Mercado

autosargentina

El patentamiento de vehículos mantuvo en julio su tendencia positiva con un incremento de 22,6% en relación con igual mes de 2016, y acumuló un crecimiento de 32,2% en los primeros siete meses del año respecto del mismo lapso del año anterior, informó hoy la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara).

Desde el sector de comercialización de vehículos se señaló que las cifras del séptimo mes del año permiten destacar que la comparación interanual se empieza a dar contra meses de 2016 que habían sido de buen nivel de ventas, lo que habla de un crecimiento sostenido y permite consolidar la estimación de cerrar el año por sobre las 800.000 unidades vendidas.

A pesar del crecimiento sostenido de ventas y a tono con el planteo que realizaron las automotrices al Gobierno nacional, las concesionarias volvieron a alertar hoy sobre la existencia de "un acoso impositivo muy notable" sobre el sector, lo que genera una situación de "rentabilidad que no es sustentable".

El informe de la entidad que nuclea a las concesionarias oficiales de todo el país precisó que el número de vehículos patentados durante julio de este año ascendió a 78.025 vehículos, lo que muestra un crecimiento del 22,6% en la comparación con el mismo mes de 2016, cuando se habían patentado 63.638 unidades.

Fuente: http://www.unidiversidad.com.ar


 
Autos_usados

En el país, los autos vendidos en julio sumaron 122 mil 110, lo que significó una reducción del 7.3 por ciento respecto a las unidades comercializadas en el mismo mes pero de 2016 cuando fueron 131 mil 764, de acuerdo con la AMIA y AMDA.

Las cifras de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), precisaron que en el acumulado de enero a julio, la comercialización de autos creció en 1.4 por ciento, en comparación con el año pasado.

Hasta julio el sector automotriz vendió 865 mil 161 unidades, contra las 853 mil 620 comercializadas en el periodo enero-junio de 2016.

Por marcas, la que en julio tuvo mayor incremento en sus ventas fue Subaru, con el 80 por ciento, luego de Jaguar, con el 62.4 por ciento y Kia, con el 31.7 por ciento.

Fuente: http://www.angulo7.com.mx


 
Chery_planta

Uno de los sectores que en la Argentina más sufrió la crisis económica de Brasil fue el automotriz. De hecho, según un informe elaborado por la organización Invenomica explica cómo el ajuste del vecino tuvo su impacto negativo en nuestro país.

"Brasil viene sufriendo desde 2013 un fuerte ajuste en su mercado doméstico automotriz. De los más de 310.000 vehículos mensuales promedio patentados en Brasil en el año 2013, sólo queda poco más de la mitad. El mercado sufrió un importante desplome, que recién en los últimos meses se viene atemperando", recuerda el trabajo firmado por Pablo Besmedrisnik. Y destaca: "Brasil y sus terminales han logrado externalizar, trasladar a terceros, buena parte del costo de su merma en el mercado".

Según el informe, "los autos importados (intra y extra Mercosur) pasaron de representar alrededor de un 24% de su mercado en 2012 al 10,1% en junio de 2017 (11,3% si consideramos la media móvil 12 meses). Por otro lado, la participación de las exportaciones de vehículos en el total de la producción casi se triplicó en los últimos dos años".

Al respecto, concluye que "el ajuste del mercado automotriz brasileño se compensó con una reducción brusca en las importaciones y redirigiendo producción local a mercados externos".

En ese contexto, asegura la publicación de Invenomica, Argentina "es uno de los principales perjudicados por estas acciones defensivas" de la gestión que encabeza Michel Temer. "Brasil perdió importancia como destino de las exportaciones de las terminales argentinas: durante el primer semestre de 2017 sólo un 62% de las exportaciones argentinas tuvieron como destino a Brasil, mientras que en años anteriores este guarismo se ubicaba entre el 79% y el 89%. Por su parte los autos brasileños son cada vez más representativos en las importaciones de vehículos de la Argentina. Durante el primer semestre de 2017 los autos brasileños fueron el 85,2% de los vehículos importados en el mercado argentino, contra el 71,6% del año 2013 cuando se iniciaba la crisis del sector en el país vecino", profundiza.

"El impacto en la Argentina sobre el comercio exterior, sobre el dinamismo del entramado industrial y sobre el empleo, ha sido enorme. Queda en evidencia que los mecanismos generales de regulación del Mercosur y los específicos asociados al sector automotriz son insuficientes para administrar eficientemente el contagio de una la crisis brasileña sobre una economía argentina, de menor tamaño y más vulnerable. También es claro que no es solo por efecto de la brecha de competitividad frente a Brasil o México (que efectivamente existe) que el sector automotriz argentino sufre", opina el informe.  

