Mercado

autos-electricos_2_thumb_other250_0


El punto de inflexión para los vehículos electrificados está cerca. Para el año 2030, se espera que una combinación de trenes motrices híbridos y totalmente eléctricos reduzca la cuota de mercado mundial de los motores de combustión interna (ICE) en un 50%. Así se ha anunciado en la conferencia de prensa sobre vehículos eléctricos y trenes motrices electrificados, organizada por el equipo de Automotive y Engineered Products & Infrastructure de The Boston Consulting Group (BCG), la semana pasada en Detroit, a la que ha podido tener acceso ABC.

La tecnología, los marcos regulatorios y el coste de propiedad del consumidor, son los tres factores que darán forma al cambio, que BCG espera que se desarrolle en tres fases y alrededor de 12 años. Los ICE continuarán siendo el tren motriz dominante durante los próximos años, al menos hasta 2020, ya que los precios de los vehículos electrificados se mantendrán altos, incluso con incentivos, y el período de recuperación basado en el coste total de propiedad (TCO) para los consumidores será demasiado tiempo para ser atractivo, según la nueva investigación del grupo, el informe titulado «The Electric Car Tipping Point», el cual se prevé que todavía se publique de cara al mes de diciembre o enero.

Asimismo, los fabricantes cumplirán fácilmente las regulaciones actuales de emisiones con los avances en la tecnología ICE. Aproximadamente de 2020 a 2025, una mezcla de híbridos completos (HEV), híbridos suaves o híbridos de 48 voltios (MHEV), híbridos enchufables (PHEV) y alimentados por baterías los vehículos eléctricos (BEV) aumentarán su participación en el mercado ya que los fabricantes de equipos originales se ven obligados a cumplir con los estándares de eficiencia y emisiones más estrictos de toda la flota, principalmente al incentivar las ventas de productos no ICE.

Después de 2025, la caída de los precios de la batería y el aumento de la demanda de los consumidores basado en TCO impulsará el rápido aumento de las ventas de todos los vehículos electrificados, y especialmente de los BEV. La adopción de vehículos electrificados para vehículos de movilidad compartida se acelerará porque su mayor recorrido dará como resultado una amortización más rápida de la inversión. Y a medida que se desarrolla la transición, los ICE puros disminuirán en participación del 96% del mercado mundial actual a aproximadamente la mitad de todos los vehículos alrededor de 2030.

«El momento de la transición del mercado a un nuevo tipo de tren motriz ha sido durante mucho tiempo tema de debate», detalló Xavier Mosquet, socio principal de BCG y autor principal del estudio. «Las perspectivas para los vehículos eléctricos ahora se están aclarando, y el período de transición de un mercado dominado por ICE a un mercado en el que los vehículos electrificados crecen y los BEV comienzan a competir con los híbridos y los ICE están a punto de comenzar», añadió.

Avances tecnológicos

Tres serán los tipos de avances tecnológicos que determinarán el futuro del tren motriz. Hasta 2020, las mejoras tecnológicas en los ICE deberían ser suficientes para permitir que la industria cumpla con los requisitos regulatorios de emisiones en los principales mercados. El mayor cambio se producirá en Europa, donde los motores diesel, que tuvieron el 48% del mercado en 2016, comenzarán un descenso relativamente rápido en su participación hacia el 36% en 2020, debido al creciente coste de cumplir con los estándares de emisiones de óxido nitroso y dióxido de nitrógeno.

Al mismo tiempo, el coste de la batería, que son el principal impulsor de TCO para BEV y PHEV, están disminuyendo aún más y más rápido de lo previsto hace unos años. Las estimaciones de BCG, confirmadas por varias fuentes, tienen un coste de baterías por kilovatio-hora que cae entre 80 y 105 dólares (entre 69 y 90 euros) en 2025, y entre 70 y 90 dólares (entre 60 y 77 euros) en 2030.

Aunque solo cuando las fuentes de energía alternativas (nuclear, eólica y solar, por ejemplo) se conviertan en factores importantes en la generación de electricidad, las transmisiones eléctricas contribuirán materialmente a reducir los niveles atmosféricos de gases de efecto invernadero.

Fuente: http://www.abc.es


 
autos-japon-3

El sector automotor vivirá en los próximos años un verdadero “boom” y de aquí a 2030 podrá duplicar prácticamente su facturación, sobre todo por los cambios revolucionarios que se avecinan, pronosticaron expertos que analizaron el futuro del automóvil.

