Energía

Bateria-electricos

La popularización de vehículos eléctricos dependerá, en gran parte, de la autonomía de los mismos. Frente a los convencionales y duraderos motores de combustión, las baterías eléctricas alcanzan actualmente como máximo unos 160 kilómetros, es decir la distancia equivalente a la que hay entre Córdoba y Málaga.

Ahora, la Universidad de Córdoba (UCO) ha logrado, de manera experimental, triplicar la densidad de energía de las pilas que mueven estos medios de transporte. Con este resultado, en teoría, se podrá estirar su radio de acción y llegar más lejos, antes de usar de nuevo un enchufe a la red.

Las baterías de los vehículos eléctricos y de los dispositivos móviles están desarrolladas con una tecnología denominada de iones de litio. En general, en una batería se genera una corriente eléctrica gracias a la existencia de dos polos llamados ánodo y cátodo, que intercambian electrones en un circuito externo e iones en su interior. En este proceso constante, hasta que se agota el intercambio, se puede aprovechar la energía para hacer funcionar un aparato eléctrico. En este caso, los iones son de litio, un metal alcalino con potencial electroquímico, la base para la consecución de pilas.

“Sin embargo, las baterías de ion de litio tienen dos problemas para su popularización: por un lado la seguridad de las mismas, y por otro, su densidad de energía”, explica José Luis Tirado, investigador principal del departamento de Química Inorgánica e Ingeniería Química de la UCO, que ha desarrollado esta nueva pila experimental.

Investigadores de todo el mundo trabajan en la mejora de alguno de estos dos aspectos: seguridad o densidad de energía. En física, la densidad de energía es la cantidad de energía acumulada en un sistema, se mide en vatios-hora por kilogramo. En el mercado, las actuales baterías de ion de litio presentan unos rangos cercanos a los 120 vatios-hora por kilogramo.

“La densidad depende del voltaje, por un lado, y de la capacidad de la pila, por el otro”, señala Tirado. El reto científico es aumentar la densidad sin que afecte a la seguridad del dispositivo. Se podría incrementar la tensión eléctrica de una pila distanciando el potencial del ánodo y del cátodo, pero a mayor separación, más inestabilidad en el intercambio de iones. Es el nudo gordiano para desarrollar baterías más duraderas.

Aumentando el voltaje

Los investigadores de la UCO plantearon una opción ingeniosa cuyos resultados se han publicado en la revista Scientific Reports. En vez de separar los electrodos que permiten generar la energía, elevaron su voltaje a la vez. Para el ánodo establecieron una tensión eléctrica de 1,8 voltios, mientras que para el cátodo la situaron en torno a los 5,1 voltios. “Observamos que el voltaje total había sido incrementado con éxito y de manera segura y no se perdía diferencia de potencial”, resume el catedrático.

La pila experimental de ion de litio logra superar los 400 vatios-hora por kilogramo en condiciones de laboratorio, el triple que las que están en el mercado. Aun en situaciones más realistas, la nueva batería tenía un comportamiento notablemente mejor que las convencionales, con densidades de energía de hasta 284 vatios-hora por kilogramo.

“Hay que tener en cuenta que en los dispositivos en los que se emplean, estas baterías son ajustadas a los mismos y pierden algo de densidad de energía, por eso era importante comprobar esas condiciones reales”, matiza el investigador. La nueva batería es un desarrollo escalable, por lo que puede resultar de interés tanto para la industria automovilística como para la electrónica.

Fuente: http://www.agenciasinc.es


 

autos_europeos

Antes que el Silicon Valley, el tamaño del mercado potencial del país asiático, el apoyo gubernamental, y el interés por resolver las congestiones de tránsito y los problemas de polución lo posicionan como la meca de los autos sin conductor.

Gansha Wu era director experto en ingeniería en la Intel Corporation y director de Intel Labs China cuando dos sucesos el año pasado cambiaron drásticamente su mundo.

Primero escuchó al escritor experto en tecnología Michael Malone decir a una audiencia integrada por empleados de Intel que fracasarían si eran muy precavidos. Después asistió a una sesión de capacitación sobre liderazgo para los ejecutivos de Intel. El instructor les dijo que "ser líder es diseñar un futuro que sea impredecible y al que nadie le apueste".

