Mercosur

Las ventas de vehículos livianos y medianos en los primeros seis meses del año, alcanzaron un total de 165.525 unidades, lo que representó una caída de 9,3 %, en comparación con el mismo periodo del año anterior, según un informe de la Asociación Nacional Automotriz de Chile (ANAC).

En tanto, durante el pasado mes de junio, se comercializaron 25.797 unidades de este tipo de vehículos, un 9 % menos respecto del mismo mes del 2013.

Según la entidad, la tendencia negativa se ha presentado desde febrero, y fundamentalmente se debe al bajo desempeño de la economía, como también la incertidumbre que genera en términos globales la discusión de la Reforma Tributaria, en especial de aquellos impuestos que se le establecerán al sector automotor.

"Todo lo anterior influye en las decisiones de compra de los consumidores, de bienes de inversión como el automóvil", señala un comunicado difundido por ANAC.

Por otro lado, las ventas del segmento de vehículos pesados alcanzaron las 7.717 unidades en el primer semestre del año, con una baja de 21,2 % respecto de los primeros seis meses del año pasado.

Fuente: Latercera.com

 

BRASILIA, Brasil (Xinhua)- El sector automotriz brasileño comercializó más de mil 582 millones de unidades en el primer semestre del año, lo que significó una baja de 7.3% respecto a 2013, informó hoy la entidad privada responsable del sector.

La Federación Nacional de Distribuidores de Vehículos Automotores (Fenabrave) difundió a través de un reporte que este monto reflejó el peor resultado para un semestre desde 2010.

Detalló que solamente en junio pasado, se comercializaron 385 mil 279 vehículos, lo que significó una baja de 12.4 % respecto a mayo y de 16.9 % frente a junio de 2013.

Las unidades comercializadas incluyeron automóviles de uso particular, autos para uso comercial, camiones, autobuses, motocicletas y maquinaria agrícola.

La Fenabrave indicó que entre los factores que contribuyeron a este débil desempeño del sector, destacó la dificultad por parte de los consumidores para obtener crédito.

El organismo también señaló como factor el efecto de la Copa Mundial de Fútbol Brasil 2014. Las ventas de automóviles sumaron en junio pasado 250 mil 665 unidades, lo que representó una caída de 9.8% respecto a mayo y de 17.2 % frente al mismo mes de 2013.

En cuanto a las ventas de camiones y autobuses, el mes pasado sumaron 12 mil 938 unidades, es decir, tuvieron una caída de 16.3 % respecto a mayo y de 17.7 % respecto a junio del año anterior.

Por lo que toca a las previsiones para todo el año, la Fenabrave espera vender más de 4.94 millones de unidades, lo que representará una baja en el sector automotriz de 6.48%.

El organismo prevé una caída de 7.75 % en las ventas del segmento automóviles, así como de 14 % en las de camiones y autobuses.

Fuente: Prensa.com
 

El patentamiento vehículos cero kilómetro cayó 31% en junio cuando se registró una venta de 51.504 unidades, según informó la Asociación de Concesionarios (Acara). Así en los primeros cinco meses del año se acumulan despachos por 380.878, que representan una caída de 23,85% respecto al mismo período de 2013.

La mayor caída se produjo en el segmento de automóviles, que representan tres cuartos del mercado, con una baja interanual de 33,26% para junio y 25,95% para el acumulado anual.

Fuente: Lanacion.com.ar

 

Si bien en las terminales y los concesionarios de autos existe optimismo sobre el efecto que puede tener el programa de créditos que la presidenta Cristina Kirchner presentó anteayer, nadie se anima a hacer una proyección exacta. Por lo pronto, los empresarios del sector destacan que el programa permitirá que los clientes regresen a los concesionarios, lo que en la situación actual no es poca cosa.

A través del denominado ProCreAuto, quienes quieran comprar un coche nuevo lo van a poder hacer con un préstamos a 60 meses con una tasa de interés entre 17% (para los clientes del Banco Nación, que es el que otorga esos préstamos) y 19% (para los no clientes). Esos créditos, subsidiados por el Estado, sólo están disponibles para los 26 modelos de producción nacional cuyos precios las terminales aceptaron reducir.

"El programa ofrece c ondiciones de crédito atractivas y, en ese sentido, ataca a uno de los factores que explican la caída de las ventas en lo que va del año, que es la suba en las tasas de interés", dijeron en una terminal. "Va a ayudar a generar movimiento en los salones", dijeron en una concesionaria.

En un comunicado de prensa, la Junta Directiva de la Unión Industrial Argentina (UIA) "ponderó el lanzamiento de nuevas líneas de crédito para promover la actividad de la industria automotriz" y pidió "extender la oferta de créditos a otros sectores productivos".

En el sector, sin embargo, advierten que el desplome de las ventas (39% en mayo) también responde a la situación macroeconómica.

En las terminales creen que el programa oficial permitirá "acomodar los stocks" de algunos de los modelos incluidos, cuyo inventario se acumuló en los últimos meses, lo que explica las suspensiones que han adoptado varias fábricas.

Dentro del ProCreAuto están incluidos 26 modelos de ocho automotrices distintas. Para que esos modelos participen del programa, las terminales accedieron a rebajar su precio entre 3% y 13%. Dentro de los modelos incluidos hay autos económicos, como el Clío Mío, de Renault, o el Classic, de Chevrolet; medianos, como el Ford Focus Kinetic o el Honda City, y pickups, como la Toyota Hilux y la Amarok, de Volkswagen.