La facturación aumentará en los próximos 12 años de los 3.400 millones de dólares en la actualidad a por lo menos 6.600 millones de doláres en 2030, indica el estudio presentado hoy por la consultora McKinsey.

Los factores que determinarán el crecimiento son la prestación de nuevos servicios de movilidad, los autos autónomos y tracciones alternativas. Lo que hoy representa apenas un uno por ciento de la facturación global del sector aumentará en forma exponencial hasta cubrir una cuota del 25 por ciento.

“La industria automotriz tendrá una época dorada, siempre y cuando sepa resolver los cambios disruptivos que se avecinan”, explicó Andreas Tschiesner, director europeo de McKinsey para el área automotor.

Lo fundamental es, advirtió, que ningún constructor podrá resolver los desafíos ni realizar las extraordinarias inversiones necesarias por sí solo. “El éxito dependerá en el futuro del manejo de las alianzas que se tejan”, apuntó Timo Möller, uno de los autores de la investigación.

Las compañías automotrices se convertirán en prestadores de servicios de movilidad, ofreciendo nuevos servicios complementarios como nuevas aplicaciones, modelos de carsharing, servicios de transportes y organización de tránsito. Además, el sector atenderá la demanda de autos con motores eléctricos y de conducción autónoma, fenómeno que se podrá apreciar en las primeras ciudades en poco más de tres años, en 2021.

Fuente: https://www.elmundo.cr


 
Argentina_alta_gama

En octubre en Argentina se patentaron 77.227 vehículos cero kilómetro, un 21,5% más que en igual mes del año pasado, cuando se matricularon 63.548 unidades. Así lo informó la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara).

El acumulado de los diez primeros meses del año llegó a 778.927 ejemplares, un 27,8% más frente a los 609.442 de igual período de 2016. La única baja de octubre fue contra septiembre de este año (80.238), lo que significó una caída del 3,8%.

Entre las marcas Volkswagen se quedó con el primer puesto con 12.136 unidades (sin contar pesados), seguida por Chevrolet, con 11.263 y Ford, con 9.576. Siguieron Fiat (8.423), Renault (8.268), Toyota (7.669), Peugeot (5.673), Citroën (3.220), Nissan (1.794) y Honda (1.277).

Fuente: TN


 
1129

África es el último gran continente por conquistar para la industria automotriz. A pesar de la histórica presencia del sector en Sudáfrica y la fuerte expansión en Marruecos, en toda la región se producen menos de un millón de coches (el 60% en Sudáfrica) y se matriculan en torno de 1,5 millones al año. Estas cifras son sólo una muestra de un mercado que está poco desarrollado frente a otros emergentes, como el de América latina, donde se cuentan unos 180 vehículos por cada mil habitantes, frente a los 44 registrados en África, según la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA).

Sin embargo, en los últimos años hubo interés de algunos gobiernos y de las marcas para potenciar el negocio. El objetivo es llegar a vender 10 millones de unidades para 2030, una cantidad que más de un análisis no la considera descabellada.

"La producción local de vehículos tiene múltiples efectos en economías en desarrollo como las africanas, ya que supone un catalizador para la industrialización y la diversificación de la actividad. El sector es una opción atractiva para los gobiernos que quieren impulsar el empleo industrial y diversificar las exportaciones", afirma un análisis elaborado por la consultora Deloitte de Johannesburgo en 2014.

En Sudáfrica, esta teoría se ha visto con los años en la práctica. De los 600.000 autos que se fabrican en el país, más de la mitad se exporta y el sector, que aporta el 7,5% del producto bruto interno, da empleo directo a unas 113.000 personas. La actividad es de tal relieve en Sudáfrica que el ministro de Comercio, Rob Davies, se apresuró en abril pasado a afirmar que "el país no se podía permitir el lujo de dejar de apoyar a la industria automotriz".

A pesar de que la situación política sudafricana no es la más estable, el polémico gobierno de Jacob Zuma mantuvo al sector al margen de fricciones y las marcas han respondido con una cascada de inversiones para aumentar la producción en el país.