Esa noche no podía dormir al pensar en su trayectoria tan ordenada tras dieciséis años en Intel. Así que decidió arriesgarse. Con cuatro colegas tomó la decisión de seguir un camino incierto, uno que actualmente se está volviendo más común en China que en Silicon Valley: renunció a su trabajo para iniciar una empresa que se especializa en vehículos autónomos o sin conductor.

En el proceso, Wu dio con un momento poco común en el que China está desarrollando un sector tecnológico vinculado a un mercado similar, aunque separado, en Estados Unidos.

Algunos creen que, de hecho, las condiciones en China favorecen más la adopción rápida de los vehículos autónomos, debido a que los gobiernos ofrecen mayor apoyo. Y, a diferencia de Estados Unidos, China nunca fomentó una relación con las carreteras y la posesión de un automóvil. Claro que ha aumentado la adquisición de autos en China y, en años recientes, poseer uno se ha convertido en símbolo de estatus.

Sin embargo, el congestionamiento vehicular en las ciudades más grandes de China puede hacer que manejar sea una experiencia muy poco romántica. ¿Por qué no dejar que una máquina a la que se le integró inteligencia artificial haga el trabajo por ti?

El mercado más grande del mundo

Una investigación realizada por Boston Consulting Group sugiere que dentro de 15 años China será el mercado más grande de vehículos autónomos, comentó Xavier Mosquet, director general de la empresa. Los taxis robotizados probablemente serán los primeros en seguir esta tendencia.

"No es que la gente tenga más deseos de usar estos autos en Pekín o Shanghái, sino que este tiene mucho más valor económico en China que en Estados Unidos", explicó Mosquet y añadió que tanto la contaminación del aire como la congestión vehicular podrían ser un catalizador de este fenómeno.

Un embotellamiento en octubre último, al regreso de las vacaciones

Al mismo tiempo que empresas estadounidenses como Google y Tesla trabajan en vehículos autónomos, cierto número de compañías chinas están trabajando en tecnología para autos sin conductor. La empresa de internet Leshi Internet Information & Technology (mejor conocida como Letv) tiene una unidad tecnológica de vehículos autónomos, y el fabricante automotriz chino Great Wall Motors ha abierto un centro de investigación en Silicon Valley. En China, el líder reconocido en esta área es la empresa que ofrece servicios de motor de búsqueda Baidu, la cual ha estado trabajando en vehículos de este tipo desde 2013.

No obstante, entre este torrente de empresas nuevas, Wu y sus colegas son atípicos, debido a su experiencia.

La compañía de Wu, Uisee Technology, planea tener lista una demostración tecnológica en menos de un año, para la feria anual de electrónicos de consumo de Las Vegas en 2017.

"Su equipo es un grupo inusual de supertalentos", afirmó Kai-Fu Lee, inversionista empresarial de Taiwán y exdirectivo de Google en China.

Los fundadores de Uisee (acrónimo de Utilization, Indiscriminate, Safety, Efficiency and Environment) creen que la empresa encontrará un nicho rentable entre los polos del debate sobre vehículos autónomos que se presenta en Silicon Valley.

Elon Musk, el director ejecutivo de Telsa, ha pronosticado que los vehículos autónomos podrían estar en uso en Estados Unidos en unos dos o cuatro años. Chris Urmson, director del programa de autos sin conductor de Google, ha declarado que su meta es hacer que estos automóviles salgan al mercado en 2019.

Otros son más reservados y consideran que tomará una década o más para que estos autos se comercialicen. Y entre los fabricantes de autos más importantes, como Toyota, hay menos interés en los coches autónomos y se inclinan más por vehículos con inteligencia artificial que apoye al conductor, tal como el frenado de emergencia.

"Creemos que quedan pocas etapas para alcanzar por completo la conducción autónoma", explicó Wu, y añadió que las tecnologías para la seguridad están emergiendo con rapidez. Comentó que a los sistemas de asistencia para el conductor le seguirán vehículos totalmente autónomos, en circunstancias restringidas, como en calles privadas, rutas fijas, a baja velocidad y en ambientes controlados. Uisee comenzará desarrollando tecnologías, no que remplacen, sino que auxilien a los conductores.