Las cuotas de los créditos del programa oficial, que tienen un tope de 120.000 pesos y financiarán hasta el 90% del valor de los vehículos, no pueden superar el 30% del ingreso neto. Por ejemplo, una persona que quiera comprar un auto económico, con un precio referencial de $ 93.900, tiene que hacer un pago inicial de $ 9390 (el 10% del valor del vehículo) y cancelar la diferencia en 60 cuotas de $ 2520 para los clientes del Banco Nación y de $ 2642 para los no clientes. En este caso, el ingreso familiar neto mensual no puede ser menor a $ 8400 (para los clientes del Banco Nación) y de $ 8807 (para los no clientes).

En los primeros tres años los créditos del programa, que pueden ser precancelados, tienen una tasa fija. A partir de la cuota 37 se aplica una tasa variable que no puede superar la variación del Coeficiente de Variación Salarial que mide el Indec. El trámite para acceder a esos créditos empieza en las concesionarias porque el cliente, entre otros requisitos, debe llevar al banco la factura del auto seleccionado.

 

Fuente: Lanacion.com

 

 

En el ámbito de la ALADI, Argentina y Brasil suscribieron el pasado 10 de junio de 2014, un Protocolo Adicional al Acuerdo de Complementación Económica No. 14 (ACE 14) mediante el cual se regula el comercio de productos del sector automotor entre ambos países.

A través del referido instrumento, el cual fue registrado como Cuadragésimo Cuarto Protocolo Adicional, ambos países acordaron prorrogar la vigencia de las disposiciones contenidas en el Trigésimo Octavo Protocolo Adicional desde el 1° de julio de 2014 hasta el 30 de junio de 2015.

Asimismo, las Partes se comprometieron a iniciar negociaciones entre los meses de julio de 2014 y marzo de 2015, con vistas a la elaboración de un nuevo Acuerdo a ser aplicado a partir de 1° de julio de 2015 al intercambio comercial de Productos Automotores y, para tales efectos, establecieron un Plan de Trabajo.

Por último, procedieron a trasponer a la Nomenclatura del MERCOSUR (NCM) Versión 2012, la Lista de productos pertenecientes al sector automotor que constituye el ámbito de aplicación del Acuerdo.

En cuanto a la entrada en vigor del Protocolo suscrito, esta tendrá lugar en forma simultánea en el territorio de ambas Partes en la fecha en que las mismas notifiquen a la Secretaría General de la ALADI que concluyeron las formalidades jurídicas necesarias en cada país para su aplicación.

 

Fuente: Panamaon.com

 

Los gobiernos de Argentina y Brasil acordaron prorrogar el régimen existente para el sector automotriz, desde el 1 de junio pasado hasta el 30 de junio de 2015, informó el ministro de Economía, Axel Kicillof.
El acuerdo fue alcanzado durante una reunión que mantuvieron en el Palacio de Hacienda, Kicillof, la ministra de Industria, Débora Giorgi; y el titular de la cartera industrial de Brasil, Mauro Borges, en un encuentro que contó también con la presencia del canciller Héctor Timerman.

El convenio contempla también que por cada millón de dólares que Argentina exporta al Brasil, los brasileños podrán vender a nuestros país productos por 1,5 millón de dólares; al tiempo que también se comprometieron a iniciar negociaciones, que serán realizadas entre julio de 2014 y marzo de 2015, para elaborar un nuevo acuerdo, a ser aplicado a partir de 1° de julio de 2015.

 

Puntos salientes

Con lo que se denomina un “flex” de comercio de 1,5 dólar, la vigencia del trigésimo octavo Protocolo Adicional al Acuerdo de Complementación Económica N° 14 será de un año, con posibilidad de prórroga.

La prórroga en estas condiciones representa una mejora sustancial para el perfil exportador argentino en materia automotriz, pues el convenio anterior establecía un “flex” de u$s1,95 a favor de Brasil por cada dólar exportado por Argentina. Si bien es improbable que esta variante revierta el déficit del intercambio bilateral de unidades terminadas, insumos y autopartes, seguramente contribuirá a reducirlo.

El entendimiento incluye, entre otras propuestas, la modificación de la regla de origen, tendiente a incrementar el contenido regional y de autopartes; la construcción de una política industrial común para autopartes, al amparo del acuerdo, que considere la revisión de la estructura arancelaria y de los diversos mecanismos que perforen los aranceles.

 

Satisfacción de ambas partes

“Es un día de muchísima satisfacción y alegría, porque trabajamos bajo intenso fuego, porque decían que no íbamos a alcanzar algo mutuamente beneficioso. Se abre una nueva etapa en la relación bilateral productiva”, sintetizó Kicillof.

Borges añadió que “este acuerdo beneficia a ambos países y favorece el flujo de comercio de ambos países y a la integración productiva”.
Las negociaciones que llevaron adelante Argentina y Brasil apuntaron a un nuevo acuerdo en el sector automotor y equilibrar la balanza comercial que el año pasado fue desfavorable para nuestro país en u$s3.100 millones, de los cuales u$s1.581 millones correspondieron al segmento automotriz.

Fuente: Eltribuno.info
 


Página 5 de 25