Mercado

coches-grandiosos

El sector automotriz será uno de los principales beneficiados con la actualización del Acuerdo de Complementación Económica (ACE) negociado por Colombia y el Mercosur, del que hacen parte Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, paso que permitirá la entrada en vigencia de un nuevo convenio que eliminará los aranceles en el comercio bilateral de vehículos.

El acuerdo también facilitará las exportaciones de productos textiles, agroquímicos y plásticos. Para el caso puntual de los vehículos, el acuerdo permitirá a Colombia exportar a Brasil hasta 50.000 vehículos con cero arancel.

Con la firma de este programa comercial entra en vigencia el acuerdo firmado en abril entre Argentina y Colombia, por el cual dicho país podrá exportar sin aranceles hasta 100.000 vehículos en cuatro años, lo que implicará exportaciones anuales por unos 700 millones de dólares.

"Nuestros autos dejarán de pagar aranceles para ingresar al mercado colombiano. Más industria y más empleo para la Argentina", dijo Francisco Cabrera, ministro de Producción de Argentina, en su cuenta de Twitter.

Por el lado de Colombia, según el Ministerio de Comercio, para el caso de vehículos con Argentina, el país podrá exportarle, con cero arancel, hasta 12.000 unidades de vehículos de carga y pasajeros, y hasta 30.000 unidades de vehículos livianos.

Con esto, según el Gobierno argentino, se “abre un nuevo mercado anual de 700 millones de dólares para camionetas, buses, camiones y autos de industria nacional, con una previsión de aumento de producción de 9.000 vehículos nuevos durante el primer año".

La ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture, indicó con esto la industria automotriz podrá tomar otro aire.

“Grandes ensambladoras del país como Hino Motors, Sofasa y General Motors están esperando que estos acuerdos se materialicen. El sector tendrá oportunidades comerciales importantes en esos dos mercados que están en crecimiento de consumo de este tipo de productos”, dijo la funcionaria.

La ratificación de ACE se produjo en el marco de la cumbre de jefes de Estado del Mercosur a la que Colombia asistió en carácter de país asociado al bloque.

Fuente: El Tiempo


 
armadora_61_thumb_medium300_200

Las economías emergentes representan más de la mitad de la producción automotriz en el orbe, según datos divulgados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Por ello, Tommaso Pardi, director de la Red internacional del automóvil, consideró durante un intercambio con la OIT que dichas economías son claves en esa industria.

En el 2000, ejemplificó, menos de cuatro millones de automóviles fueron producidos en China, hoy día la cifra es de casi 30 millones. Se ha convertido en el principal fabricante de automóviles del mundo y en el mayor mercado. Todo lo que sucede en ese país tiene una importancia estratégica para la industria en general, enfatizó.

Pardi subrayó que una industria automotriz tan grande como la de Europa y Estados Unidos juntas emergió en China en sólo 15 años, mientras que fue necesario más de un siglo para construirla en cualquier otro lugar. Podemos esperar que esta tendencia continúe en otros países como India, Brasil y Rusia, comentó.

Dado que muchas fábricas han sido establecidas por las firmas internacionales según las normas de producción mundiales, disponen de un sistema de producción muy avanzado, comparable al de los países occidentales, apuntó.

Aunque el directivo opinó que las condiciones de trabajo en estas fábricas pueden ser consideradas como buenas en la mayoría de los casos, consideró necesario distinguir entre los trabajadores permanentes y los temporales.

Estos últimos proporcionan la flexibilidad que permite compensar los costos estructurales elevados para seguir siendo competitivos, y la situación es aún peor para los proveedores de equipos que con frecuencia producen más de 80 por ciento del valor. Esto con frecuencia ocasiona tensiones sociales: así que uno de los desafíos es reequilibrar el sistema y mejorar las condiciones de todos, enfatizó.

Fuente: Prensa Latina


 
automoviles_en_fila

Dando cuenta de un mayor dinamismo en el sector, considerando que hace cuatro años que no se registraba un crecimiento superior a los dos dígitos al primer semestre, el mercado automotriz anotó un alza en sus ventas de 16,1% a junio de este año, con 162.663 unidades nuevas en todo el país.

De acuerdo a la Asociación Nacional Automotriz de Chile (ANAC), solo en el sexto mes las ventas de este mercado representaron un alza de 15,6% respecto al mismo periodo de 2016, cifras que según la entidad, se explicaría por distintos factores.

Uno de ellos apunta a las estrategias comerciales de las marcas para ofrecer una amplia gama de modelos y precios competitivos, además del lanzamiento de 49 nuevos autos, con 217 versiones, lo que resulta en un mercado de 454 modelos y 1.483 versiones.

Sin embargo, el factor que según los expertos incidió de mayor forma, es el relevante aumento en el acceso a créditos automotrices, que ha tenido un incremento de 30% con respecto a las colocaciones del año anterior, según informa la ANAC.

“Las marcas están bajando precios, privilegiando la venta de cantidad versus la obtención de un margen mayor de ganancia por cada venta. Esto se da en un contexto de un buen acceso a los créditos, que es algo determinante en este tema”, explica Cristobal Gamboni, economista de BBVA.

Opinión similar a la de Patricia Valenzuela, gerenta general de Agencia Negociadora, que señala que para el caso de los créditos automotrices, el mercado es muy dinámico debido a que muchas automotoras ofrecen financiamiento directo. “El gran dinamismo de este tipo de créditos no solo viene dado por la cantidad de actores, sino que a diferencia de otro tipo de créditos, la aprobación es casi instantánea. Hoy la oferta de créditos automotrices es altísima, ya sea por créditos directos o financiamiento con las empresas tradicionales de créditos automotrices. Además, algunos bancos ofrecen promociones de compra de autos en cierta cantidad de cuotas con 0% de interés o con uno más bajo al tradicional”, dice.

