Mercado

autoelectrico_thumb250px_

La movilidad eléctrica va en serio. El sector del automovilismo avanza cada vez más hacia el mercado de los coches eléctricos o híbridos. El último en lanzar un órdago en esta dirección ha sido el fabricante Volvo, que anunció la semana pasada que a partir del 2019 sólo lanzará vehículos eléctricos o híbridos. La marca Tesla, por su parte, ya ha iniciado la producción del Model 3, con el que quiere generar impacto entre la clase media.

En el caso de Volvo, la decisión se basa en que “la gente demanda cada vez más automóviles eléctricos y queremos responder a las necesidades actuales y futuras de nuestros clientes”, tal y como afirmó Hakan Samuelsson, consejero delegado de la compañía, en un comunicado. En este sentido, el objetivo de la firma sueca es vender un millón de coches eléctricos o híbridos en 2025.

Volvo, que desde 2010 pasó de Ford a manos del fabricante chino Geely, tiene previsto lanzar al mercado cinco coches totalmente eléctricos entre 2019 y 2021, tres de los cuales serán modelos Volvo y dos serán vehículos de Polestar, la marca de la compañía dedicada al desarrollo de automóviles eléctricos de alta gama. En esta línea, la empresa con sede en Gotemburgo irá eliminando gradualmente los coches con motores de combustión interna puros en los próximos años.

Por su lado, Tesla se ha lanzado a la conquista de las masas con su nuevo Model 3, el cual comenzó a producirse el viernes pasado. Elon Musk, consejero delegado de la firma estadounidense, confirmó a través de su cuenta personal de Twitter que la producción de su nuevo vehículo se había puesto en marcha dos semanas antes de lo previsto. “La producción crece de forma exponencial, por lo que en agosto habremos producido 100 coches y en septiembre más de 1.500”, aseguró el directivo en la red social.

En este sentido, la empresa planea alcanzar para el próximo diciembre un ritmo de fabricación constante de hasta 20.000 unidades al mes del Model 3. El nuevo automóvil destaca del resto modelos de la compañía, Model S y Model X, debido a su precio más accesible para la clase media: 35.000 dólares (30.745 euros). Por el momento, hay más de 400.000 reservas realizadas por una unidad de este modelo.

Otros fabricantes han movido ficha para competir en el mercado de la movilidad eléctrica. BMW confía en comercializar 100.000 coches eléctricos en 2017 y apunta a hacer la misma jugada en 2025, pero esta vez copando casi el 25% de su total. Chevrolet, de General Motors, también se ha fijado el objetivo de vender vehículos eléctricos, concretamente 30.000 este año.

Fuente: http://www.elnacional.cat/es


 
autopartes_203069

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) informó que la exportación de vehículos creció 12 por ciento durante julio pasado en comparación con el mismo mes del año anterior, para llegar a un total de 276 mil 626 unidades enviadas al exterior, un nuevo máximo histórico.

En el caso específico de Estados Unidos, el envío de vehículos creció 15.9 por ciento durante el mes citado, una cifra destacable si se toma en cuenta que las ventas en dicho país cayeron 3.2 por ciento.

La producción total de automóviles avanzó 4.9 por ciento en junio para llegar a 334 mil 606 unidades, también una cifra nunca antes vista en la historia de la industria nacional.

El presidente de la AMIA, Eduardo Solís, apuntó que 80 por ciento de los vehículos ligeros construidos en el país se llevan a otros mercados y, de este universo, 85 por ciento corresponde a México y Canadá.

Fuente: El Economista


 
1
 
fabrica_Clarin_thumb250px_

La producción de vehículos en la Unión Europea (UE) durante el primer cuatrimestre de este año ha ascendido a 5.036.786 unidades, el 4,9 % más que en el mismo período de 2016, según la patronal de fabricantes del Viejo continente, ACEA.

ACEA atribuye esta alza de fabricación a la mejora de la producción en Europa del Este, principalmente en Turquía (el 35,3 % más, hasta 263.999) y Ucrania (el 167,9 % más, hasta 1.396), donde había bajado “sustancialmente” en 2016.

En Estados Unidos, ha aumentado el 3,4 %, hasta 2.388.097 unidades; mientras que en Brasil ha bajado el 0,4 %, hasta 397.771 unidades, de acuerdo con los datos de ACEA.

