Mercado

utilitarios

 

Los créditos leasing para compra de vehículos crecieron entre un 20% y un 50% en el año 2010. Fueron cerca de 3.500 los préstamos solicitados y la tendencia para 2011 es que este número aumente en un 30%. Los principales automóviles adquiridos a través de esta modalidad son los utilitarios y los camiones.

 

rutas_nacionales

Tema de análisis

Impuestos. Aproximadamente la mitad del precio de un auto nuevo corresponde a impuestos; la propuesta de modificar las tasas del Imesi según cilindrada tendrá un impacto neutro en la recaudación dadas las reducidas ventas de vehículos de gran tamaño.

HORACIO BAFICO/GUSTAVO MICHELIN

Las ventas de automóviles cero quilómetro batirán un récord histórico este año, y probablemente lo superen el próximo, impulsadas por un mayor poder adquisitivo de la población y el abaratamiento relativo de los vehículos

Las ventas de automóviles cero kilómetro en el 2010 superarán las 41.000 unidades y hay lista de espera aguardando que lleguen las próximas importaciones. Es un récord histórico que motiva el análisis de por qué se venden tantos autos y qué consecuencias tiene desde una situación que permite a una gran cantidad de hogares estar cada vez más cercana del sueño del auto propio.

El contexto económico es muy bueno para el mercado de bienes de consumo duradero como son los automóviles. Luego de la crisis de 2002, que obligó a que las familias postergaran este tipo de consumo, la estabilidad laboral y los ingresos crecientes animan la demanda. Por su parte, el precio de los automóviles ha bajado sensiblemente en términos relativos a los ingresos de los hogares y con la estabilidad del sistema financiero hay disponibilidad de crédito bancario que a su vez está compitiendo con el crédito directo de los vendedores.

Si se compara el precio de un automóvil considerado para elaborar el IPC con el salario promedio de la economía se observa que, en el último año, los automóviles se abarataron 17% en términos del principal componente del ingreso de los hogares. Si se compara con el promedio de 2005 y 2006 la caída ha sido mayor: -38% (ver gráfico).

Es un bien de capital que exige una inversión importante para el hogar y por lo general requiere de crédito combinado con un esfuerzo previo de ahorro. En cuanto al crédito las bajas tasas de interés internacionales hacen que existan alternativas de financiamiento en la cadena que va desde la producción hasta la comercialización final. Como si fuera poco, la búsqueda de rentabilidad y crecimiento en los bancos ha llevado la competencia hacia este terreno y las tasas han bajado hasta el 10% anual en dólares y los plazos se han extendido hasta cinco años.

De todas formas existe un potencial crecimiento de las ventas ya que según las estadísticas del BCU el crédito a las familias para la compra de automóviles es poco relevante. Se otorgaron en septiembre y octubre unos 100 créditos entre todos los bancos por un total de US$ 800.000. Una participación muy menor si se compara con los 8.200 autos y utilitarios que se vendieron en el período.

IMPACTOS. La mayor venta de automóviles, más allá de la mejora en la calidad de vida de la población, tiene impactos favorables sobre el nivel de actividad. En primer lugar, dinamiza la actividad comercial. Al respecto cabe recordar que tres cuartas partes del crecimiento del PIB en lo que va del presente año se explica por el mayor consumo privado, siendo la compra de vehículos cero quilómetro una manifestación elocuente de ello.

De la mano del mayor consumo aumenta la recaudación. En el caso de los autos cero kilómetro, del valor final que paga el consumidor aproximadamente la mitad corresponde a impuestos. Hay que considerar que los aranceles a la importación son 23% del precio que paga el importador, a lo que se agrega el 2% de tasa consular que también se paga en aduana, el Imesi es actualmente el 30% sobre el acumulado con aranceles y tasa consular. Sobre todo este acumulado de precio y tributos se debe considerar en la facturación final al consumidor un 22% de IVA.

En base a las ventas proyectadas para todo el año, estimamos que el Fisco recaudará US$ 330 millones por los distintos impuestos que están incorporados en el precio final de un vehículo nuevo. Ello representa aproximadamente el 5% de la recaudación total de la DGI y Aduana y, si lo comparamos con lo ocurrido el año pasado, marca un aumento de US$ 100 millones.

La Ley de Presupuesto habilita al Poder Ejecutivo a fijar tasas diferenciales de Imesi. El gobierno ha anunciado su voluntad de hacerlo en función de la cilindrada de los vehículos para lograr algún efecto redistributivo. En la actualidad la tasa de este impuesto es del 30% y trascendió que el decreto inicial del gobierno fija- rá una escala entre el 20% en el caso de los automóvi- les de menos de 1.000 cm3 de cilindrada y hasta el 40% para aquellos con más de 3.000 cm3.

