Editoriales

Parece mentira, pero una vez más - ¡y ya van muchas! - se nos hace necesario volver a utilizar este espacio, a fin de explicar los múltiples perjuicios que se originarían para el país y para la sociedad toda, si se permitiese la importación de ciertos vehículos usados.- Es que debido al particular ordenamiento vigente desde hace más de cincuenta años - con prohibiciones a término y de corto plazo que caen periódicamente y que obligan en cada oportunidad a trabajar por una nueva prórroga - cuando se acerca la fecha de expiración invariablemente surgen pequeños grupos de opinión que reclaman la liberación de la importación de unidades usadas, como una solución para todas sus dificultades.- Y el problema es que si bien la gran mayoría de los ciudadanos comparte nuestra opinión al respecto, por distintos imponderables nunca se ha logrado hasta ahora que se dicte una ley definitiva al respecto.- Para entrar en tema y haciendo un poco de historia, recordamos que desde la aprobación en 1959 de la ley  Nº 12.670, se facultó al Poder Ejecutivo a prohibir la importación de toda clase de mercaderías, artículos productos y bienes prescindibles, suntuarios y/o competitivos de la industria nacional por un plazo no mayor a seis meses, pudiéndose reiterar ello por nuevos pronunciamientos.- Este instrumento de la reiteración vía decreto semestral, fue el utilizado por los distintos Gobiernos desde la sanción de la mencionada norma hasta la aprobación en 2005 de una nueva ley - la Nº 17.887 - que extendió la validez de la prohibición por cuarenta y ocho meses que finalizarían en agosto de 2009.- Posteriormente, la misma fue prorrogada por un período adicional de dos años mediante la ley Nº 18.532 y finalmente en 2011 se aprobó la ley Nº 18.802 que extendió dicha prohibición por tan solo otros doce meses, los que vencerán el próximo 26 de agosto.- Por ello y como lo consignamos al principio, hoy se está otra vez a la espera de la resolución del Parlamento respecto a si resuelve levantar la prohibición, prorrogarla por otro período acotado o finalmente hacer definitivo lo que en los hechos se viene dando en nuestro país desde dicho año de 1959.- Si la medida por la que se vuelve a optar es por prorrogarla, dentro de muy poco tiempo estaremos nuevamente hablando o escribiendo sobre lo mismo, malgastando tiempo y esfuerzos que deberían poder utilizarse para fines más productivos.-

Es que si el río corre en un sentido y la corriente es fuerte, es obvio que no deberíamos nadar en vano contra ella.- Porque si desde hace tiempo se trabaja arduamente por parte de muchas autoridades nacionales y no menos actores privados en materia de tener un parque automotor moderno, seguro, respetuoso del medio ambiente y controlado, la lógica indica que no deberíamos dar marcha atrás en lo ya andado con una acción totalmente contraria.- Desde hace años el estado sin distinción de orientaciones ha dado muestras claras de querer marchar en una dirección.- Ha controlado y controla cada vez más aspectos de la seguridad vial.- Reguló y avanza en regular aún más en todo lo referente a las emisiones de gases contaminantes de la combustión, en defensa de un medio ambiente que contribuya a fortalecer la marca país "Uruguay Natural", con rígidos controles para la homologación de vehículos de carga y pasajeros por parte del MTOP.- Custodia celosamente el ingreso de todo tipo de automotores que circulan por nuestras calles y rutas en procura de obtener las mayores garantías en contra del informalismo y en busca de obtener trazabilidad para conocer el verdadero origen de los productos que se ofrezcan en plaza.- Ha trabajado codo con codo junto a fundaciones privadas y asociaciones de transportistas, en procura de elevar los niveles de seguridad de los vehículos para el transporte de niños y escolares, así como en legislar respecto a sistemas de retención infantil.-Capitulo aparte es el relacionado con los acuerdos internacionales ya suscriptos por Uruguay e internalizados en nuestro ordenamiento jurídico, los cuales prohíben expresamente la importación de unidades usadas y cuyo no cumplimiento implicaría incurrir en una falta importante a las responsabilidades asumidas por el país en el marco del bloque regional.- Entonces, la corriente es clara.- Y es fuerte.- Permitir el ingreso de vehículos usados al Uruguay desharía lo andado, contravendría el interés nacional y comprometería el futuro.- De ahí los reiterados esfuerzos de nuestra Asociación del Comercio Automotor del Uruguay en tratar de concientizar sobre lo que ello implicaría.- Y de ahí también que aquí estemos nuevamente tratando de echar la mayor cantidad de luz sobre el tema - sin perjuicio de las múltiples entrevistas que mantenemos semanalmente ante los diferentes estratos de la sociedad - para transmitir nuestra convicción y nuestra postura.- La idea a partir de hoy será la de compilar, desmenuzar y abundar en cada una de las razones que a nosotros ya nos han convencido, para que quienes las lean puedan hacer su   propia   composición  de   lugar   respecto   a   este   importante  tema.-

Obviamente para ello no alcanza con el espacio de un solo editorial, por lo que en los próximos domingos volveremos sobre el mismo tema.- Mientras tanto dejamos una reflexión para que vaya siendo analizada por quienes nos leen: ¿Porqué los pocos países en América Latina que en algún momento en el pasado permitieron la importación de unidades usadas a sus territorios, están legislando en sentido contrario?