Por lo que respecta a Asia, la fabricación ha subido el 2,2 %, hasta 10.092.040 unidades, de las que China aporta 5.081.813 (el 2,2 % menos), Japón 2.195.030 (9 % más) y Corea del Sur 1.009.222 (2,3 % más).

El resto se lo reparten India (984.885, el 9,6 % más), Tailandia (240.605, el 4,5 % menos), Indonesia (221.215, el 0,3 % menos) y “otros países” 359.270, el 15,4 % más.

En el caso de África y Oriente Medio, la producción ha sido de 471.740 unidades, el 7,9 % más; de las que Irán ha realizado 292.101, el 10,6 % más, según la patronal europea.

La fabricación mundial crece el 3,5 %  

En total, en todo el mundo se han montado entre enero y abril de este año 19.775.081 vehículos, el 3,5 % más.

El peso de Asia en ese total es del 51 %, el de Europa del 25,5 %, el de Norteamérica del 18,7 %, el de América del Sur del 2,4 % y el de Oriente Medio y África del 2,4 %.

Por países el 25,7 % de la producción mundial está focalizada en China, el 12,1 % en Estados Unidos y el 11,1 % en Japón. A distancia se sitúan Corea del Sur (5,1 %) e India (5 %).

Fuente: EFE


 
vehiculo-autonomo_hi

Con el nombre de “Mercado global de vehículos autónomos: Controladores, restricciones, oportunidades, tendencias y pronósticos para 2027”, la compañía de investigación de mercados Infoholic Research ha presentado sus predicciones para este sector. Según éstas, el mercado mundial de vehículos autónomos crecerá a una tasa anual compuesta del 39,6% hasta 2027 para generar ese año un volumen de negocio de 126.800 millones de dólares. Según la compañía, la industria automotriz se situará a la vanguardia de las innovaciones tecnológicas y será uno de los sectores clave para el crecimiento económico. Los proveedores de esta industria se están moviendo de los vehículos semi-conectados (con conductor) a los vehículos totalmente autónomos (sin conductor).

Las crecientes inversiones de los fabricantes de automóviles, las incipientes demandas de los consumidores y los avances tecnológicos en la industria automotriz han llevado al aumento de la demanda de vehículos sin conductor en el mercado. Eso sí, en el escenario actual, la auto-conducción no se limita sólo a los coches, sino que también está ganando popularidad entre el transporte público y los camiones. Por lo tanto, la mayoría de los sectores empresariales, incluyendo la venta al por menor, la fabricación, el transporte y la logística preferirán vehículos autónomos para la entrega en el futuro. Por otro lado, las personas pueden utilizar los servicios de vehículos compartidos debido a las ventajas de la facilidad y la asequibilidad.

A partir de aquí, la compañía segmenta y analiza el mercado por tipo de producto, de vehículos autónomos y regiones. Por ejemplo, bajo el segmento de tipo de producto, se espera que el segmento de software tenga la mayor cuota de mercado, seguido por el de hardware y servicios. El de software viene principalmente impulsado por los vehículos totalmente autónomos, en comparación con los semiautónomos. Por su parte, los proveedores de hardware tienen nuevas oportunidades de negocio, debido a los diferentes tipos de componentes que se utilizarán en vehículos autónomos para su funcionamiento. Sin embargo, se espera que la cuota de mercado del hardware disminuya en los próximos años cuando aumente la tasa de adopción de vehículos autónomos.

En cuanto a las regiones, Norteamérica será el área geográfica líder en el mercado de vehículos autónomos. Es un destino atractivo para las principales partes interesadas, debido a la disponibilidad de infraestructura de gama alta, el aumento de las inversiones de los fabricantes de automóviles y las iniciativas gubernamentales. Asimismo, en la región de Asia/Pacífico se espera que China, India y Japón lideren el mercado durante los próximos seis a ocho años.

Por último, y según apunta Bhavya H, analista de investigación de Infoholic Research, “la tendencia tecnológica de la Inteligencia Artificial desempeñará un papel importante en la era de los vehículos autónomos, y se espera que aumente en los próximos años el número de empresas que ofrecen estos servicios”, confirma el directivo.

Fuente: http://www.ituser.es


 
adefa_autos

Las terminales automotrices le informaron al presidente Mauricio Macri que este año el sector podría cerrar el año con un crecimiento de entre 15 y 20%, y se mostraron confiados en la posibilidad de llevar a la práctica un plan para producir un millón de vehículos para 2023 a partir de la discusión de aspectos impositivos, laborales y logísticos que condicionan a la industria.