Y concluye: "Esta realidad, de por sí grave, se amplifica cuando se analiza de forma conjunta la relación comercial entre Argentina y Brasil considerando no solo los autos terminados sino el intercambio de autopartes, históricamente deficitario para la Argentina".

Fuente: http://www.ambito.com


 
autos_venta_thumb250px_

El sector del automóvil da empleo, de forma tanto directa como indirecta, a 12,6 millones de personas en el conjunto de la Unión Europea, lo que supone un aumento del 3,2% en comparación con las cifras de 2013, según los últimos datos publicados, correspondientes a 2015, publicados por la Asociación Europea de Constructores de Automóviles y Camiones (Acea).

Este informe, recogido por Europa Press, apunta que entre 2013 y 2015 el volumen de empleo vinculado al automóvil en la Unión Europea se ha incrementado en alrededor de 400.000 personas. Así, al cierre de 2015, un total de 2,5 millones de personas trabajaban de forma directa (2,3 millones dos años antes) en el sector, mientras que los 10,1 millones restantes (9,9 millones en 2013) lo hacían de manera indirecta.

El área de fabricación de vehículos, carrocerías y de componentes y accesorios concentró un volumen de plantilla de 2,45 millones de trabajadores durante 2015, un 6,9% más, mientras que el volumen de producción indirecto fue de 825.000 personas, un 2,2% más.

De esta forma, el total de personas vinculadas a la producción de vehículos, carrocerías, componentes y accesorios en la Unión Europea fue de 3,3 millones de personas en 2015, un 6,4% más. Los empleos no vinculados a la fabricación alcanzaron 9,3 millones de personas en 2015, un 2,1% más.

Según los datos de Acea, el sector del automóvil copó, al cierre del año 2015, el 5,7% de todo el empleo en el conjunto de la UE, mientras que los 2,45 millones de personas que trabajan en la fabricación del sector, representaron el 8,2% de la plantilla de producción global en la región.

Además, el porcentaje de empleo directo en la fabricación del sector en relación con la población activa fue del 1,14% en la Unión Europea durante 2015, frente al 0,95% de 2013. El ratio más elevado se concentró en República Checa, con un 3,24% (2,7% en 2013), mientras que en España la proporción alcanzó el 0,8% (0,57% en 2013).

Así, en el territorio español trabajaban 142.480 personas directamente vinculadas con la producción del sector del automóvil al cierre de 2015, un 8,3% más si se compara con las 131.493 personas con las que finalizó el ejercicio 2013.

Fuente: Europa Press



 
electrico_salondeParis

"Hoy vamos a hablar de una tendencia que alguna vez fue hipótesis". Así se abrió la conferencia Presente y futuro de la movilidad eléctrica en Uruguay, realizada el pasado 30 de junio en el LATU. La masificación de los autos eléctricos, que hasta hace no muchos años parecía una utopía, es una realidad cada vez más tangible en todo el mundo, y también en Uruguay.

En busca de agilizar la concreción de ese escenario, el gobierno –a través de un grupo interinstitucional integrado por la Dirección Nacional de Energía (DNE), UTE, ANCAP y los ministerios de Economía y de Transporte– prepara una serie de estímulos para que las empresas cambien su flota de vehículos y pasen de la movilidad a combustión al transporte eléctrico.

Viabilidad

El gran escollo que presenta el vehículo eléctrico es el costo de cada unidad. A pesar de que con el paso de los años la brecha se ha acortado, todavía sigue habiendo diferencias importantes entre un vehículo a combustión y su par eléctrico. Sin embargo, en algunos nichos, como el transporte público y los vehículos utilitarios, "la ecuación ya cerró", según explicó el economista Ruben García, asesor de la DNE.

Es a esos nichos a los que apunta el gobierno en esta fase inicial de electrificación de la flota. La ecuación a la que refiere García se basa en que la adquisición de un vehículo eléctrico supone una inversión inicial mayor, pero también un ahorro según la cantidad de kilómetros recorridos. Eso hace que el sobrecosto inicial del vehículo requiera tiempo y recorrido para amortizar la inversión.

En ese sentido, los taxis, ómnibus, remises, así como otros transportes de mercadería, son los únicos que –por el momento– devuelven el sobre costo en un tiempo acorde a la vida útil del vehículo. Cada uno de ellos, eso sí, presenta tasas de retorno diferentes. En el caso del taxi, de acuerdo a las estimaciones de la DNE, el vehículo eléctrico gasta siete veces menos por kilómetro que un vehículo a combustible. Con un recorrido diario superior a 300 kilómetros, en poco más de tres años ya se obtiene un retorno, cuando la vida útil del vehículo es de 10 años. El ómnibus presenta una tasa de retorno inferior pero sigue siendo igualmente atractiva.

