04 de Marzo de 2019 | Por ACAU
LOS MONOPATINES QUE LLEGARON ANTES DE LO ESPERADO
Grin, la compañía latinoamericana de monopatines eléctricos, comenzó su operación este verano en la ciudad de Montevideo, e inundó las calles de la ciudad con un medio novedoso que conquistó a muchas personas que enseguida se convirtieron en usuarios.

Seguramente cuando Martín Larre y Nicolás Mescia, cofundadores de Mono (el proyecto local de esta forma de movilidad urbana), estaban pensando en los monopatines eléctricos para comenzar a implementarlos en nuestra ciudad, jamás imaginaron que la alianza con un gigante como Grin, hiciera que ese sueño se convirtiera en realidad en apenas unos meses.

Si bien Martín Larre, Country Manager de Grin en Uruguay, contó que se acercaron a la IMM a presentar su proyecto antes de comenzar a operar, se encontraron con que no había regulación vigente que contemplara este tipo de medio de locomoción, y lo que hicieron fue tomar la normativa de las bicicletas.

Hace unos meses, cuando entrevistamos al director de Movilidad de Montevideo, Pablo Inthamousu, comentó que uno de los problemas que tenían en la rambla era que circulaba gente caminando y corriendo, en el mismo espacio donde lo hacían bicicletas. Hoy, se suma un nuevo integrante (sin mencionar ejemplos menos difundidos como las motocicletas de rueda ancha, que se ven cada vez más y están reguladas como ?juguetes?), y en un futuro seguro llegarán otros nuevos formatos.

Desde la Asociación del Comercio Automotor del Uruguay (ACAU), creemos que el exceso de regulación a veces es tan nocivo como la falta absoluta de ella. La movilidad en las ciudades más modernas, ya sean vehículos u ómnibus, así como la de un monopatín o bicicleta, apuntan a ser eléctricas y sustentables. Hacia allí vamos todos, y es el camino que tenemos que empezar a acompañar desde todos los sectores de la sociedad.













Montevideo es una ciudad pequeña, ahora con más bici sendas, con una rambla preciosa que invita a recorrerla en cualquier medio de locomoción y con un transporte público que ya ser por el precio o por prestaciones, no convence a los usuarios. Sería bueno tomar el ejemplo de la llegada de Grin, para comenzar a pensar y ?adelantarnos? con una regulación que contemple a todos los actores de hoy en día, y a los que como ya está pasando, lleguen antes de los esperado.