El impacto recaudatorio de esta medida será mínimo, presumiblemente tirando a neutro, porque las ventas de vehículos de mayor cilindrada y valor registran un volumen muy reducido. Las importaciones de automóviles de más de 3.000 cm3 ascendieron a noviembre a US$ 11 millones.

Esta medida tributaria tendrá incidencia en la cantidad de unidades vendidas en el 2011 porque se abaratarán los vehículos chicos, estimulando su demanda. A vía de ejemplo, un auto valor US$ 10.000 vería caer su valor a US$ 9.230 por la rebaja del impuesto al 20% (suponiendo que el margen de comercialización no varía porcentualmente), una disminución del 7,7%.

El menor costo en dólares en un contexto en que los ingresos en dólares de los hogares aumenta, acerca más hogares al auto propio. Por lo tanto cabe preguntarse en cuánto se puede superar el nivel de ventas de 2010.

No hay datos actualizados del stock de automóviles que hay en Uruguay pero en función de la última información de las intendencias se pue- de estimar entre 550.000 y 600.000. Tomando esta última cifra, podemos considerar co-mo una hipótesis de mínima que para mantener el stock sin que crezca hay que incorporar en el orden de 30.000 unidades por año. Como hipótesis de máxima, una reposición con una amortización en diez años nos lleva a la necesidad que las ventas se ubiquen en el orden de 60.000 unidades al año. Pensando en términos comparativos se puede mirar la realidad de Argentina que en términos de población y hogares es entre 11 y 12 veces Uruguay. En el 2010 las ventas de automóviles y utilitarios se ubicará en el orden de 620.000 unidades. Por lo tanto, no resultaría extraño que en Uruguay se mantenga el ritmo actual de más de 4.000 unidades por mes a lo largo del 2011 si persiste el contexto macroeconómico actual.

Fuente: El País (Uruguay)

 

concesionario

El presidente de la comisión de logística de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac) y de Ford-España, José Manuel Machado, prevé que en 2011 se vendan menos de 900.000 turismos frente a las 960.000 o 970.000 unidades vendidas este año, lo que supondrá un retroceso próximo al 7%, mientras reconoce que habrá que buscar alguna alternativa, una vez finalizadas las ayudas públicas.

Machado explicó, durante la presentación del informe sobre los modos de transporte ferroviario, portuario y por carretera, que los datos de ventas previstos para el próximo año son "demasiado bajos" para lo que es el mercado español y esto va a tener "consecuencias" para los fabricantes y los concesionarios.

En su opinión, el Gobierno y todo el sector debe trabajar para cambiar la "parte emocional" del mercado español que impide que se mantengan los niveles similares de ventas, danto a entender que la incertidumbre por la marcha de la economía está frenando la decisión de compra hasta que el entorno económico se despeje. Prueba de ello es que cuando hubo ayudas a la compra, el mercado se dinamizó. Por ello dijo que es "prioritario" que se preste "especial atención al mercado doméstico".

Por lo que respecta al sector, Machado concretó que los fabricantes han hecho las inversiones necesarias y sacado al mercado nuevos productos para los próximos años, aunque la caída de las ventas ha reducido la producción un 17% en 2010 con respecto a 2007, justo antes de estallar la crisis, y eso que serán datos mejores que en 2009, ejercicio en el que todos los fabricantes intentaron deshacerse de todos los stocks para poder lanzar los nuevos modelos. Por este motivo, será difícil recuperar el nivel de producción anual de antes de la crisis, próxima a los 2,5 millones anuales. Ahora se sitúa en los dos millones.

Un 10% para logística

En cuando al informe sobre los modos de transporte, el director general de Anfac, Luis Valero, ha confirmado que el 10% del coste total de un vehículo se lo lleva la logística. En este sentido, España –dada su situación geográfica– tiene un coste mayor (cerca del 3%) que el resto de los países europeos.

En cuanto al modo elegido, el de carretera continúa ocupando el primer lugar (el 51,5%), seguido del marítimo (31,1%) y el ferroviario (17,4%). El sector de la automoción espera que cada vez tenga mayor peso el ferroviario con las nuevas vías de alta velocidad, una vez que se solucione la conexión del ancho de vía con Francia, se pongan más vagones y que estos se adecúen a las nuevas dimensiones de los coches (mucho más grandes), además de la liberalización del mercado ferroviario español.

Tanto Machado como Valero destacaron la mejora que se ha producido en todos los modos de transporte, si bien sería necesario introducir algunos cambios en aspectos logísticos a fin de favorecer la competitividad de las compañías instaladas en España. En su opinión sólo "con más calidad logística" se podrá amortiguar el hándicap que supone estar más alejados geográficamente del centro y norte de Europa.