 
El lema se inscribe en una banda blanca sobre un disco azul tachonado de estrellas, inscripto en un rombo amarillo y apoyado sobre un rectángulo verde de proporciones 7:10. Como seguramente la mayoría ya se dio cuenta, nos estamos refiriendo a la "verdeamarelha", la segunda bandera de la República de los Estados Unidos del Brasil, que data de 1889 y que con pequeñas variaciones derivó en la actual bandera de la República Federativa del Brasil. Estos y muchos otros detalles más del pabellón patrio de nuestros hermanos del norte, pueden constatarse fácilmente en diversas enciclopedias - incluyendo las de formato electrónico - como la que hemos consultado para dar inicio a nuestro tema de hoy.

directiva

Pero a lo que queremos referirnos en particular es a la frase que nos sirve de título y que según los datos disponibles se inspiró en el positivismo de Auguste Comte: "El amor por principio, el orden por base, el progreso como fin". Justamente todo lo que ha faltado en una reciente resolución del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, suspendiendo por el término de 60 días la inscripción para el otorgamiento de Cédulas de Identificación a vehículos de empresas de transporte profesional de cargas, bajo determinadas condiciones.

 

Al encender las luces del año, podríamos hacer foco en la dinámica que presentó el mercado automotor. En efecto, las ventas siguieron aumentando a lo largo de 2011, especialmente en el segmento de los vehículos para pasajeros.  El total de unidades nuevas vendidas, incluyendo autos, utilitarios, camiones y ómnibus, superó las 50.000, constituyéndose en un nuevo récord.

 

estatuto

Desde la perspectiva oficialista, se podría subrayar que esta dinámica es propia de una economía en constante desarrollo, estable y con perspectivas de crecimiento sólido. La mayor venta, explicada por un fortalecido poder adquisitivo de empresas y particulares, y un tipo de cambio favorable impactó en toda la cadena de actores asociados al mundo automotor.

 

La política tributaria del país respecto al sector automotor ha sido a nuestro juicio y hasta hace poco, por lo menos desajustada. Es más. En casos concretos, con señales realmente contradictorias.

 

logo

¿Cuál es el balance que como empresario realiza al terminar el año?

Indudablemente el 2010 ha sido un buen año para el sector automotriz, ya que luego de años de estar por debajo del promedio histórico, logró dar un importante salto. Sin embargo, queda mucho por crecer, si pensamos en tener un parque automotor moderno, seguro y más amigable con el medio ambiente. En esa dirección esta basada el accionar de ACAU.

Vemos con alegría que el Gobierno en temas vitales para el sector a consultado a nuestra Asociación, con un resultado favorables para todos. Pero también entendemos que debería ser más cercano este tipo de relacionamiento y en mayor cantidad de temas.

¿Cuáles son los desafíos que el sector deberá enfrentar en el 2011?

La expectativa indudablemente está en poder acompañar el desarrollo sostenido que se viene registrando en la región y que Uruguay recién comienza a acercarse. Por otro lado, el desafío de la Cámara está en poder participar junto a las autoridades de este desarrollo, colaborando con los años de experiencia acumulada por nuestros asociados, y de esa forma, también ir en dirección de un sistema de normas estables, certeras y con miras a los próximos años que den el marco de certeza que todos los agentes del sector reclaman.

 

vw_ch

¿Cuál es el balance que como empresario realiza al terminar el año?

El balance es netamente positivo, aunque muy influenciado por los aspectos cuantitativos y no tanto por los cualitativos. Dentro de los primeros está muy claro el aumento de los volúmenes en todos

los segmentos de mercado, aunque cuando se compara con la realidad de nuestros vecinos, ese aumento es relativo, ya que considerando los últimos años los números de nuestro mercado han perdido peso relativo con los mercados de Argentina y Brasil.

Dentro de los segundos sentimos que falta mucho por hacer y avanzar en conceptos que hoy son habituales en el mundo desarrollado: seguridad, cuidado del medio ambiente, eficiencia motriz,etc.

¿Cuáles son los desafíos que el sector deberá enfrentar en el 2011?

El primero es seguir desarrollando el mercado, alentando los volúmenes a comercializar, la utilización del financiamiento como motor de la demanda, el lograr que dispositivos de seguridad que hoy se encuentran en la gama alta, estén disponibles a un costo bajo en toda la oferta.

Por último, el sector debe tener reglas de juego claras en lo que se refiere a la prohibición de importación de usados, definir acuerdos bilaterales con países fabricantes de automóviles y camiones, mejorar la calidad de los combustibles y por último, trabajar para que la carga tributaria sobre las unidades 0km vaya alineándose a lo que es habitual en la región.

 

Johnny Lindner

Gerente General

 


Página 4 de 8