Pablo Bunster, gerente comercial de Iron Mountain afirma que el crecimiento del crédito automotriz es el único que se desalinea de la tendencia a la baja, en un escenario de acceso más restrictivo. Sin embargo, aclara que si bien ha habido un crecimiento importante en transacciones, el monto de compra promedio está siendo menor.

Para el presidente de la Cámara de Comercio Automotriz (Cavem), Carlos Dumay, otro factor que incide en el crecimiento de la venta de vehículos es la mala calidad de las alternativas de movilización. “La gente necesita movilizarse. Las alternativas que hay de movilización, como el Transantiago, es un desastre, la calidad del servicio que se presta, los tiempos de demora. La gente hoy valora poder disponer de su tiempo y el auto les cambia la calidad. El metro siendo muy bueno, pero es insuficiente. Esto tiene una incidencia directa en la demanda de vehículos”, afirma.

Un último factor que habría incidido, aunque en menor medida, sería el “temor” que generó la normativa que indicaba la restricción vehicular a los automóviles catalíticos anteriores a 2012. “Eso pudo haber impulsado en cierta medida el crecimiento de autos nuevos a inicio de este año. Sin embargo, no es el factor más determinante, porque esa amenaza se diluyó y el crecimiento se mantuvo alto”, señala Gamboni.

“Hace un tiempo estuvo el temor de la restricción vehicular, que eventualmente iba a comenzar este año pero finalmente no ocurrió, eso podría estar tras esta alza”, sostiene Nathan Pincheira, economista independiente.

Proyecciones

Debido a los buenos resultados durante el primer semestre, la ANAC ajustó al alza su proyección para el cierre de 2017. Así, la nueva proyección para este año es de 330 mil unidades nuevas, lo que sería 15.500 unidades más en comparación a la estimación entregada a principios de año. Esto significaría un cierre de año con un alza de 8%.

Desde la Cavem, en tanto, estiman que las unidades vendidas a fin de año superarían las 330 mil y proyectan un alza de 10%.

Fuente: La Tercera


 
autoelectrico_thumb250px_

La movilidad eléctrica va en serio. El sector del automovilismo avanza cada vez más hacia el mercado de los coches eléctricos o híbridos. El último en lanzar un órdago en esta dirección ha sido el fabricante Volvo, que anunció la semana pasada que a partir del 2019 sólo lanzará vehículos eléctricos o híbridos. La marca Tesla, por su parte, ya ha iniciado la producción del Model 3, con el que quiere generar impacto entre la clase media.

En el caso de Volvo, la decisión se basa en que “la gente demanda cada vez más automóviles eléctricos y queremos responder a las necesidades actuales y futuras de nuestros clientes”, tal y como afirmó Hakan Samuelsson, consejero delegado de la compañía, en un comunicado. En este sentido, el objetivo de la firma sueca es vender un millón de coches eléctricos o híbridos en 2025.

Volvo, que desde 2010 pasó de Ford a manos del fabricante chino Geely, tiene previsto lanzar al mercado cinco coches totalmente eléctricos entre 2019 y 2021, tres de los cuales serán modelos Volvo y dos serán vehículos de Polestar, la marca de la compañía dedicada al desarrollo de automóviles eléctricos de alta gama. En esta línea, la empresa con sede en Gotemburgo irá eliminando gradualmente los coches con motores de combustión interna puros en los próximos años.

Por su lado, Tesla se ha lanzado a la conquista de las masas con su nuevo Model 3, el cual comenzó a producirse el viernes pasado. Elon Musk, consejero delegado de la firma estadounidense, confirmó a través de su cuenta personal de Twitter que la producción de su nuevo vehículo se había puesto en marcha dos semanas antes de lo previsto. “La producción crece de forma exponencial, por lo que en agosto habremos producido 100 coches y en septiembre más de 1.500”, aseguró el directivo en la red social.

En este sentido, la empresa planea alcanzar para el próximo diciembre un ritmo de fabricación constante de hasta 20.000 unidades al mes del Model 3. El nuevo automóvil destaca del resto modelos de la compañía, Model S y Model X, debido a su precio más accesible para la clase media: 35.000 dólares (30.745 euros). Por el momento, hay más de 400.000 reservas realizadas por una unidad de este modelo.

Otros fabricantes han movido ficha para competir en el mercado de la movilidad eléctrica. BMW confía en comercializar 100.000 coches eléctricos en 2017 y apunta a hacer la misma jugada en 2025, pero esta vez copando casi el 25% de su total. Chevrolet, de General Motors, también se ha fijado el objetivo de vender vehículos eléctricos, concretamente 30.000 este año.

Fuente: http://www.elnacional.cat/es


 
autopartes_203069

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) informó que la exportación de vehículos creció 12 por ciento durante julio pasado en comparación con el mismo mes del año anterior, para llegar a un total de 276 mil 626 unidades enviadas al exterior, un nuevo máximo histórico.

En el caso específico de Estados Unidos, el envío de vehículos creció 15.9 por ciento durante el mes citado, una cifra destacable si se toma en cuenta que las ventas en dicho país cayeron 3.2 por ciento.

La producción total de automóviles avanzó 4.9 por ciento en junio para llegar a 334 mil 606 unidades, también una cifra nunca antes vista en la historia de la industria nacional.

El presidente de la AMIA, Eduardo Solís, apuntó que 80 por ciento de los vehículos ligeros construidos en el país se llevan a otros mercados y, de este universo, 85 por ciento corresponde a México y Canadá.

Fuente: El Economista


 
1
 


Página 10 de 131