Medio Ambiente

bandera china

China registró un aumento de las ventas de los vehículos de nuevas fuentes de energía de más del 80 por ciento interanual en noviembre y las previsiones apuntan a que el año cerrará con unas 800.000 operaciones, dado el efecto generado por la política del gobierno en favor de alternativas más respetuosas con el medio ambiente.

Las ventas se situaron en 119.000 unidades en noviembre, informó el lunes la Asociación de Fabricantes de Automóviles de China (AFACh), que indicó que la producción ascendió a unos 122.000 vehículos ese mismo mes, un incremento interanual del 70,1 por ciento.

En los primeros 11 meses, la producción y las ventas se situaron en 639.000 y 609.000 unidades, respectivamente, con aumentos del 49,7 y el 51,4 por ciento frente al mismo periodo del año pasado.

China ha intensificado sus esfuerzos para estimular el uso de vehículos de nuevas fuentes de energía con el fin de reducir la presión sobre el medio ambiente y para ello ha tomado medidas como exenciones de impuestos y descuentos para la compra de autos y ha ordenado a las instituciones gubernamentales que adquieran más automóviles de este tipo.

En noviembre, las ventas de turismos de nuevas fuentes de energía alcanzaron las 83.000 unidades, mientras que las de autos comerciales llegaron a 36.000.

Las ventas de las dos categorías entre enero y noviembre se situaron en 476.000 y 133.000 unidades, respectivamente.

Responsables de la AFACh estimaron que las ventas alcanzarán las 800.000 unidades en 2017 y el millón en 2018.

En noviembre las ventas totales de vehículos subieron un 0,7 por ciento interanual y llegaron a 2,96 millones de unidades, con lo que se registró un crecimiento por sexto mes consecutivo.

China es el mayor mercado automovilístico mundial y también el de más rápida expansión para vehículos de nuevas fuentes de energía gracias a la política preferencial del gobierno para fomentar el uso de la energía limpia en la lucha contra la contaminación.

En 2016 China vendió 507.000 vehículos de este tipo, lo que supuso un incremento del 53 por ciento.

A partir de 2018, los compradores podrán pedir prestado hasta un 85 por ciento del costo al banco, un porcentaje superior al 80 por ciento actual.

China tiene como objetivo reducir las emisiones de dióxido de carbono por unidad del producto interno bruto en entre un 60 y un 65 por ciento con respecto a los niveles de 2005 para 2030 y aumentar la proporción de la energía de fuentes no fósiles en el consumo total a alrededor del 20 por ciento.

Fuente: Xinhua


 
Londres_transito

El Gobierno británico tiene previsto incrementar desde el próximo año la carga impositiva a los automóviles diésel que no cumplan con la última normativa europea sobre emisiones, como parte de sus esfuerzos para reducir las emisiones en las ciudades.

Las ventas de coches diésel han experimentado una disminución del 15% en lo que va de año en el mercado europeo, mientras que la demanda de automóviles impulsados con motores de gasolina ha registrado un crecimiento del 3%.

Así, el ministro de Finanzas británico, Philip Hammond, mostró su intención de que podría incrementar el impuesto especial sobre los vehículos (VED, por sus siglas en inglés) desde abril del próximo ejercicio para los modelos diésel que no cumplan con la normativa sobre emisiones más exigente.

"El sistema impositivo puede jugar un rol muy importante en la protección del medio ambiente", explicó el titular de Finanzas de Reino Unido. "Debemos a nuestros hijos que el aire que respiren esté limpio", aseguró.

Esta modificación de las tasas a los vehículos supondrá un incremento de 20 libras (casi 23 euros) en el coste del VED para los vehículos pequeños que no cumplan con los últimos estándares de emisiones, mientras que para los modelos de mayor tamaño el aumento sería muy superior.

Desde el Gobierno británico señalaron que este incremento del impuesto no se aplicará a la próxima generación de vehículos diésel que esté certificado que cumplen con los límites de emisiones bajo condiciones reales de conducción.

Fuente: El Mundo


 
autoelectrico

Si 22 ciudades latinoamericanas reemplazaran su flota de autobuses y taxis por vehículos eléctricos, se ahorrarían 64.000 millones de dólares en combustibles de aquí a 2030 y se dejaría de emitir 300 millones de toneladas de dióxido de carbono, según un estudio divulgado hoy por la ONU.

La oficina regional de ONU Medio Ambiente divulgó hoy en la capital panameña los resultados de un estudio sobre los beneficios de implementar un sistema de transporte público eléctrico en una veintena de ciudades de la región, entre las que se encuentran Santiago de Chile, Buenos Aires, Río de Janeiro, Caracas, Lima, Quito, Bogotá, Panamá o Ciudad de México.

