Energía

Bateria-electricos

Las matriculaciones de vehículos eléctricos en el mercado español se situaron en 2.356 unidades durante los seis primeros meses del año, lo que supone un aumento del 149,5% en comparación con las cifras del mismo período de 2015, según datos publicados por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

Anfac explicó que las cifras registradas hasta junio, que incluyen vehículos eléctricos puros, de autonomía extendida e híbridos enchufables, permiten superar los registros del conjunto del ejercicio anterior.

Entre enero y junio, el modelo eléctrico puro más vendido en España fue el Nissan Leaf, con 327 unidades, por delante del Renault ZOE (185 unidades) y del Renault Kangoo (162 unidades), mientras que el híbrido enchufable más vendido fue el Mitsubishi Outlander (379), seguido del Volvo XC90 (83) y del Volkswagen Golf (80).

En el capítulo de vehículos eléctricos con autonomía extendida, la primera plaza por volumen de ventas en los seis primeros meses del año fue para el BMW i3 REX, con una cifra de 90 unidades comercializadas.

En el sexto mes del año, las entregas de vehículos eléctricos en el mercado nacional alcanzaron un volumen de 346 unidades, lo que representa una progresión del 57,2% respecto a las 220 unidades contabilizadas en junio del año pasado.

Por su parte, las ventas de híbridos en España totalizaron 13.873 unidades durante la primera mitad del año actual, lo que se traduce en una subida del 76,3%, mientras que en junio crecieron un 92,1%, hasta 2.701 unidades.

El ranking de modelos híbridos más vendidos hasta el mes pasado en España está copado por tres modelos Toyota en el podio. Así, el Auris, con 5.594 unidades fue el híbrido más popular, por delante del Yaris, con 2.925 unidades, y del RAV4, con 1.674 unidades.

Fuente: http://www.diariodenavarra.es

 
Tesla_electrico

Tesla sigue conquistando terreno latino, un motor eléctrico a la vez. La fabricante de autos eléctricos anunció esta semana la llegada de la primera base de carga eléctrica Supercharger a América Latina, específicamente en Cuernavaca, en el estado de Morelos, México.

La base de carga es compatible con el sedán Model S y la camioneta Model X, que a partir de diciembre se podían reservar en México. La base Supercharger se encuentra en el estacionamiento de Galerías Cuernavaca, una de las plazas comerciales más concurridas del lugar.

La base cuenta con seis espacios para cargar el mismo número de autos y ofrece 250 kilómetros de carga en 30 minutos, según Tesla.

La ubicación del Supercharger latino no ha sido elegida al azar. Cuernavaca queda a menos de dos horas --en automóvil-- de la Ciudad de México, y a poco más de tres horas de Acapulco, Guerrero, uno de los puntos turísticos más concurridos en el país.

El Supercharger está hecho exclusivamente por Tesla y para sus automóviles y camionetas SUV. La ubicación de las bases de carga permite a los pilotos de Tesla hacer recorridos largos y recargar la batería eléctrica en los Supercharger.

Además del primer Supercharger, los automóviles Tesla ya se podían cargar en otras bases eléctricas convencionales en estados como Querétaro, Jalisco y obviamente en la Ciudad de México. Tesla invita a que los puntos de carga actuales se unan a Tesla para que los automóviles de la fabricante californiana se puedan cargar ahí.

Tesla tiene 640 Superchargers en todo el mundo, con la mayoría ubicados en Estados Unidos y en algunos países de Europa.


Fuente: http://www.cnet.com

 
VehiculoHidrogeno_estacioncarga

Se anuncia el lanzamiento de un fondo gubernamental de dos millones de libras para estimular la compra de vehículos propulsados por hidrógeno.

Como se acostumbra a decir: el salero se demuestra andando. Y como no nos cansamos de repetir, las cosas cambian si hay voluntad política, porqué esta es la que se ha de encargar de transformarlas, eso si, si realmente tiene objetivos y planes. En este caso, parece ser que la voluntad del gobierno británico es la de apostar por unos planes que lleven al país hacia la mayoría de vehículos de cero emisiones un poco más rápido.

Por esta razón, el fondo de dos millones de libras para vehículos con emisiones bajas (OLEV), podría suponer hasta 100 o más coches o furgonetas de pilas de combustible circulando por las carreteras próximamente.

