Medio Ambiente

mercadoautos

El transporte es la principal causa de contaminación, con un 51 por ciento de las emisiones, especialmente en las grandes ciudades. En los últimos años, las principales compañías del sector están apostando por la movilidad sostenible como uno de los motores del cambio hacia un nuevo modelo energético cero emisiones y como pieza clave para luchar contra el cambio climático.

Con el objetivo de reducir las partículas nocivas producidas por el uso intensivo de los vehículos a motor en los desplazamientos a los lugares de trabajo y durante el ejercicio de la actividad laboral, muchas de ellas están implementando una serie de medidas dirigidas a sus empleados, con el objetivo de conseguir un cambio de hábito hacia modos de transporte más sostenibles, seguros y eficientes.

Es el caso de Endesa, que recientemente ha lanzado el segundo Plan de Movilidad para Empleados Empleando nuestra energía para construir el futuro, con el que pretende que otros 300 trabajadores se sumen al coche eléctrico de manera particular. En su primera edición fueron 158 los empleados que se animaron a adquirir un vehículo eléctrico.

El nuevo plan incluye acuerdos con fabricantes de coches eléctricos, la instalación de puntos de recarga domésticos, preferencia en el aparcamiento en sus sedes corporativas, optar a un incentivo por su colaboración en el plan, así como la instalación de 22 puntos de recarga semirápida para recargar el vehículo en horas de trabajo. Además, las sedes de Madrid, Barcelona y Sevilla cuentan con puntos de recarga rápida que, en menos de 20 minutos, cargan el 80 por ciento de la batería.

Endesa se ha marcado como objetivo electrificar un 80 por ciento de su flota operativa para 2020, pudiendo llegar a sumar unos 3.000 vehículos eléctricos. Actualmente ha sustituido cerca del 30 por ciento de la flota, con un total de 420 coches híbridos para su red de ventas y casi un centenar de eléctricos puros de aquí a final de año.

Otra de las iniciativas lanzadas por Endesa es el servicio de carsharing de vehículos eléctricos en seis sedes de la compañía para que los empleados puedan realizar sus gestiones laborales en entornos urbanos. La flota está compuesta por 18 vehículos BMW i3 con una autonomía de 130 kilómetros, a los que se unirán otras 10 unidades a finales de año. En los dos primeros meses se han realizado 200 servicios y se han recorrido 40.000 kilómetros. El objetivo es aumentar el número de coches en todas sus sedes en los próximos cuatro años y llegar a los 200.000 kilómetros recorridos.

Repsol es otra de las compañías que también está impulsando nuevas iniciativas para sus empleados en el campo de la movilidad sostenible y, al igual que Endesa, también cuenta con un servicio de carsharing eléctrico desde 2013 -a través de su filial Ibilek-, que permite el desplazamiento de los empleados entre los tres centros principales de Madrid: sede central, centro de Tres Cantos y campus de Móstoles, al que ya se han sumado 320 empleados que han recorrido más de 90.000 kilómetros.

Para este servicio, Repsol cuenta con seis vehículos eléctricos -dos por cada uno de los centros-, que los trabajadores pueden utilizar para traslados profesionales mediante una reserva online desde la intranet corporativa. También tienen la posibilidad de compartir coche con otros compañeros para realizar el mismo desplazamiento. En los tres centros se han instalado un total de once postes para facilitar la recarga rápida de los vehículos. Como medida adicional, Repsol también da preferencia a los empleados con vehículo eléctrico particular a la hora de usar el parking en sus centros de trabajo, con un total de nueve plazas en Campus Repsol.

En el caso de Viesgo, la compañía ya cuenta con un 5% de su flota completamente eléctrica para realizar el mantenimiento en ciudades y tiene en mente el uso de este tipo de vehículos en las centrales para los desplazamientos internos. Desde 2010 ha instalado estaciones de recarga (PDR) en las principales capitales de su área de distribución creando una red de puntos de recarga que conecta el norte de España desde Cantabria a Galicia, de la que también realiza la gestión y mantenimiento.

Iberdrola lleva varios años participando en múltiples proyectos de movilidad eléctrica en España y en Europa, y ha firmado acuerdos con distintos fabricantes de automóviles -Renault, BMW o Mitsubishi-, para impulsar la progresiva implantación de la movilidad eléctrica en España.

Este año la compañía ha lanzado la iniciativa Vehículo Eléctrico para Empleados -compatible con las ayudas del Plan Movea-, que finalizará en el mes de diciembre y que se extenderá entre 2016 y 2017 al resto de países en los que la empresa desarrolla su actividad.