Así se lo plantearon los directivos que integran la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa), encabezados por su presidente Joachim Maier, en el marco de la visita al Salón del Automóvil que realizó este mediodía el presidente Macri junto al ministro de Producción, Francisco Cabrera, y el secretario de Industria, Martín Echegoyen, en el predio de La Rural.

“La situación está muy buena, esperamos un aumento del mercado de por lo menos 15 % hasta podría ser mejor y llegar en torno al 20% en producción”, afirmó Maier a Télam, luego de recibir al jefe del Estado junto al titular de Volkswagen, Pablo Di Si; de Totoya, Daniel Herrero; de Renault, Fernando Peláez Gamboa; de Iveco, Marcus Cheistwer; y de Scania, Emilio Muller.

Pero además de la perspectiva de recuperación productiva de un sector que viene en retracción desde hace más de un año, Maier dijo que le manifestó a Macri “los desafíos que está enfrentando la industria automotriz referidos primero al mercado de Brasil que está actualmente en una crisis aunque ya con señales de recuperación”.

“También estamos preocupados por la competitividad del sector y le pedimos al Gobierno que nos ayuden para trabajar juntos para mejorar la situación y poder llegar a un millón de vehículos producidos en el país”, afirmó el también presidente de Mercedes Benz Argentina, en referencia al plan oficial de llegar a esa cifra de unidades hacia 2023.

Sobre las mesas de diálogo que la industria ya confirmó con el Gobierno en el marco del Ministerio de Producción, Maier mencionó su interés en discutir “la carga impositiva” que pesa sobre la producción de cero kilómetros, “la mejora de la productividad laboral” en un aspecto a abordar con los sindicatos y “la necesidad de fortalecer la industria autopartista nacional”.

En ese sentido, el presidente de Adefa admitió que “hay una hoja de ruta que posibilita achicar las diferencias que tenemos con otros mercados productores de automóviles”.

La referencia obligada es el mercado brasileño, respecto al cual Maier afirmó que la industria “identificó un gap con Brasil el cual un tercio de esa diferencia se explica por parte del impuesto sobre la producción, otro tanto por la mano de obra y la productividad de escala, y otro tanto por tecnología y logística”.

Sobre la perspectiva de recuperar los niveles de exportación de la industria local, Maier admitió que depende “más que nada del destino más importante que es Brasil, el que transita una situación económica difícil pero que vemos con optimismo que empieza a mejorar”.

El directivo resaltó que “en este Salón del Automóvil todas las empresas instaladas en el país mostraron un proyecto nacional, y tener a diez terminales con un anuncio de desarrollo local está arriba de la media”, ya que un ciclo de vida para un automóvil es de entre 5 y 7 años y para modelos comerciales de entre 7 y 10 años, lo que reduce la posibilidad de una sucesión de anuncios.

En su recorrida por los stands de la feria que se mantendrá abierta al público hasta mañana, el Presidente visitó los modelos en exposición de las marcas Toyota, Chevrolet, Ford, Fiat, Renault, Nissan, Volkswagen, Mercedes Benz, Peugeot y Scania en varias de las cuales posó para los fotógrafos a bordo de distintas unidades.

En el cierre de su visita al predio ferial de La Rural, Macri se subió a un reluciente Cadillac El Dorado II -que forma parte de la colección de autos clásicos de la muestra- que fue adquirido en 1955 por el entonces presidente Juan Domingo Perón y que lo esperaba para la foto de despedida con funcionarios y directivos de Adefa.

Mientras el mandatario apreciaba el Cadillac, a pocos metros el ministro Cabrera destacó la importancia del Salón, que “representa a una de las industrias madre de la Argentina que hoy registra aumento de producción y aumento de ventas” con automotrices que “vienen anunciando importantes inversiones que permiten ver que es factible la meta del plan de 1 millón de automóviles de producción nacional”.

Cabrera enfatizó, en ese sentido, que “en el sector automotriz no hay despidos, hay suspensiones por cambio de modelos pero son suspensiones pautadas y no hay dudas que es un sector que va a tomar empleo”.

También explicó que la producción local “se ve afectado por la situación en Brasil, ya que el 50 por ciento de los que se fabrica en las terminales locales se vende a aquel país y en consecuencia se ve afectado por la recesión. Pero eso esta mejorando y en los últimos dos meses recibimos que se viene dando un aumento de ventas” de vehículos en el principal socio regional.

Fuente: Télam



 


Página 9 de 130