El dinero de la subvención será de hasta el 75% de los costes de los nuevos vehículos comprados hasta el próximo mes de abril (2017), así como los gastos de funcionamiento durante un máximo de 3 años. El apoyo también estará disponible para el alquiler o el alquiler de vehículos, seguros, combustible de hidrógeno y el mantenimiento.

El nuevo fondo se produce después de que el gobierno se comprometió con 5 millones de libras en 2014, a través del Programa de Hidrógeno para el Avance del Transporte, para el desarrollo de 12 estaciones de servicio de hidrógeno.

Recientemente, el ministro de transporte Andrew Jones abrió la segunda de estas estaciones en el Laboratorio Nacional de Física en Teddington. Se espera que las 12 estaciones estarán abiertas a finales de año, lo cual es un paso importante hacia una red nacional.

El mercado y la tecnología de hidrógeno FCEV avanza en novedades, pero avanza lentamente. Los fabricantes de vehículos han introducido hasta ahora un pequeño número de modelos, con una producción mundial actualmente limitada a unas pocas miles de unidades.

El Reino Unido es uno de los 5 mercados de lanzamiento para estos vehículos: Toyota y Hyundai tienen un solo modelo FCEV para la venta en el Reino Unido –el Mirai y el iX35 de celda de combustible, respectivamente– cuentan con más por venir.

Fuente: http://www.hibridosyelectricos.com

 
Tesla_electrico

Los planes de Elon Musk, CEO de Tesla, pasan por revolucionar la industria del automóvil con sus coches eléctricos, que suponen una amenaza para el status quo de los vehículos gasolina y diésel, y por lo tanto podrían afectar drásticamente a la demanda futura del petróleo. No obstante, Tesla también amenaza a la producción y ventas del platino, usado en los procesos de fabricación de los vehículos tradicionales.

El crecimiento de Tesla supone así un desafío para los jugadores habituales en la fabricación de automóviles, pero también para otros sectores. Gran parte de la demanda de petróleo se sustenta en el consumo de combustible, que casi desaparecería si los coches eléctricos sustituyen a los que se basan en la combustión de diésel o gasolina.

Además, hay otros productos usados en la industria que no son tan habituales en el caso de los vehículos eléctricos, como es el caso del platino. "Es un riesgo a largo plazo para el platino, los vehículos de batería eléctrica no necesitan platino en absoluto'', según Marc Elliott, analista de Investec en declaraciones a Bloomberg.

También ve una transición de diez años en los que se usarán vehículos híbridos, en los que sí se utiliza el platino, y cree que después los coches eléctricos tomarán el relevo. El año pasado, casi una de cada dos onzas de platino utilizadas en todo el mundo tuvo como destino la industria del automóvil, procedente principalmente en Sudáfrica y Rusia.

Los gobiernos están ofreciendo ayudas a los conductores para cambiar de modelo hacia menos contaminantes y los fabricantes de automóviles están introduciendo coches que cuestan menos y tienen mayor autonomía. Alemania, el mayor mercado de automóviles de Europa, anunció el pasado mes de abril 1.200 millones de euros en incentivos, con una cuarta parte de ese dinero destinada a una red nacional de carga de alta velocidad. los consumidores estadounidenses reciben un crédito fiscal del gobierno 7.500 dólares.

Los ingresos de Tesla se disparan

Tesla Motors ha presentado sus resultados trimestrales esta semana, con pérdidas de 57 centavos por acción, en línea con lo esperado por los analistas. No obstante, los ingresos se han disparado un 45,5% entre enero y marzo respecto al mismo periodo del año anterior, hasta situarse en 1.600 millones de dólares.

Según informa MarketWatch, la empresa ha reiterado su previsión de fabricar entre 80.000 y 90.000 unidades en 2016 y ha anticipad que su plan para fabricar 500.000 unidades en 2020 se anticipará a 2018.

Fuente: http://www.bolsamania.com

 
hibrido

Berlín es una de las ciudades alemanas donde abundan los servicios de alquiler de coches eléctricos. Los ofertan empresas como Caro, Sixt, Multicity, Flinkster o Drive Now. Los vehículos propulsados por energía eléctrica se cuentan por decenas en la capital germana. Drive Now propone, por ejemplo, modelos eléctricos BMWi3 desde el pasado verano a sus 180.000 clientes en la ciudad. Buena parte de los 100.000 usuarios de esta firma que han experimentado por primera vez la conducción de coches eléctricos lo han hecho de Berlín.