Uno de los mejores incentivos es siempre el económico. Iberdrola es consciente de ello y ha decidido incluir tres tipos de ayudas en este plan: anticipo especial de 4.000 euros a los 200 primeros empleados que soliciten la compra de un vehículo cero emisiones locales -eléctrico ó híbrido enchufable-; ayuda a fondo perdido de 500 euros a los 200 primeros que contraten un punto de recarga a través de Iberdrola, siempre que esté asociado a la compra del turismo; y ayuda a fondo perdido para patrocinio publicitario -pago único- de 6.000 euros a los 100 primeros empleados que compren un turismo cero emisiones, de 1.000 euros a los 25 primeros que adquieran un cuadriciclo eléctrico, de 600 euros a los 100 primeros que hagan lo propio con una motocicleta o ciclomotor eléctrico y de 250 euros a los 100 primeros empleados que compren una bicicleta eléctrica.

Red Eléctrica de España también cuenta con un Plan de Movilidad Sostenible -que puso en marcha en diciembre de 2014-, con el que pretende disminuir el consumo energético y el nivel de congestión de tráfico; reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera, la contaminación acústica y la movilidad motorizada individual; minimizar el número de accidentes y favorecer la conciliación de la vida personal y laboral.

Entre las medidas implantadas, ?que requieren del compromiso entre la dirección y el resto de empleados?, según el Operador del Sistema, destacan la puesta en marcha de un servicio de autobuses lanzaderas para el traslado de empleados; una aplicación informática para facilitar el uso del coche compartido; una bolsa de ayudas económicas para la compra de vehículos eficientes junto a la ampliación de puntos de recarga en las sedes; parque de vehículos eficientes para empleados en sus desplazamientos de trabajo; tarjeta transporte para fomentar el transporte público; así como el uso de taxis eficientes y formación sobre conducción eficiente.

EDP España ha lanzado en el último año el Plan Veas_para el uso de vehículos de energías alternativas dentro de la compañía, que contempla que en 2020 toda su flota haya sido sustituida por vehículos más eficientes. A día de hoy, EDP cuenta con 90 vehículos a gas natural y 15 eléctricos.

La compañía también está impulsando la instalación de puntos de recarga rápida para vehículos eléctricos y la construcción de una red de abastecimiento para el suministro de gas natural vehicular, que podrá ser usada tanto por la flota interna como por sus clientes. Actualmente dispone de 20 puntos de recarga eléctrica para uso propio y 9 puntos de recarga de acceso público en sus instalaciones. También ha dotado a las principales sedes de operación y mantenimiento de la compañía de estaciones de repostaje de gas natural vehicular, con ocho gasineras en instalaciones propias y dos estaciones de repostaje de gas natural de uso público.

EDP_España también se suma a la movilidad sostenible con la puesta en marcha de un servicio de carsharing para empleados. Operativo en el País Vasco, se pondrá en servicio próximamente en Asturias. Los vehículos utilizados son eléctricos y a gas natural.

Gas Natural Fenosa también está favoreciendo la adquisición de vehículos de gas natural para sus empleados mediante descuentos sobre el precio del combustible de sus estaciones públicas y los acordados con algunos fabricantes y concesionarios en el precio de compra de un vehículo de GNC, así como en servicios postventa.

La compañía que dirige Salvador Gabarró -en colaboración con fabricantes y proveedores de vehículos-, se encuentra en pleno proceso de expansión del uso de gas natural vehicular en la flota de vehículos de la compañía en España. A día de hoy, cuenta con 200 vehículos de gas natural y prevé superar los 650 a finales de 2017, lo que representaría un 35 por ciento de la flota en España y más de un 40 por ciento de la flota de Madrid y Barcelona.

Gas Natural Fenosa lleva varios años impulsando el desarrollo del gas natural como combustible para el transporte en España, ofreciendo un servicio integrado que incluye el diseño, implementación y operación de estaciones de gas natural.

En el ámbito terrestre dispone de 45 estaciones de servicio, 26 de ellas de acceso al público. Además, gracias a su gestión, más de 1.800 autobuses y unos 1.300 camiones de RSU circulan actualmente por el país.

En el ámbito marítimo, mantiene convenios con los puertos de A Coruña, Barcelona, Ferrol y Vigo para el desarrollo de iniciativas de movilidad terrestre y marítima, y junto a Baleària desarrollan el primer motor de gas natural para barcos de pasajeros en España.

Fuente: http://www.eleconomista.es

 
automoviles-ventas

Miles de millones de personas en todo el mundo respiran aire con niveles de contaminación que exceden, en algunas casi al doble, los límites fijados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), así lo dio conocer en su más reciente base de datos ese organismo.