De esta forma, consideran necesario que la ley de Puertos ha ajustado mejor las tasas reduciendo los costes para los fabricantes, aunque esperan "seguir avanzando" en esa misma línea; en el caso del transporte ferroviario, desde Anfac se apoya el Plan Estratégico para el impulso de este medio de transporte, aunque piden "mayor impulso político y dotación presupuestaria para que se pueda poner en marcha de forma inmediata". Y respecto al transporte por carretera, consideran que su participación en la logística debería situarse en el entorno del 30% (ahora supera el 50%) para reducir los costes y los posibles daños en el transporte.

Fuente: ABC

 
autos_venta
Octubre fue el mes de mayor venta de autos cero kilómetros en todo el año 2010. La Asociación de Concesionarios de Marcas de Automotores (Ascoma) estima que se debe a atrasos en las entregas y no a una compra masiva. Sólo en el mes de octubre se vendieron 4.214 automóviles. En el acumulado del año, van casi 33.000, cifra que supera el total del año 2009: 25.977 unidades.

Según las cifras de Ascoma, durante octubre se vendieron 136 autos por día. Es muy probable que varias automotoras hayan entregado undiades que ya estaban señadas, consideró el presidente de la gremial de concesionarios, Jorge West, en conversación con 180. "No obedeció a algo puntual -como una compra masiva- o a alguna expectativa puntual. Es muy probable que se hayan puesto al día con las entregas", agregó.

Chevrolet fue la marca que más vendió durante octubre, con 1.080 unidades. Le siguieron las marcas Fiat -con 595- y Volkswagen -con 508-.

West agregó que en los últimos tres meses del año "siempre se da que es la época en que hay más ventas".

Por lo pronto, las ventas de los primeros 10 meses del 2010, ya superan a las de 2009. Hasta octubre se comercializaron 7.110 unidades más que en todo 2009. Las proyecciones hacen pensar que este año se podría superar la marca histórica de 36.711 autos colocados en 1998.

Sin embargo, el presidente de Ascoma no quiso arriesgar un pronóstico de ventas para el próximo año. "Es muy difícil decir hoy qué puede pasar. Vamos a depender de cantidad de factores: de que la situación siga así, de que el PBI se mantenga, de que las expectativas de crecimiento continúen como hasta ahora, de que no tengamos problemas de crecimiento, de no tener problemas de abastecimiento. Ese también es un problema importante porque cuando dependemos de países que tienen mercados internos muy fuertes, como Brasil, Argentina y México, se nos puede complicar en las entregas".

"Hay operadores del sector que dicen que la venta se va a mantener, otros dicen que va a subir porque va a haber más demanda, y otros que dicen que va a caer por los problemas que mencionaba antes", comentó. "Entonces, es muy difícil poder establecer algo hoy".

Fuente: 180.com.uy

 
Ventas_setiembreLa comercialización de vehículos en el mercado interno continúa la curva ascendente en setiembre tanto en comparación con el mismo mes del año anterior como en el acumulado de 2010, según surge de los datos mensuales que recopila la ACAU.
 
concesionario
La Asociación del Comercio Automotor del Uruguay (ACAU) divulgó ayer un comunicado advirtiendo que pese a que las ventas de autos 0 kilómetro en el país está creciendo, la tasa de incremento es menor respecto a otros mercados de referencia como Brasil y Argentina.

De mantenerse el ritmo actual de ventas, seguramente se supere el récord histórico de 1998 de 36.711 unidades.

Sin embargo, el presidente de ACAU, Miguel del Castillo, dijo ayer a El País que hay que "relativizar" el número de autos 0 km que se han colocado en el mercado local hasta el momento.

Para Del Castillo, cuando se habla que el mercado "está creciendo" debe tomarse como "referencia" la evolución de las ventas en Argentina y Brasil. Se estima que Brasil venderá 3 millones de automóviles 0 km en 2010 y el mercado argentino 600.000 unidades.

Click here to find out more!

"Uruguay tradicionalmente vendió alrededor del 10% de lo que vende Argentina. Por tanto, si este año en Uruguay se colocan más de 36.000 autos, apenas vamos a superar el 5%", afirmó.

Por otro lado, Del Castillo comentó que si el gobierno aplicara una política para "reducir los impuestos", bajaría el precio de los autos y eso ayudaría a elevar las ventas a futuro.

"Las políticas públicas uruguayas van en sentido contrario respecto Brasil. Mientras en el país norteño, se fijaron rebajas impositivas para fortalecer el sector, en Uruguay las políticas apuntan a gravar más a los vehículos 0 km, pese a que ya en la actualidad las tasas se encuentran entre las más altas del mundo", sostiene el comunicado de ACAU.

Asimismo, indica que disminuir los impuestos "mejoraría la seguridad de la flota", por la incorporación de nuevos elementos como frenos ABS y Airbags, y ayudaría a acelerar la conversión de unidades diesel a nafta.

Fuente: Diario El País

 


Página 129 de 131