Baidu se reunió con IBM y declaró hace poco que estaba probando su tecnología en Estados Unidos. También comentó que se está preparando para introducir un servicio de transporte público automatizado en China en los próximos dos años.

Apoyo gubernamental

A diferencia de Google -que ha tenido dificultades para convencer a las autoridades reguladoras en California de que los vehículos autónomos están listos-, Baidu ya cuenta con el respaldo de las autoridades y la infraestructura de algunos gobiernos locales en China, e introducirá autobuses autónomos pequeños que recorrerán rutas establecidas.

El gobierno chino desempeña un papel muy importante en el mercado global de vehículos autónomos. Además de facultar a Baidu para echar a andar el transporte público, hay otros casos en que los gobiernos han estado invirtiendo en la investigación y desarrollo de proyectos de autos robóticos.

Wu también encarna un movimiento empresarial que está creciendo en China. El gobierno de este país informó que se registraron 4,8 millones de compañías nuevas entre marzo de 2014 y mayo de 2015; esto es un promedio de 10.600 nuevos negocios diarios o siete por minuto.

Si bien en algunas áreas todavía se le conoce como la tierra de la tecnología de la imitación, cada vez más emprendedores crean sus propias compañías.

Mientras a algunos analistas e inversionistas les preocupa que el gobierno esté invirtiendo demasiado en las nuevas empresas, el apoyo del Estado junto con el talento en ingeniería que tiene China y las necesidades comerciales en el desarrollo de vehículos autónomos podrían impulsar este negocio emergente.

Sin embargo, hay obstáculos. En China las calles a menudo tienen los carriles mal marcados y hay pocos señalamientos. De repente pueden atravesarse personas, animales o camiones. Esto genera un gran reto de ingeniería, explicó Junyi Zhang, socio en la empresa consultora Roland Berger.

"Es más difícil en China, donde muchas calles tienen peatones, bicicletas, vehículos de baja y alta velocidad, todos revueltos", explicó. "Es un escenario complicado".

Fuente: La Nación

 
Tesla_electrico

Son pocos, pero se resisten a perder su liderazgo. En 2015, los noruegos -unos cinco millones de personas- compraron 151.000 automóviles nuevos: uno de cada siete eran eléctricos, un ratio inalcanzable para cualquier otro país del mundo que redondea con su victoria absoluta en el Viejo Continente. Los 26.757 vehículos a pilas vendidos en el país nórdico el pasado año están casi 4.500 por encima de los que se matricularon en Francia.

En el país vecino, con una cuota de mercado del 1,1%, ínfima pero buena si se compara con los datos globales. En 2015, las matriculaciones de coches nuevos en Europa llegaron a 13,7 millones y sólo 100.000 de ellos eran a baterías.

Y por no alargar más la duda, ¿donde se encuentra España? Pues todavía en el furgón de cola, con 2.133 unidades en 2015 (y una cuota del 0,2%). Aunque debería producirse una importante mejora porque sigue faltando infraestructura de recarga pero, por primera vez, habrá continuidad en las ayudas a la compra.

En el caso noruego, lo que se hace es favorecerla eximiendo del pago de impuestos, hasta el punto de que un automóvil eléctrico puede resultar más barato que uno de combustión. A ello hay que añadir los múltiples incentivos al uso, como gratuidad en los peajes, estacionamientos públicos y recargas, acceso a carril bus y zonas restringidas, etc.

Y como tercera pata, la propia realidad de país: ciudadanos muy concienciados con el medio ambiente, con una renta 'per cápita' -unos 45.000 euros de media- que permite adquirir coches caros y con acceso a una electricidad extremadamente barata y que casi al 100% procede de fuentes limpias.