Ante esta situación de alarma, grandes ciudades alrededor del mundo han tenido que planear e incluso improvisar diversas medidas para reducir los niveles de la mala calidad del aire.

En tanto, la directora del departamento de Salud Pública, Medio Ambiente y Determinantes Sociales de la Salud de la OMS, María Neira, alertó, en una entrevista con El País, que “respiramos aire que nos va a causar un infarto cerebral”.

En su más reciente reporte sobre el tema, la OMS alerta sobre el alarmante aumento de los niveles de contaminación en muchas ciudades del mundo. El organismo dio a conocer el pasado jueves que más del 80 por ciento de las personas que viven en zonas urbanas, en donde se monitorea la contaminación, están expuestas a niveles de calidad del aire que exceden los límites aceptables para la salud. Esta situación se recrudece en las ciudades con poblaciones de bajos ingresos.

Ocho de cada diez personas que viven en zonas urbanas respiran un aire con niveles de contaminación que supera los límites recomendados por la OMS, con una situación notoriamente más grave en los países de ingresos medios y bajos.

En este último grupo de países, el 98 por ciento de ciudades con más de 100 mil habitantes no cumple con las normas internacionales en materia de calidad del aire, mientras que en los países ricos ese porcentaje se reduce al 56 por ciento.

En su informe, la OMS alertó que a medida que disminuye la calidad del aire en las ciudades, aumenta el riesgo para las personas que ahí habitan de sufrir accidentes cerebrovasculares, enfermedades cardíacas, cáncer de pulmón, y enfermedades respiratorias crónicas y agudas.

La base de datos sobre contaminación ambiental presentada por la OMS incluye información de 3 mil ciudades de 103 países, lo que supone la mayor compilación de datos efectuada hasta el momento sobre el tema.

Por su parte, María Neira dijo que las ciudades que han registrado la peor calidad del aire recientemente son Nueva Delhi, India; la Ciudad de México, en México; Lima, Perú; Pekín y Sahnghái, en China. Sin embargo, consideró que sería “absurdo” hacer un ranking “porque hay otras ciudades que están muy contaminadas, pero no tenemos datos de ellas”.

Neira recordó que hay 3.7 millones de muertos a causa de la contaminación del aire al año, por lo que destacó que no se trata de cambiar las legislaciones sino de aplicar las ya existentes, y sostuvo que “dentro de 10 años, o nos sentiremos orgullosos de lo que hicimos contra la contaminación del aire o tendremos que escondernos, porque realmente hay que hacer algo”.

Por su parte, la OMS destacó que la reducción de emisiones de las chimeneas industriales, el aumento del uso de fuentes de energía renovables, como la solar y eólica, así como priorizar el tránsito rápido, las redes de ciclismo y caminar en las ciudades, se encuentran entre el conjunto de estrategias disponibles y asequibles para combatir los altos niveles de contaminación.

Ante este panorama, grandes ciudades del mundo han reaccionado con restricciones a la circulación de automóviles, cierre de avenidas al tránsito, e incluso, en Pekín, donde en diciembre de 2015 el Gobierno tuvo que activar una alerta roja por la polución, ahora se prevé un sistema de ventilación que buscará evitar que se formen grandes nubes de smog.

Fuente: EFE



 
autos_europeos

El Ministerio de Medio Ambiente alemán ya tiene en sus manos las dos armas contra el diésel que necesitaba. Una de ellas es el reciente dictamen de la Agencia Medioambiental que determina que unas 10.000 personas mueren anualmente en el país a causa de las partículas de óxido de nitrógeno que desprenden estos motores, relacionadas con varios tipos de cáncer. Y la segunda es el estudio realizado por el Ministerio de Transportes a raíz del escándalo Volkswagen, que ha venido a probar que todos los motores diésel, en carretera y a temperaturas por debajo de los 23 grados, emiten más gases contaminantes de lo permitido.

Son argumentos suficientes para lanzar una nueva ordenanza que será aprobada este mismo año y que estará en vigor a principios de 2017. De acuerdo a la nueva normativa, los grandes núcleos urbanos podrán establecer restricciones de circulación a cualquier vehículo de motor diésel de más de un año de antigüedad, a los que quedará vetada la entrada al centro ciudad. Solo las mecánicas diésel Euro 6 se librarían del veto, lo que supone que afectará a millones de vehículos.