Hay en esta urbe cierta tradición en lo que respecta a los coches eléctricos. En sus calles ya circularon a principios del siglo pasado los primeros automóviles de estas características. Elaborados por Siemens, esos entonces voluminosos vehículos destinados al transporte del público más exclusivo llevaban el nombre de Elektrische Viktoria. Eran más que coches. De hecho, se les llamaba “Hoteltaxis”.

Un siglo después de aquella experiencia, conducir coches eléctricos no sólo está al alcance de unos pocos. Pero el Gobierno germano quiere ayudar a que se pongan de moda en el país. Por eso ha confirmado esta semana que está dispuesto a gastarse unos 1.000 millones de euros en ayudas al sector. Las medidas incluirán a partir del próximo mes primas por la compra de un vehículo eléctrico.

Ponerse al volante de un coche eléctrico es relativamente fácil en Berlín. “La capital es una ciudad que, comparada con otras en Alemania, tiene una mejor infraestructura, con abundantes puntos de recarga de baterías”, dice a EL ESPAÑOL Michael Fischer, responsable de comunicación de Drive Now. “Pero incluso en Berlín la situación no es óptima, hacen falta más puntos donde recargar”, agrega. De los 1.000 vehículos que tiene Drive Now en Berlín, unos 150 son eléctricos.

El Gobierno germano expresó allá en 2009 su deseo de que en 2020 circulara en Alemania una flota de hasta un millón de vehículos propulsados por energía eléctrica. Hoy por hoy, sin embargo, apenas llegan a los 25.500 los automóviles de este tipo que circulan por las carreteras germanas. Los híbridos son bastante más. Rondan las 130.000 unidades. “Para promover este medio de transporte hace falta voluntad política”, dice a este periódico Hans-Liudiger Dienel, director del Instituto para el Trabajo y la Tecnología de la Universidad Técnica de Berlín. A su modo de ver, sólo ahora el Ejecutivo alemán está apostando por la movilidad eléctrica.

Esta semana tuvo lugar a puerta cerrada una cumbre decisiva para el sector. Reunió a responsables de la industria del automóvil con la canciller Angela Merkel y destacadas figuras de su gabinete. Entre los miembros del Ejecutivo presentes figuraban el vicecanciller y ministro de Economía, Sigmar Gabriel, el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, así como la responsable de la cartera de Medioambiente, Barbara Hendricks y, por supuesto, el titular de Transportes, Alexander Dobrindt.

1.000 millones en ayudas a la compra

En esa cita se acordó el uso de incentivos a la adquisición de coches eléctricos valorados en 1.000 millones de euros. Ese montante lo pondrán a partes iguales Gobierno y fabricantes de coches. En virtud de ese acuerdo, los compradores de vehículos propulsados por energía eléctrica recibirán hasta 4.000 euros. Quienes se decidan por un híbrido podrán contar con 3.000 euros en la compra. Eso sí, los usuarios que estén dispuestos a pagar más de 60.000 euros por un automóvil de estas características no podrán beneficiarse de las ayudas.

A Fischer, el responsable de comunicación de Drive Now, los puntos de carga era lo que más parecía preocuparle antes de presentarse el acuerdo por el que se promueve la compra de estos coches eléctricos. Esta cuestión es, de hecho, de gran importancia. Por eso el Ejecutivo germano no la ha olvidado. Es más, el Gobierno está dispuesto a invertir hasta 300 millones de euros para la creación de unas 15.000 zonas donde recargar las baterías de los vehículos.

Las medidas harán posible que “la situación de los coches eléctricos en Alemania vaya a cambiar definitivamente”, prevé optimista Hans-Liudiger Dienel, el investigador de la Universidad Técnica de Berlín. Schäuble, quien en principio se opuso a Gabriel en los debates internos sobre los incentivos por no haberlos considerado una buena idea, entiende ahora que la iniciativa “impulsará rápidamente el número de coches eléctricos vendidos” en suelo germano.

Pero no son éstas las únicas opiniones que existen en el debate generado a raíz de la determinación del Ejecutivo y la industria. Clemens Fuest, presidente del prestigioso Instituto para la Investigación Económica de Múnich (Ifo), ha calificado de “gran error” el empleo de los 600 millones de euros públicos en las primas previstas en la iniciativa. Oliver Krischer, líder parlamentario del partido ecologista Los Verdes, también ha lamentado que el acuerdo en favor de los coches eléctricos se haga a expensas de los recursos del Estado. También se han escuchado voces críticas procedentes de la Unión Cristiano Demócrata (CDU), la formación de la canciller. Pero estas opiniones no han contado frente a los deseos de Gobierno e industria de ver crecer las ventas de coches eléctricos en Alemania.