Con tanto a su favor, se entiende que el pasado año se llegara al parque de 50.000 unidades fijado como objetivo por el Gobierno para 2018. Esto, unido a algunos problemas de tráfico creados por los coches eléctricos y a lo que no se ha ingresado vía impuestos -hasta 470 millones desde 2012- hizo que se especulara con limitar los incentivos. Al final, las cosas se dejaron como estaban y las ventas crecieron un 43%, aunque la idea es ir limitando los incentivos.

Esto último y el camino ascendente que están tomando otros mercados auguran, no obstante, un pronto relevo de Noruega.

Amenaza: Francia

La amenaza más fuerte llega desde Francia, donde confluyen muchos elementos a favor de los vehículos a pilas. Tienen fabricantes muy interesados y con inversiones milmillonarias en esta tecnología, como son la alianza Renault-Nissan y PSA Peugeot-Citroen; el número de puntos públicos de recarga superó el pasado otoño los 10.000 (en España no llega a la décima parte); y desde hace casi un año, el Gobierno subvenciona su adquisición.

Además, la conversión hacia esta tecnología alternativa y 100% limpia (si pensamos sólo en el uso) se ha visto acelerada por el escándalo de los motores trucados del Grupo VW y la polémica sobre los valores reales de las emisiones. Como los movimientos ya venían de atrás -caso del anuncio de la alcadesa de París de prohibir los coches diésel para 2020- el efecto ya es muy notable: si en el año 2012 el 64% de todos los coches nuevos vendidos en el país eran de gasóleo, al acabar 2015 el porcentaje se había reducido al 44,3%. La patronal de los fabricantes estima que el ejercicio se cerrará por debajo de un tercio de cuota.

Mientras tanto, en lo que llevamos de año, las matriculaciones de automóviles eléctricos han alcanzado las 4.023 unidades y se han colocado ya, aunque sea por menos de 100 coches, por delante de las contabilizados en Noruega.

Fuente: http://www.elmundo.es

 
china

En 2015 China ocupó el primer lugar a nivel mundial de venta de automóviles eléctricos al superar la cifra de 370.000 vehículos vendidos, declaró este miércoles el ministro de Ciencia y Tecnologías de la nación asiática, Wan Gang.

A principios de diciembre pasado, la subsecretaria general de la Asociación de Productores Automotrices de China, Sui Yanhua, informó que en 2015 la venta de automóviles eléctricos a nivel mundial alcanzó los 600.000 vehículos, de los cuales 180.000 fueron vendidos en EEUU.

Según valoraciones de esta entidad, a fines de año pasado el nivel de ventas de este tipo de automóviles en el mercado chino debía alcanzar las 220.000-250.000 unidades.

Sui Yanhua también destacó que pese al vertiginoso desarrollo del mercado de los automóviles eléctricos en China, para que ese desarrollo sea estable en un futuro se requerirá la preponderancia de la calidad sobre la cantidad.

Según ella, la calidad de los acumuladores instalados en los automóviles eléctricos, así como la seguridad de los medios de transporte deberán ser comprobados minuciosamente.

En octubre de 2015 el Consejo de Estado de China informó que las autoridades prevén construir para 2020 una red de nuevas estaciones especiales de recarga de automóviles, que podrá dar servicio hasta a 5 millones de autos eléctricos.

Según la directiva del Consejo de Estado chino, para cada 2.000 vehículos eléctricos deberá haber al menos una estación de abastecimiento.

Fuente: Sputnik

 
Autoelectrico_Reuters

La industria automotriz dio a conocer que se espera que en el primer trimestre del año inicie el proyecto de estaciones de carga "multimodal", en donde vehículos a gasolina, a diesel, a gas y los eléctricos podrán realizar sus recargas.

También propuso que el gobierno federal otorgue la concesión al sector privado de un modelo de negocio de electrolineras, para generar infraestructura que permita avanzar hacia la utilización de vehículos eléctricos.

El director de Exportaciones y Relaciones Gubernamentales de Nissan Mexicana, Jorge Vallejo, dijo que con base en la reforma energética, es posible que haya más jugadores en el mercado y que se cumplan con las expectativas de generación de energías limpias.

Asimismo, adelantó en entrevista que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha mostrado interés en la propuesta y "estamos trabajando conjuntamente".