La transición a vehículos eléctricos en estas ciudades ayudaría además a evitar la muerte prematura de más de 36.500 personas como consecuencia de las enfermedades respiratorias asociadas a la calidad del aire, de acuerdo con el texto.

"Los vehículos eléctricos son el medio de transporte más eficiente que existe en la actualidad, pues se alimentan de electricidad en vez de combustibles fósiles", explicó el coordinador de cambio climático de ONU Medio Ambiente para Latinoamérica, Gustavo Máñez.

El especialista recordó que la flota vehicular de Latinoamérica, la que más crece del mundo, puede llegar a triplicarse en los próximos 25 años, lo que implicaría a su vez un aumento proporcional en emisiones de gases de efecto invernadero, mayor contaminación local y colapso en la infraestructura vial de las ciudades.

El estudio fue realizado por la oficina de la ONU para el Medio Ambiente en conjunto con la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y contó con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Unión Europea.

"Transformar el sector transporte hacia la modalidad eléctrica es crucial para cumplir con el Acuerdo de París", añadió Máñez durante la presentación del estudio.

El acuerdo, suscrito en 2015 por cerca de 200 países y del que Estados Unidos decidió salirse recientemente, busca reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para conseguir que el aumento de la temperatura a finales de este siglo no supere los 2 grados centígrados.

Fuente: EFE


 
carros_europa_tranisto_thumb250px_

Con el objetivo de contribuir a acelerar la transición hacia los nuevos vehículos de emisiones bajas e incluso nulas, la Comisión Europea propone nuevas metas para las emisiones medias de CO2 de la totalidad de parque de turismos y furgonetas nuevos de la UE.

Por ello, ha dado un paso que podría ser decisivo para la aplicación de los compromisos suscritos por la UE en virtud del Acuerdo de París en lo que respecta al objetivo vinculante de reducir las emisiones, al menos, en un 40 por 100 hasta el año 2030.

En este sentido, Jean-Claude Junker ha declarado su voluntad de que Europa se convierta en “líder de la lucha contra el cambio climático”, remarcando que sus propuestas para conseguir el objetivo son realistas, ambiciosas y aplicables. Así, tanto para los turismos nuevos como para las furgonetas nuevas, las emisiones medias de CO2 tendrán que ser un 30 por 100 inferiores en 2030 con respecto a 2021, y en este sentido, Maroš Šefčovič, vicepresidente responsable de la Unión de la Energía, ha declarado que “hemos entrado en una era de transformación económica favorable para el clima. El conjunto de propuestas presentado crea las condiciones necesarias para que los fabricantes europeos lleven la delantera en la transición energética mundial en lugar de seguir a otros”

Por su parte, el comisario de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, ha añadido que la “carrera mundial para el desarrollo de vehículos limpios ya ha comenzado, y no hay marcha atrás”, remarcando que para ello “necesitamos los objetivos e incentivos apropiados, y eso precisamente es lo que se ofrece con estas medidas sobre las emisiones de CO2 de turismos y furgonetas”

La comisaria de Transportes, Violeta Bulc, ha señalado que la Comisión “ha adoptado unas medidas sin precedentes en respuesta a un reto cada vez mayor: hallar el equilibrio entre las necesidades de movilidad de los europeos y la protección de su salud y de nuestro planeta. Se han tenido en cuenta todas las dimensiones de este reto. Así, promovemos unos vehículos más limpios, velamos por que la energía alternativa sea más accesible y buscamos la mejora de la organización de nuestro sistema de transporte”.

Lo que detalla el paquete de movilidad limpia

Nuevas normas sobre emisiones de CO2 destinadas a ayudar a los fabricantes a aceptar la innovación y suministrar vehículos de bajas emisiones al mercado. La propuesta también incluye objetivos tanto para 2025 como para 2030. El objetivo intermedio de 2025 garantiza que las inversiones se pongan en marcha desde ahora. Por su parte, el objetivo de 2030 ofrece estabilidad y marca una dirección a largo plazo para que se mantengan estas inversiones. Estos objetivos contribuyen a impulsar la transición de los vehículos con un motor de combustión convencional a los vehículos limpios.

Un plan de actuación y soluciones de inversiones para el despliegue transeuropeo de la infraestructura para los combustibles alternativos. El objetivo es lograr un mayor nivel de ambición en los planes nacionales, incrementar la inversión y conseguir una mayor aceptación por parte de los consumidores.

La revisión de la Directiva del transporte combinado, que fomenta el uso combinado de diferentes modos para el transporte de mercancías (p. ej. camiones y trenes), hará que sea más fácil para las empresas obtener incentivos y, por tanto, alentará el uso combinado de camiones y trenes, gabarras o barcos para el transporte de mercancías.