Un proyecto que ha resucitado

En cualquier caso, todas las partes reconocen que es un imposible alcanzar el millón de vehículos eléctricos en las carreteras alemanas de aquí a 2020. En los planes del Gobierno se prevé que en los próximos años las ventas lleguen a las 400.000 unidades. Hay que tener en cuenta que, según Ferdinand Dudenhöffer, reputado experto de la industria del automóvil en la Universidad de Duisburgo-Essen, la movilidad eléctrica era un proyecto “a punto de morir” en 2013.

“El Gobierno no había apoyado de verdad hasta ahora la compra de este tipo de vehículos, porque tampoco abundaban modelos en el mercado”, estima Hans-Liudiger Dienel, el investigador y profesor de la Universidad Técnica de Berlín. Sin embargo, ahora hay más de una veintena de modelos de coches de estas características, “y abundan los que están por llegar”, recuerda Dienel. En palabras de Alexander Dobrindt, el ministro de Transportes alemán, “estamos experimentando una revolución en la industria del automóvil”.

De ahí que Fischer, el responsable de comunicación de Drive Now, mantenga que “lo importante ahora no es si en 2020 habrá ese millón de coches, lo más importante es permitir a los consumidores descubrir esta tecnología”. “Al conducir este tipo de coches por primera vez con servicios de alquiler, por lo general, los usuarios se quedan maravillados, por ser coches silenciosos y limpios, y esa sensación puede llevar a pensar en comprar un vehículo así”, agrega.

Un BMWi3 como los que se pueden conducir gracias a Drive Now cuestan del orden de 35.000 euros. En vista de esa cifra, Dienel sostiene que “todavía no tiene sentido económicamente hablando para los usuarios comprar un vehículo eléctrico”. Pero hacerse con un coche no sólo es algo que dependa del bolsillo, en Alemania también tiene un papel importante la dimensión emocional y lo comprometido que se esté con el medio ambiente. Sea como fuere, “estamos asistiendo al verdadero despegue del coche eléctrico”, concluye Dienel.

Fuente: http://www.elespanol.com

 
planta_ensamblaje


Dubái, que tiene el rascacielos más alto del mundo, se ha fijado otra gran meta: su jeque desea que para 2030 el 25% de los viajes por tierra se efectúen con vehículos autónomos, es decir sin conductor.

El jeque Mohamed bin Rashid Al Maktoum hizo el lunes su anuncio de manera sorpresiva y dio pocos detalles, como ocurre a veces cuando se trata de las grandes aspiraciones del gobierno de los Emiratos Árabes Unidos.

En esta ciudad estado llena de vehículos —más de 1,5 millones registrados— no es inusual ver Ferraris al lado de Lamborghinis cuando los semáforos están en rojo. Además Dubai ya posee un sistema ferroviario del metro que funciona sin operadores, y que transportó 178 millones de usuarios en 2015.

La tecnología de los llamados automóviles inteligentes ya se utiliza en algunos de los vehículos de lujo en el mundo y avanza lo suficientemente rápido como para convertir en realidad el plan del jeque, o en una pesadilla para los miles de taxistas que circulan por las calles entre los elegantes rascacielos de la capital comercial de los EAU.

En un comunicado difundido por la agencia noticiosa estatal WAM, el jeque Mohamed dijo que el plan reduciría costos y el número de accidentes viales.

El proyecto conjunto estaría a cargo de la Autoridad de Caminos y Transporte así como de la Federación del Futuro de Dubái, afirmó el gobernante sin explicar de dónde provendrían los recursos para financiarlo en este país petrolero.

"Hoy hemos fijado una estrategia clara con metas específicas a fin de que el transporte inteligente sea uno de los principales impulsores para lograr una economía sustentable en los EAU", declaró el jeque Mohamed, a quien puede verse cuando maneja su camioneta deportiva blanca Mercedes-Benz Clase-G, con placas Número 1.

Dubái tiene el edificio más alto del mundo, el rascacielos Burj Jalifa, de 828 metros (2.717 pies) de altura, el cual fue inaugurado en 2010. En 2020, el rascacielos será anfitrión de la Expo Mundial que se efectúa cada cinco años.

Fuente: AP

 


Página 2 de 8