"Hemos desarrollado varios centros de carga y nos ofrecía también que uno de los centros sean multimodales y se están conjuntando en ciertas partes de la República para tener cargadores eléctricos, bombas diesel, de gasolina y de gas que provean a todo tipo de vehículo. O sea una estación multimodal en donde ya esté presente un cargador eléctrico".

El representante de la armadora japonesa, la cual ya cuenta con más de 200 vehículos eléctricos en circulación en el país, expresó que este es uno de los puntos claves que están trabajando en la CFE y que esperan estar cerrando a más tardar en marzo.

Dicha acción comentó será un parteaguas para avanzar hacia la penetración de autos cero emisiones, lo que además mostrará que las autoridades están dando prioridad a este tipo de transporte.

Por otra parte, sostuvo que la industria también está gestionando modelos de negocio en donde la iniciativa privada pueda participar por la concesión de electrolineras.

La idea es que vengan más proveedores de este servicio, como sucede en Colombia que son entidades privadas las que dan dicho servicio. Entonces "lo que estamos proyectando es que Comisión Federal de Electricidad empiece a aperturar y haya más jugadores clave que quieran venir a proveer el servicio de carga de estas estaciones".

El directivo de la armadora destacó que para impulsar la reducción de emisiones de los vehículos en el país, es necesario impulsar las tecnologías alternas y además de estar apoyando la infraestructura para que ello suceda.

Asimismo, explicó que Nissan Mexicana y la industria han estado trabajando de cerca con las autoridades para promover una serie de incentivos que hagan atractivo el uso del vehículo eléctrico, como exentarlos del pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Indicó que lo anterior significaría un avance importante para reducir los costos y el precio de esa tecnología.

También trabajan para que los estados estén obligados a tener un porcentaje de su flota vehicular con unidades cero emisiones.

"Para mí la clave es: eliminar el IVA, además de hacer obligatorio que el parque vehicular federal y estatal sea una parte de vehículos cero emisiones. Eso va a permitir seguir desarrollando infraestructura y trabajar en otras flotas".

Por lo pronto, anotó, hay empresas en el sector privado que están iniciando el proceso de cambio de sus flotillas a vehículos eléctricos que en su conjunto sumarían unas mil unidades más al parque vehicular nacional de unidades eléctricas.

Foto: Reuters

Fuente: http://www.economiahoy.mx



 
autos-electricos_2

El gobierno federal quiere apostar por los coches autónomos y ha presentado un plan nacional dedicado al desarrollo de estos vehículos en todo el país.

El secretario del Departamento de Transporte de Estados Unidos (USDOT), Anthony Foxx, ha anunciado que pretende potenciar el desarrollo de los automóviles autónomos y mejorar las regulaciones para que la tecnología pueda avanzar y no encuentre obstáculos.

Para ello, se destinarán 4.000 millones de dólares del presupuesto fiscal de 2017 y con ese dinero se financiarán programas piloto, mejoras de seguridad en este tipo de vehículos y también mejoras en las carreteras y las calles de todo el país para que puedan transitar con normalidad.

"Este es un momento emocionante en la innovación del vehículo, y vamos a estar trabajando duro para asegurarnos de que protegemos la seguridad de los estadounidenses, a la vez que tenemos el apoyo a los innovadores", ha explicado Foxx.

El máximo responsable de Transporte ha anunciado también que la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en Carreteras estaría en contacto con la industria de automóviles autónomos para elaborar directrices y permitir un despliegue seguro.

La NHTSA lanzará una guía para que esto sea factible y desarrollará una política de Estado coherente, explicaban. Para ello, los fabricantes podrán presentar "solicitudes de interpretación de las reglas" y así llegar a un acuerdo para conseguir un ámbito totalmente seguro y acorde a unos y otros.

Estados Unidos ya se plantea tener más de 2.500 vehículos autónomos funcionando de aquí a dos años por lo que será cuestión de tiempo que, en el resto del mundo, las carreteras ya estén disponibles para este tipo de vehículos cada vez más eficientes y más seguras.

Fuente: http://autos.starmedia.com/
 


Página 3 de 8