"En consecuencia, habrá más opciones de movilidad, de mayor calidad y más asequibles", especialmente para los ciudadanos con menos recursos económicos. La iniciativa de las baterías reviste una importancia estratégica para la política industrial integrada de la UE, especialmente de cara a que los vehículos y demás soluciones de movilidad del mañana y sus componentes sean inventados y fabricados en la UE.

Fuente: https://logistica.cdecomunicacion.es


 
autoelectrico_thumb250px_

Los parisinos están dando otro paso para evitar la contaminación y las emisiones de carbono.

El ayuntamiento de París, después de meses de discusiones, anunció el jueves que la ciudad se movería para eliminar la venta de automóviles que funcionan con diesel y gasolina para 2030. El popular destino turístico ha tomado múltiples pasos para reducir las emisiones de automóviles durante años, incluido un día anual libre de automóviles, cuando los conductores tienen prohibido manejar en las ciudad.

Los residentes de la ciudad ya tienen más probabilidades de usar otras formas de transporte, ya que el 60 por ciento de los parisinos no posee automóviles. La prohibición es solo uno de los muchos esfuerzos para minimizar las amenazas ambientales, incluido un plan de infraestructura de $25 mil millones de euros llamado Grand Paris Express, para expandir el metro de la ciudad.

Los esfuerzos para promover los vehículos eléctricos y el transporte público responden a un problema masivo de contaminación en París.

"El noventa por ciento de las personas en París están expuestas diariamente a niveles de óxidos de nitrógeno, los peores contaminantes locales, que son más altos que los límites establecidos por la Unión Europea", dijo el vicealcalde Christophe Najdovski a la BBC el año pasado.

"Este es un problema serio de salud pública. Eso es lo que está detrás de la acción tan fuerte que estamos tomando contra las causas de la contaminación, y en París, la causa principal es el tráfico".

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, planea eliminar la venta de automóviles diésel para el año 2024, informa The Associated Press, año en que la ciudad está programada para celebrar los Juegos Olímpicos. Francia ya se había dedicado a prohibir los automóviles con motor de gasolina para 2040, pero Hidalgo quiere moverse más rápido en París.

"Este objetivo del gobierno afecta a todo el territorio francés, incluidas las zonas rurales", dijo un comunicado de la Alcaldía de París. "Si queremos lograr esto, implica que el fin del diésel y la gasolina debería tener lugar varios años antes en las áreas urbanas, y particularmente en las grandes ciudades".

Fuente: http://www.huffingtonpost.com.mx


 
automovil_oxford

La ciudad universitaria de Oxford presentó un plan para prohibir el uso de automóviles de gasolina y diesel en su centro como parte del conjunto de propuestas más radical hasta ahora en Gran Bretaña para frenar la contaminación.

Mientras que Londres está implementando una "zona de emisión ultra baja", que verá que los vehículos que consumen más gasolina pagan tarifas diarias para ingresar al centro de la ciudad a partir de 2020, la "Zona de emisión cero" de Oxford prohibirá que los vehículos emisores ingresen a parte del centro de la ciudad desde esa fecha

Desde que Volkswagen, fabricante de automóviles alemán, admitió en 2015 que hacía trampas en las pruebas de emisiones de Estados Unidos, políticos de todo el mundo han revelado planes para controlar vehículos diesel con el objetivo de mejorar la calidad del aire y cumplir objetivos más estrictos.

"Todos los que manejamos o utilizamos vehículos a gasolina o diesel a través de Oxford están contribuyendo al aire tóxico de la ciudad", dijo el miembro del consejo municipal John Tanner.  "Todo el mundo necesita hacer su parte - desde el gobierno nacional y las autoridades locales a las empresas y los residentes - para poner fin a esta emergencia de salud pública."

En la primera etapa de sus planes a partir de 2020, los taxis, los automóviles, los vehículos comerciales ligeros y los autobuses que no tienen emisiones cero, serán prohibidos en seis calles del centro de la ciudad, incluso cerca de la mundialmente famosa sociedad de debate de Oxford Union.

La zona se ampliará gradualmente para incluir más calles y más tipos de vehículos hasta 2035 cuando todos los vehículos que emitan, incluidos los camiones, serán prohibidos desde el centro. Los políticos locales elaborarán los planes finales después de que la consulta se cierre el 26 de noviembre.

Gran Bretaña ha dicho que prohibirá la venta de todos los nuevos carros de gasolina y diesel a partir de 2040, replicando los planes de Francia y los alcaldes de París, Madrid, Ciudad de México y Atenas, que apuntan a prohibir vehículos diesel de sus centros urbanos para 2025.

Fuente: http://www.energia16.com



 


Página 1 de 21