En el caso de los vehículos utilitarios, el ahorro está atado a la aplicación de la ley de Promoción de Inversiones. El beneficio para las empresas, explicó García, se basa en que la incorporación de una flota eléctrica puntúa para la ley de inversiones y eso permite exonerar IRAE. Sin esos estímulos fiscales, el cambio aún no es atractivo. La situación de los utilitarios es diferente a la del transporte público por dos razones: en primer lugar, el recorrido que hacen suele ser menor y eso retrasa el ahorro; por otra parte, esos vehículos pagan una patente que se calcula en función del costo de la unidad, que es entre dos o tres veces mayor a la del mismo vehículo en su versión tradicional.

Nuevos beneficios

Para acortar esa brecha, el gobierno avanza en una resolución para nivelar la patente de los vehículos eléctricos a la correspondiente al mismo vehículo en su versión a combustión. Según informó García a El Observador, la semana pasada el grupo interinstitucional cerró la propuesta y ahora resta elevarla al Sistema Único de Cobro de Ingresos Vehiculares (Sucive).

Otro beneficio que está a estudio del grupo –y que ya fuera previamente anunciado por la ministra de Industria Carolina Cosse– es la modificación del fideicomiso del gasoil, para que incluya a la flota eléctrica en su beneficio. La propuesta, que pasa a otorgar el subsidio por kilómetro recorrido en vez de hacerlo por litro de gasoil, está a consideración de los distintos ministerios y "es probable que en un mes, mes y medio, tengamos aprobado ese cambio que es fundamental para la movilidad eléctrica", estimó el economista.

Por último, también está a consideración del Banco República (BROU) un cambio al modelo de financiamiento de los taxis. "El BROU y las cooperativas están trabajando en un financiamiento a cinco años", informó García, quien explicó que eso es necesario para acompasar un retorno que es más prolongado en el tiempo.

Tendencia mundial

En los últimos meses se han acumulado una serie de señales que evidencian la profundización de la tendencia hacia el transporte eléctrico.

Volvo anunció este mes que a partir de 2019 solo lanzará modelos eléctricos o híbridos. Unos días antes, el gobierno de Francia anunció su intención de prohibir la venta de autos con fuentes fósiles para 2040. A su vez, Bloomberg corrigió sus proyecciones y augura un avance más rápido de los vehículos eléctricos.

Para no ser menos, el senador del Partido Colorado, Pedro Bordaberry, presentó en abril un proyecto de ley para prohibir la importación de vehículos con motores de combustión interna para el año 2030, y prohibir su circulación a partir de 2035.

Fuente: El Observador


 
coches-grandiosos

El sector automotriz será uno de los principales beneficiados con la actualización del Acuerdo de Complementación Económica (ACE) negociado por Colombia y el Mercosur, del que hacen parte Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, paso que permitirá la entrada en vigencia de un nuevo convenio que eliminará los aranceles en el comercio bilateral de vehículos.

El acuerdo también facilitará las exportaciones de productos textiles, agroquímicos y plásticos. Para el caso puntual de los vehículos, el acuerdo permitirá a Colombia exportar a Brasil hasta 50.000 vehículos con cero arancel.

Con la firma de este programa comercial entra en vigencia el acuerdo firmado en abril entre Argentina y Colombia, por el cual dicho país podrá exportar sin aranceles hasta 100.000 vehículos en cuatro años, lo que implicará exportaciones anuales por unos 700 millones de dólares.

"Nuestros autos dejarán de pagar aranceles para ingresar al mercado colombiano. Más industria y más empleo para la Argentina", dijo Francisco Cabrera, ministro de Producción de Argentina, en su cuenta de Twitter.

Por el lado de Colombia, según el Ministerio de Comercio, para el caso de vehículos con Argentina, el país podrá exportarle, con cero arancel, hasta 12.000 unidades de vehículos de carga y pasajeros, y hasta 30.000 unidades de vehículos livianos.

Con esto, según el Gobierno argentino, se “abre un nuevo mercado anual de 700 millones de dólares para camionetas, buses, camiones y autos de industria nacional, con una previsión de aumento de producción de 9.000 vehículos nuevos durante el primer año".

La ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture, indicó con esto la industria automotriz podrá tomar otro aire.

“Grandes ensambladoras del país como Hino Motors, Sofasa y General Motors están esperando que estos acuerdos se materialicen. El sector tendrá oportunidades comerciales importantes en esos dos mercados que están en crecimiento de consumo de este tipo de productos”, dijo la funcionaria.

La ratificación de ACE se produjo en el marco de la cumbre de jefes de Estado del Mercosur a la que Colombia asistió en carácter de país asociado al bloque.

Fuente: El Tiempo


 


Página 9 de 131