Pegatinas azules

La nueva normativa establecerá zonas medioambientales a las que solamente podrán acceder vehículos con la pegatina azul, de nueva creación. Y solo los coches con menores niveles de emisiones obtendrán esa pegatina de las autoridades municipales, independientemente de si el propietario reside en el centro o no, por lo que 13,4 millones de coches diésel con matrícula alemana quedan excluidos. Apenas medio millón de vehículos ya circulando cumplen con la normativa Euro 6, (80 miligramos de óxido de nitrógeno por kilómetro) y obtendrán la pegatina, mientras que todos los vehículos de gasolina que actualmente portan la pegatina verde de acceso a los centros de ciudad, recibirán automáticamente la azul.

80 euros a quien lo incumpla

Los ayuntamientos de Berlín, Bremen, Dresde, Essen, Frankfurt, Hamburgo, Hannover, Kiel, Köln, Mainz, Mannheim, München, Nürnberg, Stuttgart y Wiesbaden deberán determinar lo que consideran «zonas azules» y los vehículos que se adentren en ellos sin permiso serán castigados con multas instantáneas de unos 80 euros por sanción.

El portavoz del Ministerio de Medio Ambiente, Jochen Flasbarth, considera que medidas de este tipo serán necesarias solamente de forma temporal, hasta que los coches eléctricos tengan el peso suficiente como para disminuir las emisiones contaminantes en los núcleos urbanos o hasta que la tecnología diésel sea lo suficientemente limpia, pero lo que el gobierno alemán persigue es sin duda lanzar los motores eléctricos.

La canciller Merkel se fijó como objetivo en esta legislatura un millón de coches eléctricos circulando en Alemania en 2020 y la nueva normativa impulsará seguramente muchas compras que sirvan además de acicate al sector. Según datos de la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (Acea), las matriculaciones de vehículos eléctricos en Europa se situaron en 2015 en 186.170 unidades, un 101% más que un año antes.

Fuente: http://www.abc.es

 
26-COLOR-AUTOS

De acuerdo con el Plan nacional de calidad del aire y protección de la atmósfera 2013-2016 (Plan Aire), la Dirección General de Tráfico (DGT) ha clasificado en función de su potencial contaminante a unos 16 millones de vehículos, que representan el 50% del parque automovilístico español actual.

El plan de la DGT es continuar con la clasificación del resto del parque de vehículos hasta tener etiquetados los 32 millones de vehículos de los que actualmente se compone nuestro parque automovilístico.   

Esta medida tiene como objetivo "discriminar positivamente" a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente y ser un instrumento eficaz en políticas municipales, tanto restrictivas de tráfico en episodios de alta contaminación, como de promoción de nuevas tecnologías a través de beneficios fiscales o relativos a la movilidad y el medio ambiente.

En este sentido, cada autoridad con competencia en materias relativas a la fiscalidad, movilidad y medio ambiente podrá decidir en cada momento qué incentivos ofrece a los vehículos menos contaminantes en su ámbito de competencia. Por ejemplo, la DGT permite ya circular en el carril bus VAO a vehículos “Cero emisiones”.

Los criterios para clasificar el parque de vehículos son el resultado de un trabajo liderado por la DGT y en el que han participado entre otros organismos el Ayuntamiento de Madrid, el Ayuntamiento de Barcelona, el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC), la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y  el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

El primer fruto de este grupo se materializó con la clasificación de los vehículos “cero emisiones” y el envío de las etiquetas azules a sus 10000 titulares. Con la publicación en el BOE, el trabajo del grupo se hace público para el resto de categorías.

El envío del distintivo ambiental también lo realizará la DGT a los titulares de vehículos etiquetados como C y B  pero en meses posteriores y de forma progresiva.

Fuente: http://www.hibridosyelectricos.com
 
Operarios_taller

Es un pequeño goteo. Es una tecnología que cuesta. Pero la movilidad de bajas emisiones es uno de los grandes retos que encara la industria del motor, una tendencia de futuro en la que se juegan su desarrollo. Por eso, la apuesta es cada día más fuerte aunque las matriculaciones sean escasas.

Los fuertes apoyos están consiguiendo que los vehículos con combustibles alternativos (gas, híbridos y eléctricos) hayan duplicado sus ventas en los últimos cuatro años. Entre 2014 y 2015, las matriculaciones han crecido un 56%, desde los 16.713 automóviles comercializados en 2014 hasta las 25.406 unidades vendidas el año pasado.

Supone una cuota de mercado del 1,8% en el país. En 2011, las ventas eran de 12.304 automóviles, según los datos facilitados por la asociación española de fabricantes de coches Anfac.