Marruecos, un modelo que marca el camino

El gobierno de Rabat confía en que para 2021 se hayan instalado en la zona de Tánger dos grandes fabricantes (uno sería Fiat) aparte de Renault y el grupo PSA, cuyas operaciones comenzarán el próximo año. Con estas inversiones se espera que el país pase de producir casi 350.000 vehículos al año a un millón para 2025, según declaró al portal Automotive News.

Fuente: La Nación


 
autos_europeos_thumb250px_

Durante el mes de septiembre, el crecimiento del mercado de vehículos comerciales ha sido del 0,6% en comparación con el año anterior. España y Alemania fueron los únicos en los que creció el número de matriculaciones (un 7,8% y un 5,5%), mientras que Reino Unido (-6,0%) e Italia (-1,0%) tuvieron un desempeño inferior al de septiembre del año pasado.

En septiembre de 2017, la demanda de vehículos comerciales ligeros en la UE ha sufrido una ligera subida (+ 2.1%) en comparación con agosto (+ 0.1%). Los mercados español y alemán registraron las ganancias más fuertes (+ 10.9% y + 9.9% respectivamente), mientras que la demanda de vehículos comerciales ligeros se contrajo en el Reino Unido (-4.2%) e Italia (-1.3%).

En los nueve primeros meses del año, se han matriculado en la UE 1.479.060 millones de vehículos comerciales ligeros nuevos, un 4,0% más que en el mismo período en 2016. España (+ 16,4%), Francia (+ 7,1%) y Alemania (+ 3,5%) contribuyeron positivamente al rendimiento de la UE, mientras que el Reino Unido (-3.1%) registró disminución.

Las matriculaciones de los vehículos comerciales de más de 16 toneladas han registrado un descenso del 6,3% en septiembre con 25.598 unidades matriculadas. Casi todos los principales mercados de EU registraron caídas, especialmente el de Reino Unido (-19.4%) y el de España (-11.8%). La única excepción fue Italia, donde las inscripciones aumentaron un 1,2% en comparación con septiembre del año pasado.

En los nueve primeros meses de 2017, el mercado de la UE creció ligeramente (+ 0,4%), alcanzando un total de 218,489 vehículos registrados. Italia registró el mayor crecimiento (+ 14,8%), seguido de Francia (+ 4,2%) y la demanda se mantuvo relativamente estable en Alemania (-0,5%) y España (-0,02%).

Las matriculaciones de vehículos comerciales de más de 3,5 toneladas han caído un 6,5% en septiembre con 31.109 vehículos matriculados.

De enero a septiembre se registraron 270.609 nuevos camiones. Italia (+ 12.2%) y Francia (+ 4.2%) aumentaron sus ventas, mientras que los registros de camiones disminuyeron en el Reino Unido y Alemania (-2.7% y -1.6% respectivamente).

Fuente: http://www.transporteprofesional.es

 
autos_varios

Hace unos años bastaba con mirar las calles para ver la mayor presencia de vehículos chinos, lo que se vio reflejado en los números de importación de coches desde el gigante asiático que tuvieron un pico en 2013. Pero desde ese momento ha cambiado la tendencia: cayeron 60% las compras a China y crecieron las importaciones desde Brasil, que recuperó su tradicional primer lugar como mercado de origen.

Un informe de la consultora PwC analizó este fenómeno: "Respecto al origen de los vehículos importados a nuestro país en los últimos seis años, se destaca la participación de Brasil en cuanto a cantidades y valor CIF (sigla que en inglés representa costo, seguro y flete desde el país de origen al destino) principalmente si se consideran los últimos tres años".

Es que en 2012 se habían importado desde el vecino norteño 7.467 vehículos (22,9% del total que ingresaron ese año), cifra que creció a 8.836 unidades al año siguiente (25,5% del total anual) y sufrió una leve baja hasta 8.260 en 2014. El salto en las importaciones ocurrió en 2015, cuando entraron a Uruguay 10.742 coches desde Brasil (35,8% del total) y en los años posteriores continuó la tendencia: fueron 15.482 unidades en 2016 (57,9% del total) y 17.269 en 2017 (65,4% del total) —datos referidos al período enero-septiembre.

Estos números indican que ingresaron 9.802 vehículos más en 2017 que en 2012, es decir un aumento del 231% en cinco años. El gerente general de la Asociación del Comercio Automotor (ACAU), Ignacio Paz, dijo a El País que Brasil comenzó a ofrecer nuevos productos al mercado y logró una posición "más competitiva que los vehículos chinos", en especial en el segmento de "vehículos compactos" —del tipo turismo y que miden de largo unos 4,5 metros como el Volkswagen Gol o el Suzuki Celerio— que al tener una menor cilindrada pagan menos impuestos para ingresar al país.

