo "no estar de acuerdo" con el aumento del Imesi, "en la medida que se siga castigando impositivamente al auto", sobre todo teniendo en cuenta que el último ajuste fue en 2011.

Según West, "discrepamos con el aumento en sí, y en todo el gobierno debería haber hecho diferenciado". Por último, sostuvo que si bien aún no tienen los números de cierre del mes de julio, el crecimiento viene "mucho más lento que en 2011" por lo que "el aumento del Imesi le pone un signo de interrogación al cierre del año".

Fuente: El País

 

autos_importados

El mercado de automóviles cero kilómetro viene mostrando una moderación y un nuevo factor puede profundizar esa tendencia, según empresarios: un incremento de la carga tributaria.

A partir del 1º de octubre aumentarán 15% en forma lineal todas las tasas del Impuesto Específico Interno (Imesi) que gravan la primera enajenación de vehículos, informaron a Búsqueda fuentes oficiales. Ello se dispondrá al amparo de la ley que en enero creó la patente única en todo el país (Sistema Único de Cobro de Ingresos Vehiculares) y que habilitó al Poder Ejecutivo a incrementar las tasas máximas del tributo en "hasta un 30%" .

Esa norma además autoriza al Ministerio de Economía a transferir, a través de Rentas Generales, las "sumas necesarias" al fondo nacional de patentes de rodados para asegurar que la recaudación total de cada gobierno departamental por concepto del impuesto a los vehículos de transporte en los ejercicios 2012 a 2015 no sea inferior a lo que recaudaron por dicho concepto en 2010.

El Imesi se aplica desde enero de 2011 con tasas distintas según se trate de unidades a nafta o gasoil, su cilindrada y su uso (de paseo, utilitarios o carga), que sustituyó la alícuota única de 30%. Este cambio, que tuvo como finalidad un consumo más eficiente de los combustibles, derivó en un abaratamiento de las unidades con menor potencia de motor y alentó la venta de las mismas.

Las alícuotas para los vehículos nafteros de uso particular están escalonadas y van de 20% para las unidades de menos de 1.000 centímetros cúbicos, hasta 40% los de más de 3.000 cilindradas. Con el aumento que regirá desde octubre, según lo previsto, dichas tasas pasarán a 23% y 46%, respectivamente.

Los utilitarios pagan hoy 10% y la alícuota del Imesi quedará en 11,5%.

Los vehículos de pasajeros con motor diesel están gravados actualmente con 100% y la nueva tasa quedará en 115% (los utilitarios pasan de 70% a 80,5%).

Suba de precios. La intención del MEF de modificar el Imesi, que está a estudio desde hace algunas semanas, generó preocupación entre integrantes de la gremial de importadores de vehículos.

El gerente de la Asociación del Comercio Automotor del Uruguay (ACAU), Ignacio Paz, dijo a Búsqueda que este cambio implicará "subir los precios" de los cero kilómetro, por lo que "se venderá menos" y por tanto el Estado también "recaudará menos".

Según esa gremial empresarial, con la suba del Imesi con el fin de "obtener una suba en la recaudación" y "cubrir el déficit que provoca la puesta en vigencia de la ley de patente única, no logrará sus objetivos". Eso porque la "demanda es elástica" y una "variación pequeña en los precios se refleja inmediatamente en la misma, disminuyéndola y con ello haciendo caer la recaudación".

La ACAU proyectó para 2012 que el mercado se mostrará "estable" o con un "crecimiento mínimo" de las ventas respecto al año pasado, que fueron récord.

Entre autos y comerciales livianos las ventas alcanzaron a 24.097 unidades en el primer semestre, lo que fue 1,5% más que en igual lapso de 2011 (23.740 vehículos), según estadísticas de esa asociación. Las cifras corresponden a unidades adquiridas por las automotoras para poner a la venta.

Usados. Por otra parte, la ACAU viene reclamando la aprobación de una ley que prohíba de manera definitiva la importación de vehículos usados, porque hace más de 50 años se ha legislado en ese sentido por plazos que una y otra vez han sido prorrogados, dijo Paz.

El próximo 26 de agosto vence la última ley de prohibición, aprobada en 2011, y que como las anteriores buscó proteger a la industria ensambladora nacional.

El ministro de Industria, Roberto Kreimerman, dijo en "UNoticias" del viernes 20, que el impedimento para importar coches usados se extendería por un año.

La ACAU sostiene que si bien una gran cantidad de unidades importadas sería de "origen genuino", la experiencia de otros mercados que han permitido la importación —como Perú— es que muchos de los autos son "robados", "armados con partes", "siniestrados", y "reconvertidos sus sistemas de dirección, aceleración y frenado".

Fuente Semanario Búsqueda

 

auto_argentino_thumb250px_

Cuando una persona compra un automóvil está obligada a pagar dos impuestos. Uno es el IVA, aplicado al coste del vehículo, y otro es el impuesto especial sobre determinados medios de transporte (impuesto de matriculación), que grava la primera matriculación en España de automóviles destinados al consumo privado. Este impuesto tiene en la actualidad tarifa progresiva en función de las emisiones de dióxido de carbono. La adquisición de vehículos usados está gravada por el impuesto de transmisiones patrimoniales. Posteriormente, el automóvil soportará todos los años el impuesto municipal sobre vehículos de tracción mecánica, calculado según tarifa que puede ser modificada por el pleno de la corporación y, en su caso, por el impuesto sobre el patrimonio si la cuantía de la riqueza personal supera el mínimo exento establecido.

Además, el propietario de un automóvil tiene que pagar, por el consumo del combustible, un impuesto especial sobre hidrocarburos (gasolinas, gasóleos, etcétera) y el IVA (aplicado sobre los mismos más el coste del combustible). Esta doble tributación genera efectos acumulativos que son de difícil justificación, circunstancia que se agrava todavía más cuando existe un impuesto autonómico adicional, como es el caso de Galicia (impuesto minorista sobre determinados hidrocarburos), destinado a financiar la sanidad pública y las políticas medioambientales. La justificación teórica de los impuestos especiales sobre el consumo se fundamenta en corregir efectos externos negativos (contaminación ambiental), financiar la construcción y el mantenimiento de las vías públicas (sin estar afectados), así como por mantener los niveles de la recaudación (compensar la supresión del tipo incrementado del IVA).

Pero los impuestos asociados al automóvil no terminan con los mencionados hasta ahora. Porque cuando un vehículo circula por autopistas de peaje se paga también el coste de las mismas más el IVA correspondiente. Y si las autovías se construyen mediante contratos de colaboración público-privado, todos los contribuyentes (circulen o no sobre esas vías) financian el canon pactado con la Administración, que habitualmente incluye elevados beneficios y transparencia escasa (peaje en sombra). Como es fácil advertir, los impuestos vinculados al automóvil son múltiples y variados. Estamos ante un copago extensivo de difícil explicación. Y sobre escenario tan agobiante y singular se anuncia ahora, con redoble de tambor, un canon por el uso de las carreteras. Ignoramos su cuantía e instrumentación, pero si esta iniciativa se hace realidad completaríamos una tributación ligada al automóvil caótica, ineficiente, confusa e injusta.

 

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es

 


Página 5 de 9