La patronal achaca este incremento “a la mejora de las tecnologías y al impulso de los planes Movea”, que subvencionan la compra de los vehículos limpios y además, en el caso de los eléctricos, obligan al concesionario a asesorar y apoyar la instalación de un punto de recarga para el comprador. Además, pueden tener que sufragar hasta con 1.000 euros la instalación de esta recarga.

Sin embargo, la cuota de mercado española está muy lejos de la de otros países del entorno. Los automóviles de combustibles alternativos representan el 45% de la cuota en Letonia y más del 10% en el mercado polaco. En Italia, se acercan al 5% del total de las matriculaciones, según los últimos datos disponibles de la patronal europea de fabricantes de coches Acea.

“España tiene aún mucho potencial de crecimiento en este sector”, señala el director de comunicación de Anfac, David Barrientos. “La velocidad de penetración del vehículo eléctrico en sus inicios es 16 veces mayor que la que registraron los híbridos cuando entraron en el mercado. Hay mucho interés”, señala.

Para el portavoz de la asociación, “las nuevas generaciones son más prácticas y ven los beneficios de la tecnología limpia”, sobre todo los de la eléctrica, lo que aportará recorrido a las ventas en España. “Todas las marcas tienen ya uno o dos modelos electrificados.

La tecnología ya es una realidad: la autonomía es cada vez mayor, las condiciones de uso son mucho más económicas y el mantenimiento de un eléctrico cuesta la mitad”. Barrientos destaca que, con las ayudas estatales, los precios de adquisición de un eléctrico “ya son competitivos con sus rivales de combustibles fósiles”.

Para Francisco Roger, socio responsable de Automoción en KPMG, “el dieselgate, el escándalo por el falseo de las emisiones contaminantes de los motores diésel de Volkswagen está acelerando el desarrollo y la entrada en el mercado de los vehículos eléctricos y de combustibles alternativos”.

Aun así, el despegue es lento. “Conseguir que estos modelos acaparen una cuota de mercado mundial por encima del 1% será largo pero van a crecer con las matriculaciones. Si se alcanzan los 100 millones de coches vendidos que se prevén a corto plazo, esto representa un millón de vehículos eléctricos matriculados, una cifra muy representativa”, detalla el experto.

España tiene una posición “privilegiada” en el desarrollo de los vehículos eléctricos, para Anfac, porque “es el único país en el mundo que fabrica cinco modelos enchufados y un híbrido”. “Esta experiencia puede ser clave cuando este mercado despegue y se necesiten más emplazamientos para la producción”, destaca Barrientos.

Fuente: Cinco Días



 
Auto_Internet

Esta iniciativa se enmarca en el proyecto europeo Incentives for cleaner vehículos in urban Europe (I-CVUE), una experiencia innovadora en la que participan Alemania, Inglaterra, Bélgica, Holanda, Noruega y Cataluña.

El Ayuntamiento de Santa Perpètua, Barcelona, ha firmado un acuerdo de colaboración con la Fundación RACC para ofrecer a las empresas del Eje de la riera de Caldes asesoramiento gratuito para estudiar la viabilidad técnica y económica para adquirir vehículos eléctricos para su flota.

Esta iniciativa se enmarca en el proyecto europeo Incentives for cleaner vehículos in urban Europe (I-CVUE), una experiencia innovadora en la que participan Alemania, Inglaterra, Bélgica, Holanda, Noruega y Cataluña.

La Fundación RACC hará los asesoramientos de viabilidad técnica y económica relativos a la electrificación total o parcial de las flotas de vehículos de las empresas y el informe de resultados. Por su parte, el Ayuntamiento de Santa Perpètua buscará las empresas participantes en el proyecto y hará un asesoramiento personalizado de acompañamiento a la compra de los vehículos a través del Centro de Recursos del Vehículo Eléctrico (CREVE). Ambas instituciones están comprometidas a potenciar el vehículo eléctrico como herramienta para la reducción de las emisiones de CO2 y coinciden en la gran oportunidad que esta nueva tecnología ofrece para crear nuevos puestos de trabajo.

La Concejalía de Desarrollo Local ha manifestado que "los vehículos de empresa tienen una movilidad básicamente metropolitana con recorridos medios menores a 100 Km al día y por esta razón se considera una buena solución implantar esta nueva tecnología".

Esta es la segunda vez que el CREVE ofrece este tipo de asesoramiento a las empresas del Eje de la riera de Caldes. Durante el año 2015, un total de seis empresas fueron asesoradas en el cambio de flota, con una subvención de la Diputación de Barcelona.

Fuente: http://www.hibridosyelectricos.com

 


Página 10 de 21