Precisamente en ese nicho era donde los vehículos chinos habían acaparado el mercado "desde 2008 con un crecimiento exponencial en los primeros años, después una meseta y una caída en los últimos años, que permitió a Brasil recuperar los porcentajes de mercado que tenía antes", señaló Paz.

Agregó como factor que incidió en este proceso "el precio de la moneda en origen" ya que el valor del real favoreció la importación desde el vecino país (Uruguay se encareció relativamente respecto a Brasil) de 2015 a la fecha, con excepción de los últimos dos meses y algunos otros del año pasado.

Pese a que el incremento en las importaciones comenzó desde antes, Paz también mencionó como relevante el acuerdo con Brasil para la liberalización del comercio automotor que rige desde enero de 2016, que dejó atrás la política de cuotas —el sector quedó por fuera del acceso preferencial cuando se implementó el Mercosur y los países realizaron acuerdos bilaterales.

"Los cupos que había (hasta 2015 para entrar sin arancel) no alcanzaban a cubrir totalmente (la demanda del mercado), entonces al liberarse y tener condiciones más claras el ambiente para hacer negocios es mejor", explicó el gerente de ACAU. Este contexto más favorable también es reconocido por PwC, que sostuvo que "durante el año 2016 el total de importaciones de vehículos originarios de Brasil superó los US$ 130 millones (CIF), mientras que al cierre del tercer trimestre de 2017 dicho monto ya fue su- perado, acumulando más de US$ 144 millones (CIF)".

Sin embargo, Paz reconoció que si el gobierno avanza en la idea de aplicar una "cláusula gatillo" que hace caer el convenio con Brasil —está bajo análisis según adelantó El País, luego del reclamo de las autopartistas locales porque el vecino incumple su parte del acuerdo y no considera como locales las piezas fabricadas en Uruguay— "puede darse un escenario de estancamiento y que se caigan negocios".

Las principales marcas que llegan desde Brasil son Volkswagen, Chevrolet, Fiat, Ford y Renault —aunque puede haber algunos modelos que provengan de otro origen. El gerente de ACAU subrayó que los vehículos brasileños "tienen casi el 70% del mercado local".

China.

El trabajo de la consultora menciona como la "contracara" de este proceso a China, ya que la participación de sus vehículos en el mercado automotor local ha disminuido notoriamente. Añade que "el incremento de precios identificado (en las importaciones de vehículos desde el gigante asiático) no fue suficiente para mantener estable el valor total CIF originario de China, el cual también disminuyó".

El ingreso de coches desde la nación oriental tuvo su mayor registro del último lustro en 2013, cuando llegaron 12.357 unidades (36,6% del total). Desde ahí la cantidad comprada a China así como la participación en el total de vehículos importados ha decaído año tras año: fueron 10.204 unidades en 2014 (32,4% del total), luego 6.869 en 2015 (22,9% del total), cayó a 3.791 en 2016 (13,8% del total) y hasta septiembre de este año se llevan adquiridos 3.354 coches (12,7% del total).

Desde China llegan a Uruguay automóviles y utilitarios de las marcas FAW, BYD, Geely, Great Wall Motors, Lifan y Chery, entre otros. Paz expresó que "hoy nada nos hace pensar que cambie la estructura actual del mercado" y haya un nuevo repunte en la importación de autos chinos.

Más stock por suba impositiva.

Desde el primer día de 2018 comenzará a regir la suba de la tasa consular que incluyó el Poder Ejecutivo en la última Rendición de Cuentas, que tiene una particularidad: tendrá mayor impacto en el sector automotor ya que pasará de pagar una tasa de 2% al 5% estipulada para los productos originados por fuera del Mercosur (los vehículos se negocian por fuera del acuerdo regional). Paz había dicho a El País el pasado 6 de octubre que las automotoras locales están ampliando su stock antes que entre en vigencia esto y "también hay un anticipo de ventas", ya que es de esperar que el próximo año se incremente el valor de mercado de los coches. "Seguramente tengamos en diciembre bastante más demanda, así como en enero va a caer", anticipó.

Fuente: El País


 


Página 2 de 130